jueves, 15 de octubre de 2009

Mitin en vivo por amlotv

AMLO: Oaxaca 14 oct 09















Fuente: Gobierno Legítimo

Audio: Plaza Publica 14 oct 09











Bájalo
AQUI


AMLOTV
Soberania Popular

Los de CFE no pueden con el paquete y quieren recontratarnos: electricistas




Aunque comamos frijoles todos los días, aguantaremos, afirman
Los de CFE no pueden con el paquete y quieren recontratarnos: electricistas
Estamos bien angustiados, nos cambiaron la vida, señala una empleada administrativa

Trabajadores de la subestación Tacuba, ubicada en avenida de las Granjas y calle Salónica,en la colonia Jardín Azpeitia, en defensa de su fuente de trabajoFoto Francisco Olvera
Fabiola Martínez y Patricia Muñoz

“¿Si somos tan chafas y huevones, por qué nos andan buscando con urgencia para recontratarnos?… ¡Quieren que ayudemos a los superrobots de la Comisión Federal de Electricidad a salir del atolladero!”, expresa un trabajador de construcción de Luz y Fuerza del Centro (LFC), con su recibo de pago semanal en mano por mil 464 pesos netos.

Los integrantes de esta área, la mayoría albañiles, carpinteros y operadores de maquinaria pesada, eran responsables de hacer excavaciones para parar postes en la zona centro del país, actividades que ahora realizarán empleados de la CFE.

Narran cómo era su día laboral antes del decreto presidencial que liquidó LFC y, sobre todo, la forma en que seguirán en lucha los trabajadores calificados en el diagnóstico del gobierno federal de improductivos y privilegiados. Aunque comamos frijoles todos los días, aguantaremos.

* * *

Fernando, de transportes y mantenimiento eléctrico, con 22 años de antigüedad, intenta ocultar su coraje. Dice que desde que entró a LFC no tiene registro de incapacidad médica o reporte negativo alguno y en promedio, menos de una falta por año. Ahora está despedido. Le faltaban ocho años para jubilarse y, pregunta, ¿por unos flojos o abusivos la pagamos todos? Éramos nosotros quienes hacíamos funcionar equipo viejo, caduco. Entonces, ¿por qué no revisaron expedientes?, ¿por qué nos echaron a todos en el mismo costal? Yo no me voy a recontratar, aunque me lo pidieran. Ellos y su empleo de CFE que chinguen a su madre.

* * *

Augusto, empleado de vigilancia en construcción, lleva cinco años en obra determinada por mil 600 pesos semanales. El sábado pasado, cuando entró la Policía Federal a las instalaciones de LFC, él estaba trabajando. “Nomás alcanzamos a agarrar la chamarra y pa’fuera. Ninguno de nosotros quedó adentro. Ahora se están trayendo a operar quesque especialistas de empresas particulares y a gente de la CFE. Pero ya quiero ver a uno de ésos bajando a cables subterráneos o manejando línea viva. Ahí sí van a decir: ‘tráiganse a los borrachitos de LFC’. Nosotros somos prole, gente de trabajo, no de escritorio ni aprietabotoncitos. No nos damos golpes de pecho, tenemos nuestros asegunes. Pero, entonces, que metan a las coladeras a los que toman cursos en Alemania, a ver si muy acá.”

* * *

Manuel, también de construcción, ganaba mil 600 pesos a la semana. A la primera pregunta, explica, con lujo de detalles, lo que ocurre actualmente con el suministro de energía eléctrica; lo que a su parecer son errores de los empleados de la CFE, de la saturación en los alimentadores y las fallas en todo el proceso para que la electricidad llegue a las casas. Por eso, dice, ahora están ofreciendo hasta 25 mil pesos para que vayamos a hacerles el trabajo. No nos van a vencer, aquí le entran las esposas, las familias. Si tenemos que comer frijoles todos los días, no le hace, pero nosotros resistimos. Lo que quieren es el negocio de la fibra óptica, comenta. Ahora sí nos necesitan, ¿verdad? Pero se les olvida que el sábado en la noche, de la manera más vil, nos mandaron al desempleo. Esta injusticia se resume muy fácil: nos dieron una pinche patada en el trasero.

* * *

En la esquina de Circuito Interior y Marina Nacional, cerca de las oficinas centrales de LFC volantean y muestran cartulinas quienes hasta el sábado en la noche eran empleadas administrativas. Una de ellas, Ángeles, dice que ya canceló su tarjeta de crédito y hasta regaló a su perro. Ya no tendré dinero ni tiempo para cuidarlo. Parece poca cosa, pero estamos bien angustiados. Nos acaban de cambiar la vida.

* * *

Mientras un compañeros les pide que multipliquen los quehaceres de resistencia y les habla de buscar opciones para subsistir, a Guadalupe, con 22 años de antigüedad –le faltaban dos y medio para jubilarse– se le rasan los ojos de lágrimas. Su hijo, de siete años, le preguntó anoche: mamita, ¿ahora qué vamos a hacer?

Demanda AMLO que Calderón explique por qué dejó sin empleo a 43 mil personas





Debe responder en debate público, sostiene el tabasqueño en gira por Oaxaca
Demanda AMLO que Calderón explique por qué dejó sin empleo a 43 mil personas
Empresarios que buscan apoderarse de la industria eléctrica, tras la decisión de cerrar LFC
Ciro Pérez Silva
Enviado

San Juan Mixtepec, Oax., 14 de octubre. Ahora que Felipe Calderón se dice defensor de los pobres, debe responder en un debate público: ¿cómo dejó en la calle, de un plumazo, a 43 mil trabajadores en plena crisis? y ¿por qué entregó contratos sin licitación por 2 mil 400 millones de dólares a la empresa Repsol para la extracción de gas en la cuenca de Burgos, y otro por 25 mil millones de dólares para servir de intermediario para comprar gas en Perú y traerlo al puerto de Manzanillo?, manifestó aquí Andrés Manuel López Obrador.

La intervención del gobierno usurpador en la empresa Luz y Fuerza del Centro es otra barbaridad de esta administración. ¡En qué cabeza cabe dejar en la calle de un plumazo a 43 mil trabajadores y en la incertidumbre a 10 mil jubilados en épocas tan difíciles para el pueblo, cuando hay más inseguridad y violencia en el país, insistió el tabasqueño.

Llamó a hombres y mujeres de buena fe de todo el país a sumarse a la marcha que tendrá lugar este jueves a las 16 horas, que partirá del Ángel de la Independencia hacia el Zócalo de la ciudad de México, para defender los intereses de los trabajadores de esa empresa y la generación y operación de la energía eléctrica, que es de todos los mexicanos.

Al continuar su visita a municipios que se rigen por usos y costumbres, López Obrador afirmó que detrás de la decisión que tomó el mequetrefe de Calderón está la orden de sus jefes que quieren quedarse por completo con la industria eléctrica del país; quieren que empresas extranjeras dominen el suministro de energía eléctrica, enfatizó.

Elías Ayub, entre los principales promotores de la privatización

Afirmó que el actual director de la Comisión Federal de Electricidad, Elías Ayub, quien de acuerdo con el decreto presidencial tendrá a su cargo el servicio que proporcionaba Luz y Fuerza del Centro, es uno de los principales promotores de la privatización del sector eléctrico, junto con Carlos Salinas y el propio Calderón, con quien tiene negocios y con quien autorizó ese contrato por 25 mil millones de dólares a Repsol. Sostuvo que es ese interés el que está detrás de la decisión de intervenir esa empresa.

“No hay que creer las mentiras que difunden los medios de comunicación, principalmente la radio y la televisión, porque no es cierto que la intervención se deba a una razón financiera o porque los trabajadores son ineficientes y tienen grandes beneficios. Un trabajador especializado de Luz y Fuerza tiene un ingreso de apenas 10 mil pesos mensuales; eso es lo que quisiéramos que ganaran todos los trabajadores.

La razón de este golpe no es lo que supuestamente se destina a los trabajadores, sino la gran corrupción que existe y que permite que grandes empresas o el gobierno no paguen el suministro de energía eléctrica. Por esto y por la ambición que tiene la mafia que gobierna al país de quedarse con todo el sector eléctrico es por lo que se adoptó una decisión que afecta a miles de mexicanos; los de esa mafia son voraces, no tienen llenadera, aseveró.

Advirtió que ante esas actitudes, los mexicanos no pueden esperar que las cosas cambien de arriba hacia abajo, porque a esa mafia y su gobierno no le interesa el destino del país ni el sufrimiento de los mexicanos. Debemos cambiar la vida pública del país por la vía pacífica, por la vía democrática, de abajo hacia arriba, apuntó.

Acompañado por los senadores Gabino Cué, de Convergencia, y Salomón Jara, del PRD, López Obrador visitó este jueves seis municipios de la región mixteca, en los que la demanda de mejorar los caminos volvió a ser constante. La víspera, el tabasqueño viajó durante 14 horas por un camino de terracería para llegar al municipio Santiago Amoltepec.

Llamó a los oaxaqueños a no perder la oportunidad de cambiar la situación de abandono en la que se encuentran, y a optar por un mejor gobernador en las elecciones del año próximo, diferente al ladrón y corrupto de Ulises Ruiz.

La mafia trama incrementar impuestos, advierte en Twitter

En su cuenta de Twitter, López Obrador advirtió que “la mafia, su gobierno y sus dos partidos, el PRIAN, aprovechando que la atención está en el SME, trama otro golpe: el aumento de impuestos”.

Condenó que el gobernador de Oaxaca (Ulises Ruiz), donde hay más pobreza, tiene un hospital de su propiedad en el Distrito Federal valuado en mil 500 millones de pesos. Y mientras, sostuvo, 70 por ciento de los 570 ayuntamientos de ese estado no tienen camino pavimentado a sus cabeceras municipales.

Desde las primeras horas de ayer, en la dirección electrónica www.twitter.com/lopezobrador_, aparecieron comentarios del tabasqueño sobre la situación nacional, como ofreció el martes pasado.

Con información de Alma E. Muñoz

Funcionarios de alto nivel, culpables de la situación financiera de LFC: Esparza




Los sucesivos gobiernos fueron los que colocaron a esos directivos, dice el líder del SME
Funcionarios de alto nivel, culpables de la situación financiera de LFC: Esparza
Por hambre no van a derrotar a este movimiento, afirma el dirigente al reunirse con la UNT
Patricia Muñoz y Fabiola Martínez

Los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas no son culpables de la situación financiera de Luz y Fuerza del Centro (LFC), porque no estaba en sus manos la administración de la empresa, sino de los directivos y funcionarios de alto nivel que cada gobierno ponía al frente de la paraestatal, dijo el dirigente del SME, Martín Esparza.

Señaló además que los apagones que se están registrando en diversas zonas del Distrito Federal y área conurbada son responsabilidad del director de la Comisión Federal de Electricidad, pues a los trabajadores de Luz y Fuerza del Centro los sacaron a empellones y con lujo de violencia de las instalaciones, y como ahora no pueden con el servicio quieren responsabilizarlos.

Esparza Flores auguró que incluso puede haber un colapso en el servicio eléctrico del centro del país, y no será por culpa de los trabajadores del SME.

Esparza fue entrevistado en una reunión de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), en la que diversas organizaciones sindicales, sociales y campesinas anunciaron que acompañarán a los electricistas en la marcha convocada para este jueves del Ángel de la Independencia al Zócalo, y refrendaron que darán su apoyo tanto económico como en especie para este gremio.

Calcularon que la marcha de hoy será más concurrida que la realizada por el SME el jueves 8 de octubre, ya que al amplio contingente de electricistas se sumarán sus familias y acudirán trabajadores de las divisiones foráneas, quienes avanzarán desde las carreteras que comunican a la capital con Morelos, Hidalgo, Puebla y el estado de México, así como la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), organizaciones estudiantiles y no gubernamentales.

En la UNT, el líder del SME planteó que por hambre, no van a derrotar al movimiento, ya que incluso la organización está planteando la posibilidad de vender sus edificios para solventar la resistencia.

Sobre las acusaciones que se han vertido respecto de apagones, dijo que el sindicato abrió una línea telefónica y han llegado infinidad de llamadas de colonias enteras que están sin luz. Ya el día de ayer hubo cierre de carreteras en Hidalgo y múltiples problemas de suministro en varias áreas de la zona conurbada.

El servicio eléctrico puede colapsarse

Dijo que esta situación se puede agudizar si no son reparadas las fallas, porque entonces se van contaminando otras unidades por sobrecarga del mismo sistema y esto puede colapsarse, ya que la mayor parte del equipo es obsoleto, tiene más de 50 años trabajando y no es fácil operar una empresa como ésta. Además, un electricista no se hace de la noche a la mañana, calcularon mal y puede generar un conflicto social de amplias proporciones por la falta de suministro, porque por ejemplo en Ceylán, un hospital de cardiología no tuvo el servicio ayer y todo tiende a que esto se va a complicar.

Agregó que ahora le quieren echar la culpa a los trabajadores, cuando no están operando las instalaciones, pues fueron sacados con lujo de violencia de sus centros de labores. También se ha querido obligar a algunos a colaborar para la Comisión Federal de Electricidad, porque está visto que no pueden y hasta los han querido sacar de sus domicilios para llevarlos a las estaciones y subestaciones, lo que violenta totalmente las garantías de los electricistas, expuso.

De la campaña para alentar a los sindicalizados a cobrar su liquidación, comentó que el secretario del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón, parece que está vendiendo tiempos compartidos, porque hasta ofrece mejores propuestas para quienes se apuren a la operación e incluso les promete que los apoyarán para su autoempleo en un changarro, lo que es una burla para los trabajadores.

Vamos a aguantar, esto es de resistencia. Hay mucha solidaridad de organizaciones nacionales e incluso internacionales, dijo el dirigente. Planteó que continuarán con su movilización y por lo pronto la marcha de este día será pacífica y ahí se va a plantear la creación de un frente nacional en defensa de las garantías individuales de todos los mexicanos.

Dijo incluso que organizaciones solidarias de América Latina y otras partes del mundo realizarán mitines en las embajadas de México en 34 países, también este día, en apoyo al Sindicato Mexicano de Electricistas

Calderón y Mein Kampf



Sallard
Calderón y Mein Kampf



No se requiere un estudio detallado para concluir que la propaganda del gobierno panista de Felipe Calderón está fuertemente influenciada por el libro Mi Lucha (Mein Kampf), de Adolfo Hitler, cuyo capítulo VI aborda los fundamentos de esa poderosa arma.

El texto del dictador alemán, a su vez, tiene el influjo de la obra escrita en 1895 por Gustave Le Bon: La muchedumbre: un estudio de la mente popular. En ella, la propaganda es descrita como una técnica racional, que se utiliza para controlar el comportamiento aparentemente irracional de las muchedumbres.

Hitler delineó la propaganda nazi bajo los siguientes parámetros:

“¿A quién debe dirigirse la propaganda? ¿A los intelectuales o a la masa menos instruida? ¡Debe dirigirse siempre y únicamente a la masa! (...) La tarea de la propaganda no consiste en instruir científicamente al individuo aislado, sino en atraer la atención de las masas sobre hechos y necesidades. (…) Toda propaganda debe ser popular, y situar su nivel en el límite de las facultades de asimilación del más corto de alcances de entre aquellos a quienes se dirige. (…) La facultad de asimilación de la masa es muy restringida, su entendimiento limitado; por el contrario, su falta de memoria es muy grande. Por lo tanto, toda propaganda eficaz debe limitarse a algunos puntos fuertes poco numerosos, e imponerlos a fuerza de fórmulas repetidas, por tanto tiempo como sea necesario, para que el último de los oyentes sea también capaz de captar la idea.»

Felipe Calderón sabe –como lo descubrió Hitler en su momento—que las grandes mentiras son mucho más creíbles que las pequeñas, pues la gente común y corriente cree, ingenuamente, que nadie se atreve a decir falsedades tan colosales. ¿Alguien recuerda al personaje que se presentó en campaña como El presidente del empleo?

En Mein Kampf, Hitler analizó el dilema del jabón, planteado en su momento por William Lever (1851-1925), el primero en vender este producto a través de costosísimas campañas publicitarias: ¿Anunciar una nueva marca de jabón destacando las cualidades de la competencia? Nada más absurdo. Lo mismo cree Calderón. Ninguna verdad favorable a sus enemigos.

Al tomar el poder los nazis, en 1933, Hitler estableció un ministerio de propaganda encabezado por Joseph Goebbels. Su meta era asegurar que el mensaje nazi fuera comunicado con éxito a través del arte, la música, el teatro, las películas, los libros, la radio, los materiales educativos, y la prensa. En unos pocos meses, el régimen destruyó la libertad de prensa alemana. Lo mismo ocurre en México. La punta de lanza es Televisa.

Durante las primeras semanas de 1933, el régimen nazi utilizó la radio, la prensa y el cine para avivar el temor de un “levantamiento comunista” pendiente y luego canalizó la ansiedad popular en medidas políticas que erradicaron las libertades civiles y la democracia. Aquí, la estratagema señaló a la izquierda, primero, y luego a la delincuencia organizada. Pero los resultados han sido similares.

El ministro de propaganda de Hitler, quien comenzó su carrera como periodista, escribió en su diario (14/03/1943) la siguiente reflexión sobre la pérdida de independencia de la prensa: “Todo hombre que aún conserve algo de honor tendrá cuidado de no convertirse en periodista”. En México, hoy, se registran más desapariciones y asesinatos de periodistas que en países con guerra civil declarada.

A Goebbels se le atribuye la premisa que todo régimen totalitario asume con vigor: Una gran mentira repetida sin cesar, llega a ser creíble. Fue lo que hizo Felipe Calderón. Todavía hoy, los fanáticos de derecha repiten el eslogan que le endilgó a su adversario de izquierda: Un peligro para México.

Los olvidos de Felipe El Rabioso




México SA príncipe contra dragones
Los olvidos de Felipe El Rabioso
¿Dónde estaba la junta de gobierno?
Carlos Fernández-Vega

Fábula:
Estaba el inquilino de Los Pinos duro y dale con aquello de que la extinción de Luz y Fuerza del Centro fue una decisión que se pospuso y pospuso no sólo durante años, durante décadas, cuando alguien de su círculo íntimo le dijo: espérate, Felipe, que tu también tienes tu historia. Pero estaba tan contento y realizado con sus amigochos de la tele y de la radio, que no escuchó la advertencia y siguió: “… con ese espíritu que antepone el interés de la nación, que el gobierno federal, a mi cargo, tomó la muy difícil, pero indispensable decisión de extinguir la empresa LFC el pasado domingo…. teníamos que resolver un problema, y un problema grave que había sido pospuesto durante mucho tiempo y que había llegado a niveles verdaderamente insostenibles en los últimos años… en la medida en que sepamos los mexicanos enfrentar y no evadir nuestros problemas, por muy difíciles y por muy costosas que sean las soluciones y sus consecuencias, en esa misma medida nuestro querido México será un país mejor”.

Y otra vez, jodón, el del círculo íntimo al oído: Felipe, bájale, que como secretario de Energía nada hiciste para anteponer el interés de la nación y enfrentar y no evadir los problemas de Luz y Fuerza del Centro, y menos como inquilino de Los Pinos, con todas las herramientas a la mano. Si como titular de la Sener supiste cuál era la situación y qué tan profunda era la bronca, ¿por qué no actuaste cuando, con Fox, presidías la junta de gobierno de LFC? Y, ya instalado en Los Pinos, con el expediente en la mano, ¿por qué tardaste casi tres años? Pero el aludido nada respondió, atrapado por el desinteresado aplauso de sus amigochos de la tele y la radio.

¡Ah!, qué fábulas tan bonitas. Pero más allá de los cuentos de valerosos cuan entrones príncipes carismáticos que destruyen feroces dragones de 45 mil cabezas, si fuera cierto lo que ayer dijo a los representantes de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión, entonces no cabe duda que seis años atrás Felipe Calderón tendría que haber renunciado a la Secretaría de Energía por posponer lo que otros habían pospuesto y no responder a los intereses de la nación. Ya como inquilino de Los Pinos, de inmediato debió resolver el problema que otros pospusieron y pospusieron. Tampoco fue así, y menos renunció: esperó casi un trienio para proceder, y sólo lo hizo en una coyuntura política para él desastrosa, con el barco a medio hundir, y nada más contra una de las partes del conflicto, olvidando que, por ley, Luz y Fuerza del Centro tenía una junta de gobierno, su máximo órgano de administración, que entre sus obligaciones tenía fijar las políticas administrativas y de organización que le permitan alcanzar una gestión eficiente, productiva, rentable y autosuficiente, acordes con las necesidades de los usuarios, en su ámbito de influencia. Lo anterior, sin perjuicio de las atribuciones que le confieren los distintos ordenamientos legales que resulten aplicables (artículo quinto del estatuto orgánico de LFC, vigente hasta el pasado 11 de octubre). Todo ello, en cumplimiento del programa sectorial en cuanto a la prestación del servicio público de energía eléctrica (ídem).

Además, entre otras atribuciones indelegables, la junta de gobierno de LFC establecía las políticas generales; definía las prioridades a las que deberá sujetarse el organismo relativas a producción, productividad, comercialización, finanzas, investigación, desarrollo tecnológico y administración general; aprobaba los programas y presupuestos del organismo, así como sus modificaciones, en los términos de la legislación aplicable; fijaba y ajustaba los precios de bienes y servicios que produzca o preste el organismo, con excepción de los de aquellos que se determinen por acuerdo del Ejecutivo federal, y aprobaba anualmente los estados financieros y autorizaba la publicación de los mismos.

Entonces, más allá del dragón de 45 mil cabezas y la mítica espada de Felipe El Rabioso, la primera que tendría que haber sido fulminada por no corregir los niveles verdaderamente insostenibles en LFC se llama Georgina Kessel, secretaria de Energía del calderonato y presidenta de la junta de gobierno de la paraestatal defenestrada, y de su mano el director general de Luz y Fuerza del Centro, Jorge Gutiérrez Vera, quienes pospusieron y pospusieron y no se animaron a anteponer el interés de la nación para resolver el entuerto. Junto a ese par, de tiempo atrás un ejército de funcionarios tendría que haber sido dado de baja. El artículo 6 del citado estatuto precisa: “la junta de gobierno (de LFC) se integra por el secretario de Energía, quien la presidirá, y por sendos representantes de las secretarías de Hacienda y Crédito Público; de Desarrollo Social; de Economía; de Medio Ambiente, Recursos Naturales, por conducto de la Comisión Nacional del Agua; asimismo, por el director general de la Comisión Federal de Electricidad, y tres representantes del sindicato titular del contrato colectivo de trabajo que rija las relaciones laborales en el organismo. La junta de gobierno designará a su secretario. Los integrantes de la junta de gobierno nombrarán a sus respectivos suplentes y en ausencia del secretario de Energía la junta de gobierno será presidida por el director general de la Comisión Federal de Electricidad… (además) el representante que al efecto nombre la Secretaría de la Función Pública, y su respectivo suplente”.

Todos ellos, dice Calderón, se doblegaron ante el dragón de las 45 mil cabezas. Sin embargo, como se constata, el SME sólo ocupaba tres sillas en la junta de gobierno, y el gobierno federal las siete restantes, pero –según el inquilino de Los Pinos– ese tercia de asientos se imponían a la operación de la empresa en el contrato colectivo, obligaban a la misma a ponderar en sus decisiones administrativas, más que las necesidades de los usuarios, las exigencias de los líderes sindicales. Entonces, con mayor razón, los pusilánimes representantes gubernamentales en LFC se ganaron a pulso el despido, pero se pospuso y pospuso.

Lo anterior se redondea con el artículo 7 del mismo estatuto: “la junta sesionará válidamente y sus decisiones serán obligatorias, cuando se reúnan la mayoría de sus integrantes. Las decisiones se tomarán por mayoría de votos y en caso de empate, el presidente (Georgina Kessel en este caso) tendrá voto de calidad…” Y el artículo 8 precisa: “la junta se reunirá una vez cada tres meses, cuando menos (…) Las resoluciones de la junta se tomarán por mayoría de los miembros presentes”.

Las rebanadas del pastel

Entonces, queda la duda: ¿los siete representantes del gobierno calderonista votaron a favor de los tres del SME, o cómo fue?

cfvmexico_sa@hotmail.com • mexicosa@infinitum.com.mx

Poder a CFE



Poder a CFE


Armando Reynoso, allegado a Alfredo Elías Ayub, director general de la CFE, dirigirá la nueva empresa

Marco Antonio Durán

Finalmente el gobierno decidió que no habrá una nueva empresa que sustituya a la extinta por decreto Luz y Fuerza del Centro (LyFC), sino que será la Comisión Federal de Electricidad (CFE) la que se encargará de asumir las funciones que tenia en el centro del país.

De acuerdo con Georgina Kessel, la CFE creara una nueva división que se encargará de administrar, producir y distribuir el servicio de energía eléctrica a todo el centro del país, o 42 municipios de los estados de México y Puebla, la Ciudad de México y parte de Hidalgo.

Al cargo de las operaciones estará Armando Reynoso, un hombre allegado a Alfredo Elías Ayub, actual director general de la CFE.

Trascendió que fue propuesto al presidente para ocupar el cargo de director de la “División Centro” y quien se encargará de hacer las funciones de director y administrador de los bienes requisitados por el gobierno a Luz y Fuerza del Centro (LyFC).

En otras palabras, CFE absorberá a LyFC, según el documento jurídico que se redacta por abogados para asumir esas facultades, y en la que se otorga capital propio, (100 por ciento estatal) pero sin autonomía.

Reynoso se desempeña como gerente de Distribución de la zona sureste de la CFE y será el responsable de dirigir lo que era Luz y Fuerza del Centro.

“Es una gente con mucha experiencia que ha venido trabajando en Comisión Federal de Electricidad por mucho tiempo y que conoce muy bien del sistema; porque el sistema de Luz y Fuerza del Centro es muy parecido al que se opera en la ciudad de Guadalajara”, señaló Kessel

Este cargo lo hará público el presidente de manera oficial en las próximas horas.

Confirmó que será la CFE va a operar el sistema de la ciudad de México y no habrá alternativa para otro organismo.

Audio: Carmen Aristegui 15 octubre 09



(Audio sin comerciales)





Bájalo AQUI


Audio Cortesia

AMLOTV
Soberania Popular

ENTREVISTA CON: “RAUL” - SME




luzyfuerza-15.jpg

ENTREVISTA CON: “RAUL”
CARGO: TRABAJADOR DE LA DESAPARECIDA LUZ Y FUERZA, CON 27 AÑOS DE SERVICIO PARA LA COMPAÑÍA. PERTENECÍA AL GRUPO DE DIBUJO QUE APOYABA A LOS INGENIERIEROS.
TEMA: LA PROBLEMÁTICA PARA LOS TRABAJADORES GENERADA POR LA DESAPARICIÓN DE LA PARAESTATAL.





Nomás al saliente Ulises




Astillero
Aparatosa, insuficiente y facciosa
Nomás al saliente Ulises
Ni tocar a Fox (y otros)
Julio Hernández López

Foto

Trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas se reunieron con estudiantes de la UNAM para acordar la participación de los universitarios en la marcha de hoyFoto Guillermo Sologuren

Frente al tamaño de lo sucedido en Oaxaca en 2006, la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió ayer una recomendación aparatosa, insuficiente y facciosa. Es cierto que en primera lectura resulta altamente plausible la decisión de los altos ministros de responsabilizar al gobernador Ulises Ruiz de las múltiples violaciones a derechos y garantías que se dieron en aquella entidad durante la histórica movilización popular de tres años atrás. Pero tal resolución, que carece de carácter obligatorio en sus términos (aunque tiene el valor ético y mediático que se le quiera reconocer a su fuente, la máxima instancia nacional de discernimiento jurídico), corre el riesgo de parecer un acto ruidoso, una especie de alharaca palaciega, autorizada por los mandos ejecutivos que suelen controlar las mayorías votantes de la Corte, para generar un vano entretenimiento público por fuera de lo que hoy es la máxima pifia política del calderonismo, o su máxima apuesta autoritaria, decidida a pasar por encima de lo que sea, la del conflicto con el Sindicato Mexicano de Electricistas.

No se duda ni por equivocación de las culpas del dictadorcillo oaxaqueño ni se pone en entredicho la sinceridad y congruencia de los ministros de la Corte que empujaron desde un principio la tesis de que las responsabilidades de la gran represión de 2006 iban más allá de algunos jefes policiacos menores, como lo sugería el proyecto de resolución presentado por el derechista y controlado ministro Mariano Azuela. Pero llama la atención que justamente ese segmento mayoritario de ministros, que suele obedecer las instrucciones de su fuente de inspiración que está en Los Pinos, hubiera ayer transitado con tanta suavidad el camino hacia el señalamiento de Ruiz como violador de derechos y garantías, en una súbita iluminación de criterios que devino en la crucifixión política de quien había sido aliado de Calderón y ahora se ha distanciado de él, tanto en razón del oponerse al paquete económico felipista como en función del apoyo abierto, con recursos públicos y privados, que ha dado a los proyectos expansionistas del priísmo que causaron la derrota mapacheril del PAN en los pasados comicios.

La decisión judicial de ayer tiene, además de ese tufo a medida distractora que acabará en la nada, pues no hay condiciones para que los congresos estatal o federal tumben al represor oaxaqueño, el sello de otra insuficiencia inocultable, el comportamiento faccioso que protegió al gran jefe electoral de 2006 y aplicado represor clasista, el vaquero Fox, que no fue tocado más que con el pétalo de algunas menciones críticas de ministros de la Corte, pero que finalmente resultó absuelto, al igual que sus funcionarios involucrados en el tema, Carlos Abascal, Eduardo Medina Mora y Genaro García Luna. Aun cuando la presencia de las fuerzas federales en Oaxaca fue causa de múltiples violaciones a los derechos humanos, las garantías constitucionales y la legalidad, los ministros decidieron ayer excluir de responsabilidad no sólo a esa plana mayor, sino incluso al coordinador de las fuerzas federales de apoyo y al jefe del Estado Mayor de la entonces Policía Federal Preventiva, Ardelio Vargas Fosado, ahora diputado federal y poderoso presidente de la comisión de la defensa nacional de esa cámara.

El sesgo partidista de protección a Fox, y la concentración de tibia metralla de salva en Ulises Ruiz, dejan esa resolución de la Corte en un plano que pareciera servir para revivir la oposición al mandatario oaxaqueño que está en la tentación de adelantar la postulación de su candidato a la sucesión ante el calentamiento del ambiente que han hecho Gabino Cué y López Obrador. También servirá la decisión de la Suprema para que los cortesanos mediáticos apuntalen sus análisis con la versión de que en México se vive una nueva etapa de poder, con un Calderón que impulsa golpes a monopolios y adversarios pesados, no sólo sindicatos izquierdosos sino también gobernadores incómodos. ¡Oh, sí, cuántos pantalones del lic. del Caldero Grande: ayer contra el SME, hoy contra Ulises de Salida! ¿Quién seguirá mañana (si es que hay mañana)?

Astillas

Bitácora eléctrica: Marcelo Ebrard, bien con la propuesta de una mesa de diálogo y el recuerdo de los derechos constitucionales de los trabajadores; Calderón precisó los términos del chantaje a los trabajadores pues, dijo,”para ser más claro, mientras más pronto pueda procesarse esta decisión (la de firmar la liquidación, nota de Astillero), más fácil y prioritaria será la reincorporación a la vida laboral para aquel trabajador que así lo desee” y también se diagnosticó con absoluta tranquilidad de conciencia; Martín Esparza siguió picando piedra con legisladores federales, y los cheques de liquidación fueron cobrados por pocos trabajadores y en medio de gran desorden administrativo y técnico; por último, los apagones y el enojo social por tanto desbarajuste inducido continuaban ayer... Eliezer Rodríguez, desde el código postal 02060, pregunta: La colonia donde vivo se llama Sindicato Mexicano de Electricistas; si desaparece el sindicato ¿cómo se llamará ahora?... Víctor Betancourt reporta que en Radio Ibero, 90.9 de FM, fue transmitida la opinión del doctor Alberto Montoya, especialista en estudios estratégicos de la Universidad Iberoamericana: sostuvo, invitando a revisar la Constitución, que los argumentos de Calderón para el cierre de LFC no se sostienen, que son puras mentiras. Mostró que lo de los recursos que, según Calderón, iban al pago de salarios y pensiones, es falso. Y describió las transas con el gas que México importa a la CFE (para la producción de energía), a través de Repsol y que la CFE vende a Luz y Fuerza a un precio elevado... Y, mientras ha saltado de nuevo al foro el desinflado Guanito para meter ruido, ahora con su nueva telenovela de que siempre sí quiere regresar a la jefatura delegacional de Iztapalapa, ¡hasta mañana, luego de que hoy por la tarde caminemos del Ángel al Zócalo!

Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx

Tres días de espera




Tres días de espera


Sindicalizados inician la recolección de firmas para los amparos y mantienen acciones de protesta, como el volanteo contra el decretazo

Lydiette Carrión

Los miembros del extinto Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) se arremolinan, por tercer día consecutivo alrededor de las oficinas de su sindicato, en Insurgentes, y el volanteo que, por momentos toma el carácter mitin, llega hasta el viejo auditorio del sindicato.

Los medios anuncian que el dirigente del SME, Martín Esparza, reitera la acusación que se hiciera desde el día anterior: “ya tenemos el caso de un trabajador al que se lo quisieron llevar”. Incluso, dice, les están ofreciendo 24 mil pesos por el trabajo.

Un grupo de esmeítas motorizados detiene el tráfico en Insurgentes, otra vez, desde que inició el día. Desde la mañana, los medios de comunicación anuncian el inicio del proceso de liquidaciones de los agremiados. Para ello se han colocado stands en diferentes puntos estratégicos de la ciudad. Los medios reportan una afluencia moderada y la presencia de varios miembros que se manifiestan y exigen a sus compañeros a no aceptar la liquidación. La Secretaría de Energía, mientras tanto, ha enviado cartas personalizadas a los agremiados, para explicar el porqué del cierre de la paraestatal.

Todos, en la calle, hablan apasionados, enojados, discuten en círculos de cuatro o cinco personas. Un bolero de zapatos coloca una cartulina: “En solidaridad con el SME, precio especial a sindicalizados”. Los infaltables de las marchas y las manifestaciones están presentes: raspados, cacahuates, chicharrones.

En el lobby del viejo auditorio del SME (ese que fue escenario de múltiples eventos de lucha social a lo largo de décadas) se encuentran las mesas para tramitar el amparo individual. Una cartulina advierte: “C. activos y jubilados. Pasa a firmar tu amparo. Traer copias de tus credenciales IFE, SME y último cheque”.

En una mesa, cinco o seis personas atienden a los agremiados. Mientras, en el auditorio, algunos llegan a sentarse o a descansar. Muchos leen periódicos.

Algunos de ellos acceden a platicar. “La mayoría vamos a firmar el amparo. Los que no, sus razones tendrán”, dice un hombre de unos 60 años.

Luego asegura que los de la Comisión Federal de Electricidad no pueden operar la maquinaria. “Es distinto”, dice.

– ¿Por qué?

– En la CFE, la mayor parte del cableado es aéreo. Aquí no. Casi todo está bajo tierra. Además –añade–, aquí se maneja un sistema centralizado. Allá no.

Y relatan sus aventuras durante los tres días de movilizaciones. En el metro, explican, es difícil volantear, porque los de seguridad los sacan. “Por qué no sacan a los que venden cedés (SIC)”, cuestionan.

Uno de ellos se lamenta. Diez, 15 años esperando a entrar al sindicato. Y ahora ya no existe, dice.

Audio: Detras de la Noticia 15 octubre 09








Bájalo
AQUI

AMLOTV
Soberania Popular

Entrevista con Ing. Francisco Hernández Juárez




franciscohernandezjuarez-15.jpg

ENTREVISTA CON: ING. FRANCISCO HERNÁNDEZ JUÁREZ.
CARGO: PRESIDENTE COLEGIADO DE LA UNIÓN NACIONAL DE TRABAJADORES (UNT) Y LÍDER DEL SINDICATO DE LOS TELEFONISTAS DE LA REPÚBLICA MEXICANA.
TEMA: DISOLUCIÓN DE LUZ Y FUERZA DEL CENTRO Y DEL SINDICATO MEXICANO DE ELECTRICISTAS.



Atroz, ocupar con fuerzas federales sedes de Luz y Fuerza, señalan sindicatos de EU




Reagan, un tigrito en comparación con Calderón, acusan; se solidarizan con el SME
Atroz, ocupar con fuerzas federales sedes de Luz y Fuerza, señalan sindicatos de EU

Foto

Trabajadores en la sucursal de Luz y Fuerza del Centro en la colonia Doctores, luego de que se anunció que ayer comenzaría el pago de finiquitosFoto Marco Peláez
David Brooks
Corresponsal
Nueva York, 14 octubre. Sindicatos nacionales estadunidenses y la central obrera AFL-CIO denunciaron hoy que las acciones del gobierno de Felipe Calderón contra el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) son un intento de romper a un gremio, una severa violación de derechos laborales y parte de una iniciativa para privatizar el sector eléctrico.

Leo Gerard, presidente internacional de United Steelworkers, el poderoso sindicato nacional siderúrgico de Estados Unidos, declaró que fue un acto atroz del gobierno mexicano emplear fuerzas federales para tomar el control de la empresa pública, despidiendo a los trabajadores y efectivamente desbandando así su sindicato.

Agregó que “esta acción es parecida a otras tomadas contra el sindicato minero y ofrece mayores pruebas de la agenda antitrabajadores y antisindical del gobierno y su política de tierra arrasada contra los sindicatos democráticos e independientes”.

Agregó Gerard: nos proclamamos en solidaridad con nuestros hermanos y hermanas en estos sindicatos y llamamos a que el gobierno revierta esta decisión y resguarde los derechos internacionalmente reconocidos de libertad de asociación y la negociación del contrato colectivo.

En un comunicado, el sindicato siderúrgico considera que el anuncio oficial de desaparecer Luz y Fuerza del Centro (LFC) y la liquidación de los trabajadores tras tomar por asalto plantas de la empresa con policía federales es un intento del gobierno de eliminar al SME, crítico frecuente de las políticas de Calderón.

Afirma que parece que al tomar el control de Luz y Fuerza el gobierno trama fusionar sus instalaciones con las de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y venderlas a una empresa privada.

La central AFL-CIO, conformada por 57 sindicatos nacionales con 11.5 millones de agremiados, también denunció la medida.

Stan Gacek, director asociado del departamento internacional de esa central, declaró a La Jornada que la AFL-CIO repudia esa forma tremenda de romper un sindicato, y señaló que se parece mucho en esencia a las acciones emprendidas contra el sindicato minero mexicano.

La agrupación solicita que se revierta la decisión de Calderón, se dé fin a la ocupación de las instalaciones y se emprendan negociaciones de buena fe.

La AFL-CIO, afirmó Gacek, ha observado la acción unilateral para eliminar LFC, la ocupación de las plantas por fuerzas federales y el despido masivo de los trabajadores, y considera que con el plan para fusionarla con la CFE se tiene el propósito de vender toda la operación a una empresa privada.

Por tanto, abundó, se interpreta que al eliminar al SME se supera uno de los obstáculos para tal propósito, ya que ha sido una fuerza contraria a la privatización.

Gacek subrayó que la AFL-CIO declara su plena solidaridad con el SME, al igual que con el sindicato minero, y demanda el fin de la represión contra estos gremios y las violaciones de los derechos sindicales.

Por su parte, el sindicato de empresas de servicios públicos (incluye a los electricistas de plantas de generación y distribución) de Estados Unidos –Utility Workers Union of America– también condenó las acciones.

Carl Wood, director nacional para asuntos gubernamentales y de regulación de ese sindicato, afirmó en entrevista con La Jornada que no sólo emitirán declaraciones de apoyo, sino trabajan con otras organizaciones para responder con acciones a la maniobra del gobierno de Calderón, que hace que en comparación Ronald Reagan (el presidente más antisindicalista en tiempos modernos) se vea sólo como un tigrito, ya que (en México) se enviaron hasta tropas.

Destacó: no es un precedente que podamos permitir (...) estamos en lucha constante contra la desregulación aquí, y el SME, por su lado, contra la privatización, lo cual es esencialmente el mismo tema. Si ellos pierden esa lucha, los trabajadores en México estarán enfrentando a las mismas empresas estadunidenses con las que batallamos aquí.

Padecen ex trabajadores y usuarios




Padecen ex trabajadores y usuarios


La situación económica de algunos los lleva a pedir informes sobre el dinero que les corresponde; consumidores, impedidos a realizar trámites, como reconexión

Marco Antonio Martínez

Ayer fue el Día Uno para el pago de indemnizaciones para los ex trabajadores de la extinta compañía de Luz y Fuerza del Centro (LyFC).

Mientras en el terreno de los dimes y diretes entre el gobierno y el Sindicato Mexicano de Electricistas se libra una batalla para justificar lo necesario de acabar con LyFC y lo injusto que es dejar sin empleo a 60 mil personas, hay otras historias de perjudicados por esa decisión.

Es el caso de Omar Labra, quien ayer asistió a la sucursal Aragón de la extinta compañía, para acompañar a su papá a pedir informes sobre el pago de indemnizaciones. No es fácil hacerlo.

Afuera, sobre la avenida San Juan de Aragón, en la delegación Gustavo A. Madero, apostados sobre el primer carril de circulación y la banqueta, ayer estuvieron decenas de trabajadores con pancartas, organizados para gritar consignas, entregar volantes, pintar microbuses con pintas como “Apoyos al SME”.

Cada trabajador dispuesto a pedir informes es recibido por sus compañeros con gritos de “¡No te vendas compañero!”, “¡ten dignidad!”. El papá de Omar no es la excepción.

Pero su hijo presiente que la decisión del gobierno no tiene vuelta atrás. Y tiene más presente que su papá debe arreglar lo más pronto su liquidación. Debe conseguir dinero para mantener a los cinco hijos fruto de dos matrimonios. Incluso, si la liquidación no le alcanza, se irá a juicio con su ex mujer, para pedir que ya no le dé pensión a uno de sus hijos, ya mayores de edad.

Entrevistado por El Periódico, Omar es pesimista. “Es una madre lo que le están dando”.

Él mismo está preocupado por su situación. Pero es soltero, y sus necesidades son menores. Lamenta el decretazo, cuando esa misma semana en LyFC había trabajado horas extras todos los días.

Niega el lugar común de quienes aplauden la decisión. “Muchos dicen que éramos unos pinches huevones, me cae que no”.

Otro afectado es César Rancino. Él no es trabajador, pero le preocupa el corte de energía en la casa de su hijo, usuario, quien no había pagado el recibo de luz. En esa situación apareció el conflicto. Ahora lleva cinco días sin energía eléctrica, y fue a la sucursal a pedir se la reinstalen, pero nadie le resuelve algo.

Ni siquiera están las camionetas con trabajadores, siempre dispuestos a ayudar a cambio de algo para el refresco.

“Nosotros no tenemos nada que ver”, lamenta, mientras espera una solución.

El dato

-33 meses de sueldo por concepto de indemnización, recibirán en promedio los trabajadores de Luz y Fuerza que acudan antes del 14 de noviembre.

-Además, tendrán prioridad para ser recontratados, prometió el secretario del Trabajo, Javier Lozano.

Suspenden Feria del libro

El gobierno del DF anunció que van a retirar la Feria del Libro en el Zócalo, debido al elevado número de asistentes que podrían acudir a la marcha convocada por el SME, la cual será reabierta al público el próximo lunes, que permanecerá abierta hasta el sábado 24 de octubre.

La instalación de la feria tuvo un costo de 5 millones de pesos, gasto compartido entre la Secretaría de Cultura local y la Cámara Nacional de la Industria Editorial.

La Secretaría de Cultura mantiene negociaciones con las distintas editoriales para que los 238 stands se retiren y reinstalen sin costos adicionales.

Número

16:00 horas iniciará la marcha del SME del Ángel de la Independencia al Zócalo

En LFC, salario promedio de $6 mil




Administraciones de LFC toleraron la baja calidad del servicio
Ir contra otros gremios sería autoritarismo, aduce Lozano
Liquidaciones: trabajador de base, $300 mil; de confianza, más de un millón

Foto

Expresiones del secretario del Trabajo, Javier Lozano, durante una conferencia en las oficinas de CFE de la colonia CuauhtémocFoto José Antonio López
Patricia Muñoz y Fabiola Martínez

Tras precisar que los trabajadores de base del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) tendrán en promedio una liquidación de 305 mil pesos y los de confianza un millón 300 mil o un millón 800 mil –si cobran antes del 14 de noviembre–, el secretario del Trabajo, Javier Lozano, aseguró que fueron las administraciones de Luz y Fuerza del Centro (LFC) las que concedieron, negociaron y toleraron falta de niveles y baja calidad y eficiencia del servicio.

En una conferencia de prensa inicialmente programada para dar a conocer los pormenores del proceso de liquidación a los trabajadores del SME, el funcionario fue cuestionado sobre por qué si se habla de excesos y privilegios de este gremio, no se mide igual a otras organizaciones sindicales como la de los petroleros, que tienen más prebendas.

Lozano reconoció que hay una serie de reclamos para que se actúe contra otros sindicatos y otros líderes gremiales, pero dijo que ello no se hará porque sería caer en tentaciones autoritarias.

–Usted habla de que el SME hacía peticiones millonarias en cada revisión contractual y salarial, pero también las hacen otros sindicatos, como el petrolero que lidera Carlos Romero Deschamps. ¿Contra ellos también se actuará?

–Hay que ver cuál es su aportación a la productividad y a la economía nacional…

El funcionario defendió además que el gobierno federal no va a medir igual a todos los sindicatos, porque no se puede hacer tabla rasa, e incluso anotó que hay que ver cuál es el costo-beneficio de cada gremio, de cada organización. Dijo que a LFC se le había querido liquidar desde otros sexenios y no se había logrado hacerlo.

Acerca del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), que tiene el contrato colectivo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), liderado por Víctor Fuentes –quien quedó al frente de la organización a la muerte de su tío Leonardo Rodríguez Alcaine–, el secretario Lozano aseguró que esta organización sí ha demostrado una enorme capacidad para ponerse de acuerdo con su administración.

En cuanto al proceso de liquidación, explicó que los trabajadores de base en promedio van a cobrar 305 mil pesos por finiquito o 435 mil pesos con la compensación incluida, si tramitan su pago antes del 14 de noviembre. En tanto, para los empleados de confianza, la liquidación será de un millón 300 mil pesos o un millón 800 mil, si apuran el proceso este mes.

Esto es porque el salario promedio de los trabajadores del SME es de 220 pesos diarios, es decir, 6 mil 600 pesos mensuales. Incluso, según cifras del sindicato, casi 20 mil trabajadores están debajo de ese promedio.

Otras categorías de trabajadores, como los transitorios, perciben 152 pesos diarios; la mayoría de oficinistas –depende del nivel– gana entre 180 y 260 pesos; un calculista de inspección obtiene 192.41 pesos; auxiliares, entre 109 y 139, y entre los más altos está el operador de subestación, que percibe 311 pesos al día.

Acompañado en esta conferencia de prensa por el director corporativo del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, Héctor Orozco, y el subsecretario del Trabajo, Alvaro Castro, Lozano explicó que los trabajadores del SME tienen un plazo de hasta dos años para cobrar liquidaciones a partir de la emisión del laudo de terminación de las relaciones colectivas de trabajo por parte de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, el próximo 30 de octubre.

Los funcionarios dijeron no tener el dato de con cuánto se va a liquidar al director de LFC, y tampoco señalaron los montos que se otorgarán a los altos mandos de la paraestatal, pero mencionaron que sí recibirán finiquito.

El secretario explicó que el plazo límite para recibir la compensación adicional es el 14 de noviembre, y confirmó que efectivamente, los que acudan primero a las oficinas de Luz y Fuerza del Centro por su liquidación, tendrán derecho de preferencia para ser recontratados por la Comisión Federal de Electricidad.

Según Javier Lozano Alarcón, los 44 mil trabajadores del sindicato que serán liquidados impactarán muy poco en la tasa de desocupación.

Por último, comentó que no acudió ante comisiones de la Cámara de Diputados porque nunca fui invitado a comparecer, y negó que él tenga algún interés en el negocio de fibra óptica, en que se ha mencionado a ex secretarios de Energía como Fernando Canales Clariond y Ernesto Martens: El león cree que todos son de su condición; no tengo ningún interés en este tema y es falso que tenga una consultoría en la materia.

Irritación social por los apagones


Pobladores de Ocoyoacac, estado de México, bloquearon durante dos horas la autopista México-Toluca en protesta por la falta de energía eléctrica desde el domingo. El cierre se produjo a la altura de la laguna de Salazar, por La Marquesa, y provocó un asentamiento vehicular de más de 18 kilómetros. En el Distrito Federal, 72 colonias de 12 delegaciones padecieron interrupciones en el fluido, lo que también generó problemas en el suministro de agua potable en unidades habitacionales Foto Mario Vázquez de la Torre

Videos revelan cómo PF tomó LyFC



http://www.youtube.com/watch?v=qzHfijwXgEQ

¿La guerra?

Sergio Aguayo Quezada saguayo@colmex.mx
Reforma 14 de octubre de 2009


De entre la selva de adjetivos, alcanzan a distinguirse tres perfiles del conflicto: el ataque de Felipe Calderón al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) es lógico pero contradictorio; la mayor parte de la izquierda lo interpreta como una declaración de guerra; y son evidentes las paradojas y limitaciones de las partes.

En su discurso del domingo por la noche, Calderón parecía el fiscal que recitaba los errores y excesos de un peligroso asesino serial. Fue sólido su argumento sobre la urgencia de enfrentar la sangría causada por Luz y Fuerza (LyF) a las finanzas públicas, y cierto que el SME no podría presentarse en algún concurso de transparencia, eficiencia y honestidad. Sin embargo, fue mañosamente parcial que el Presidente callara la responsabilidad de la empresa y la hemorragia causada por los privilegios de la alta burocracia, los "regímenes especiales" que engordan las ganancias de los grandes empresarios y las arcas repletas de los sindicatos "amigos" del PAN y del PRI.

A Calderón también le faltó un programa que ubicara la desaparición de la empresa como parte de una limpieza a fondo del mugrero gubernamental. El cortoplacismo del mensaje presidencial se advirtió en una flagrante contradicción: se comprometió a "corregir las ineficiencias y los gastos excesivos en el propio Gobierno", cuando líneas antes había anunciado una indemnización generosísima que carece de racionalidad económica y que sólo se comprende como parte de un esfuerzo por ahogar las protestas en dinero público.

En el polo opuesto se encuentra el SME, un fiel espejo de nuestras izquierdas. Su historia confirma que, con algunas excepciones, cuando ocupan posiciones de poder no pueden o quieren impulsar prácticas modernizadoras que tomen en cuenta otros derechos. Hay tal "embrujo", tanto con los puestos como con los presupuestos, que se olvidan los principios y los programas. ¿Por qué será tan difícil conciliar el derecho de los trabajadores a buenos salarios y prestaciones, con el derecho de los usuarios a ser atendidos adecuadamente?

El conflicto que vivimos demuestra lo anterior. Abundan los pronunciamientos descalificando a Calderón y el neoliberalismo y pidiendo solidaridad para el sindicato. En ninguno de esos textos, o en los comunicados del SME, se hace un reconocimiento al maltrato padecido por los consumidores. Según cifras de la Procuraduría Federal del Consumidor, entre el 2003 y septiembre del 2009, Luz y Fuerza del Centro siempre ha estado entre las cinco empresas que más violan los derechos del consumidor (los otros cuatro son Telmex y Telcel, Elektra y la Comisión Federal de Electricidad).

Esto me lleva a establecer una similitud. Ni la izquierda tiene una propuesta que armonice diferentes derechos como parte de un programa de relación con una sociedad diversa, ni la derecha calderonista puede presumir de un plan integral de combate a la corrupción y los privilegios.

El futuro del conflicto plantea interrogantes asociadas con la historia de los antagonistas. Es normal que reaparezcan las viejas heridas porque es añeja la fractura entre izquierda y derecha, y porque todavía son recientes las heridas causadas por el proceso electoral del 2006. Por otro lado, es clara la debilidad de ambos. El gobierno se lanzó contra el SME con otros frentes abiertos. Sus opciones serían reforzar o deteriorar, según lo que pase con las izquierdas.

Al día de hoy no está claro si todas las dirigencias de las izquierdas movilizarán a sus bases sociales para respaldar a la élite sindical. Tampoco sabemos si los heterogéneos movimientos sociales del campo y la ciudad corresponderán a la solidaridad que siempre recibieron del SME. En la marcha de este jueves podremos medir el ánimo y las fuerzas. En tanto llega ese día, adelanto dos últimos comentarios: ojalá que se exorcice el reduccionismo que equipara a todas las izquierdas con Andrés Manuel López Obrador y que no olvidemos la geopolítica, porque los enfrentamientos tendrán como escenario la capital, un espacio geográfico dominado por la izquierda.

Mientras tanto, el PRI observa y medita sobre qué hacer sentado en el sillón de los pragmáticos. Otro ingrediente para la incertidumbre sobre el futuro. No sé si estamos en los prolegómenos de una guerra abierta entre derecha e izquierda. Tengo claro que sería irresponsable no autocuestionarlo.

La Miscelánea

Siguen vivos los espacios para la reflexión. Este miércoles 14 de octubre a las 12 del día en El Colegio de México (Camino al Ajusco 20), Cuauhtémoc Cárdenas inicia el ciclo de conferencias: "¿A dónde va la izquierda?", organizado por la Asociación de Académicos Daniel Cosío Villegas. Continuará en las próximas semanas con las exposiciones de Jesús Ortega, Marcelo Ebrard, Porfirio Muñoz Ledo, Amalia García y Andrés Manuel López Obrador. Para mayores informes www.colmex.mx Colaboraron Alberto Serdán Rosales y Laura Ruiz Castro.


* * * * *

El peso del apellido Obama





El peso del apellido Obama
J. JESúS ESQUIVEL

WASHINGTON, 14 de octubre (apro).- Las obsesiones de seguridad en los edificios federales de la capital estadunidense no tienen mejor ejemplo que el ingreso a la Casa Blanca, pero en ocasiones esos protocolos tan minuciosos se pueden eludir, sobre todo si el visitante se apellida Obama, aunque primero deba pasar el trago amargo de la certificación de los agentes del Servicio Secreto.

El martes pasado, en la puerta ubicada en el 1600 de la avenida Pensilvania, que sirve de acceso para la prensa y público en general que tienen una cita con un funcionario de la Casa Blanca, pero no con el Presidente –por lo menos no los que llegan a pie, porque justo al lado de esa puerta se encuentra la reja por donde ingresan las limusinas de los dignatarios extranjeros y los lujosos automóviles de los legisladores estadunidenses que buscan entrevistarse con el Ejecutivo--, ocurrió un incidente que demuestra que el peso de un apellido puede estar por encima de cualquier protocolo de seguridad.

Robert Gibbs, vocero del presidente Barack Obama, decidió pasar de la 13:45 horas a las 14:00 (hora local) su rueda de prensa cotidiana de ese martes 13 de octubre, debido a que el presidente extendió más de lo previsto la sesión de fotografías en la Oficina Oval con el jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Afuera, en la puerta de entrada para la prensa, había una fila inusual de reporteros sin acreditación ante la Casa Blanca, esperando la aprobación del Servicio Secreto para poder entrar a la conferencia de prensa de Gibbs.

Al frente de esa fila se encontraba una mujer de raza negra, de entre unos 35 a 40 años de edad, quien por medio del interfón se comunicaba con el agente del Servicio Secreto que debía aprobar su ingreso.

--¿Qué desea? –preguntó el agente.

--Tengo una cita.

--¿Con quién?

--Tengo una cita --contestó la señora sin dar más explicación.

Extrañado y molesto, el agente arremetió:

--¿Apellido?

--Obama.

--¿Apellido?

--Obama --dijo por segunda ocasión la mujer, provocando la risa espontánea de los reporteros que estaban atrás de ella, quienes asumían se trataba de una impostora que quería llamar la atención.

--Señora, por favor, su apellido --insistió el agente del Servicio Secreto desde la caseta donde se encuentra el arco detector de metales por el que todo visitante debe pasar.

--Obama --respondió por tercera ocasión la señora.

Molesto por la terquedad de la mujer en decir que se apellidaba Obama, el agente volvió a preguntar en tono de amenaza.

--Señora, ¿cómo se apellida?

--Obama. Soy familiar del presidente --respondió con enfado la señora que vestía un pantalón de mezclilla y una gabardina gris.

El agente, incrédulo y molesto, decidió salir de la caseta para interrogar frente a frente a la señora que se atrevió a decir que era familiar de Barack Obama, lo que causó aún más la burla de los reporteros que la escucharon.

Frente a ella y sólo la reja de por medio, la mujer con toda la calma del mundo puso frente al rostro del agente su pasaporte emitido por el gobierno de Kenia.

Confundido, el agente le arrebató el documento y se metió a la caseta de seguridad para cotejar los datos de las personas que tenían cita ese día con alguien de la Casa Blanca.

En menos de un minuto el agente, perplejo, respondió por el interfón:

"Señora, se equivocó de puerta, esta no es la entrada de los invitados especiales", y en ese mismo instante salieron a la reja tres agentes del Servicio Secreto, quienes con la mayor amabilidad del mundo hicieron pasar a la mujer a la Casa Blanca, sin tener que someterse a la máquina de detección de metales.

Los reporteros que atestiguaron el incidente se preguntaron si sería ¿prima?, ¿tía? o ¿hermana? del presidente de Estados Unidos. Nadie les dio respuesta, la señora tenía una "cita privada" en la mansión de la Casa Blanca.

Barack Obama en su libro Sueños de mi padre, relata que en Kenia tiene una familia bastante numerosa, compuesta de medios hermanos, primos, primas, tíos, tías, sobrinos, sobrinas y un largo etcétera.