viernes, 1 de noviembre de 2013

Apoya la SEV a maestros que atacan a paristas; les permite faltar a clases


FERNANDO INÉS CARMONA

Orizaba, Ver.- La Secretaría de Educación en Veracruz (SEV), encubre a maestros que denostaron las protestas contra la reforma educativa, omite sancionarlos, según reclama el magisterio; en tanto, padres de familia de esta zona, se negaron a cubrir pagos de energía eléctrica en escuelas y exigen a la SEV responsabilizarse; el respaldo para que Juan Nicolás Callejas Arroyo coordine a la bancada del Revolucionario Institucional (PRI) en el Congreso Local, “demuestra la falta de voluntad del gobierno del estado con la disidencia sindical”, advirtieron.

De acuerdo a profesores que se acercan a La Jornada Veracruz, la SEV encubre a maestros –simpatizantes del sindicato– que aunque no participaron en las marchas y paros de labores en las escuelas, no se presentaron a trabajar, “incluso hasta dos semanas después que se reiniciaron las clases”, pero no se les aplica descuentos en sus pagos ni están bajo acoso administrativo.

Por estas causas, el grupo de docentes acusa que tanto los directores de las escuelas como los inspectores y supervisores escolares, “tienen la indicación de proteger a los maestros que durante el movimiento magisterial sirvieron para desacreditar las marchas”.

Dijeron que hay casos de maestros que respaldan a los dirigentes sindicales, “que acumularon 28 faltas consecutivas”, pero que en contra de ellos no se procedió administrativamente ni tampoco tuvieron descuentos en sus salarios. La justificación, explican, “es que los compañeros sirvieron de esquiroles y se apostaban en las afueras de las escuelas que fueron tomadas, para crear el divisionismo entre los padres de familia e intentar de derrocar el movimiento”.

Hay un caso concreto, según indican, en la escuela secundaria Mártires de Río Blanco, la dirección de la escuela dio los permisos correspondientes para que los maestros afines al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se dedicaran a calumniar el movimiento magisterial y de paso desacreditar a quienes participan el este.

Eso no es todo, “ahora ellos, que son la minoría, no son molestados en lo más mínimo mientras que aquellos que sí participamos en las marchas y en los paros de labores en las escuelas somos objeto de acciones agresivas de parte de la mayoría de los directores de las escuelas que han puesto marca personal en contra de los maestros. Hay situaciones extremas en las que incluso los directores entran al salón de clases, no a todos, a supervisar el trabajo de los docentes, pero únicamente de aquellos que participamos en el movimiento magisterial”, manifestaron.

Por otro lado dio a conocer que en la mayoría de las escuelas públicas en la zona centro del estado, los padres de familia rechazaron pagar los recibos que por consumo de energía eléctrica que ya envío la Comisión Federal de Electricidad (CFE), “tenemos conocimiento de que en las escuelas ya llegaron los recibos de CFE, algunos de 18, 16 o 10 mil pesos, pero lo que sabemos es que la delegación de la SEV, determinó absorber el pago por dos razones: primero, porque los padres de familia se niegan a cubrirlos y segundo, se pretende evitar mayores problemas. Es una estrategia para evitar que la irritación resurja entre los mismos padres de familia”.

Asimismo informaron que no se descarta que la misma Secretaría de Educación Pública (SEP), haya pedido a la CFE para que no envíe los recibos de consumo a las escuelas sino que lo haga a la Secretaria de Educación de cada estado para que se cubra y se contenga por el momento el problema que se avecina.

En el tema sindical, señalan que el gobierno estatal, “no cumple con sus compromisos. El sólo hecho de ratificar que Juan Nicolás Callejas Arroyo será el coordinador de la bancada del PRI en el Congreso del Estado, es una clara muestra de que en Veracruz no son escuchadas las voces disidentes de maestros que rechazan esa imposición”.

“No vemos voluntad para escuchar nuestros planteamientos, aun así, continúan; los edificios sindicales seguirán en poder de los maestros que integramos el Movimiento Magisterial hasta que logremos el derrocamiento de los caciques sindicales”, comentan.