viernes, 16 de octubre de 2009

Video: Martin Esparza en el Zócalo 15 oct 09






Audio Martin Esparza



Cobertura AMLOTV

AMLOTV
Soberania Popular

Audio: Carmen Aristegui 16 octubre 09



(Audio sin comerciales)





Bájalo AQUI

Audio Cortesia

AMLOTV
Soberania Popular

Sin acuerdos y con posturas irreductibles termina reunión SEGOB-SME


sme9

Sin acuerdos y con posturas irreductibles termina reunión SEGOB-SME

Ciudad de México, 16 de Octubre.- El gobierno federal manifestó que el decreto de la extinción de la compañía de Luz y Fuerza del Centro, es irreversible, mientra que los electricistas afirmaron que el decreto es inconstitucional, por lo que preparan los amparos porque el contrato colectivo de trabajo está vigente.

Después de más de seis horas de reunión, y luego de varios conatos de bronca entre los guardianes del orden de la Secretaría de Gobernación, por intentar obstruir la labor informativa, ambas partes concluyeron en continuar con la mesa de diálogo instalada, y esperar un nuevo llamado del secretario de Gobernación Fernando Gómez Mont, para volver a reunirse.

La mesa de negociación la instaló el titular de la dependencia, Fernando Gómez Mont, y después instruyó al subsecretario de gobierno, Gerónimo Gutiérrez, para dar seguimiento a los acuerdos.
Al término del encuentro, la SEGOB emitió un comunicado, en el que precisa su posicionamiento en cuatro puntos: primero se establece la plena legalidad y vigencia de del decreto por el cual se extingue el organismo descentralizado de Luz y Fuerza del Centro, decisión que es irreversible.

El objetivo de la mesa de diálogo es explorar posibles mecanismos de reinserción hacia nuevas actividades laborales y productivas, para los trabajadores de la extinta luz y Fuerza del Centro, así como asegurar el respeto a los derechos de los trabajadores jubilados.

El tercer punto, cualquier eventual nueva contratación de un trabajador, bajo un esquema productivo para la provisión del servicio público de energía eléctrica en el Centro del país, requiere previamente concluir su proceso de liquidación.

Y el cuarto punto es que todos aquellos trabajadores que gestionen su indemnización antes del 14 de noviembre, recibirán una compensación adiciona proporcional al monto de su indemnización.

Finalmente, dice la Secretaría de Gobernación que a lo largo de los últimos días el gobierno federal ha manifestado su voluntad para mantener abiertos los espacios de diálogo con el objeto de atender a las inquietudes de los trabajadores y jubilados del extinto organismo.

En atropellada entrevista, el líder de los electricistas Martín Esparza aseguró que continuarán en la mesa de negociaciones, y procederán a poner los amparos necesarios para revertir el decreto que desaparece Luz y Fuerza del Centro,

En tanto, el secretario tesorero del Sindicato mexicano de Electricistas, Alejandro Muñoz, hizo un llamado a tener confianza y unir a todos los trabajadores electricistas

Se suspende asamblea de SME y se reúne directiva a puerta cerrada



Se suspende asamblea de SME y se reúne directiva a puerta cerrada

Ciudad de México, 16 de Octubre.- Una vez concluida la cónclave entre la dirigencia del Sindicato Mexicano de Electricistas y el Secretario de Gobernación, el Comité Ejecutivo de este gremio se dirige hacia su sede sindical para mantener una reunión, a puerta cerrada, que bien podría concluir hasta este sábado por la madrugada.

El vocero del Sindicato, Fernando Amezcua Castillo, declaró a Radio 13-Noticias que por lo anterior no se reanudará la Asamblea General Permanente y no se sabe con certeza a qué hora y qué día podrían ofrecer una rueda de medios

Luego horas y horas de espera de los trabajadores electricistas en su sede sindical ubicada en Insurgentes Norte y Antonio Caso, así como en el Monumento a la Revolución, sobre los resultados de la reunión que sostuvo, este viernes, su dirigente Martín Esparza Flores con el titular de la política interna del país, Fernando Gómez Mont, se informó que la directiva del gremio, sostendrá un cónclave “a puerta cerrada” para definir estrategias.

Pasadas las siete de la noche, arribó al piso nueve del Sindicato Mexicano de Electricistas, Martín Esparza Flores con toda su directiva para analizar la posición del Gobierno Federal en torno a su conflicto.

En breve conversación con Radio-13 Noticias, Fernando Amezcua vocero del Sindicato y Secretario del Exterior, ratificó que en lo que compete a las próximas horas no se reabrirá la Asamblea General Permanente, hasta tener una posición firme por parte del Comité Ejecutivo Nacional, encabezado por Esparza Flores.

“No, lo que se prevé en una reunión de la Dirección, hasta cuándo termine y hasta cuándo salgamos no y de ahí se despende si vamos a dar conferencia de prensa, si va a ver Asamblea, si se continúa o no se continúa”, indicó.

Por lo pronto, la instrucción que se les giró a los integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas es que no se retiraran de su edificio, así como tampoco de los Centros de Indemnización Voluntaria, en donde deben de continuar con su campaña “cara a cara” repartiendo volantes para que la ciudadanía los apoye en su “Movimiento de Resistencia” y sus compañeros no caigan, en lo que llaman, la “trampa del Gobierno” de ofrecer “migajas de dinero” para fracturar “unidad y fuerza” del SME.

Por lo pronto, lo que sí se confirmó, es que la dirigencia del Sindicato contrató los servicios del jurista Raúl Carrancá y Rivas, y del abogado laboral, Néstor de Buen, para promover la Controversia Constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por la desaparición del Luz y Fuerza del Centro y para ampararse, colectiva e individualmente, los 44 mil electricistas que están en contra del Decreto de extinción de la paraestatal.

Se informó que ambos especialistas tienen entre 15 y 30 días hábiles, a partir del Decreto para presentar los recursos legales, por lo que algunos trabajadores ya empezaron a firmar los amparos colectivos e individuales, mientras que los menos, prefirieron acudir los módulos de pago a recibir sus indemnizaciones.

Es de destacarse que por la mañana, una centena de ex trabajadoras electricistas acompañadas de sus hijos presentaron una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

Y por la tarde, mujeres electricistas marcharon del Metro Constituyentes hacia las oficinas de la primera dama, Margarita Zavala, con el objetivo de pedirle que intercediera ante el Presidente Felipe Calderón, para que los 44 mil sindicalizados no se queden sin trabajo e ingresos económicos.

SME y Segob, inflexibles; concluyen sin acuerdos





SME y Segob, inflexibles; concluyen sin acuerdos
Martín Esparza, líder de los electricistas, refrenda que el sindicato seguirá en pie de lucha; el gobierno se sostiene: el decreto que extingue a LyFC es "irreversible"

El gobierno federal y el Sindicato Mexicano de Electricistas mantuvieron inflexibles sus posiciones en torno en la Mesa de Negociación sobre el conflicto detonado por la extinción de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro y concluyeron sin acuerdos.

Los líderes electricistas Martín Esparza y Alejandro Muñoz dejaron claro que se mantienen en pie de lucha.

La Secretaría de Gobernación, por su parte, detalló en un comunicado que el decreto por el cual se extingue Luz y Fuerza del Centro es "irreversible".

Puntualiza Segob que el objetivo de la Mesa es explorar posibles días de reinserción hacia nuevas actividades laborales para los trabajadores de la extinta LyFC y explica que si un trabajador quiere ser recontratado para prestar servicios debe ser primero liquidado.

Subraya López Obrador que se mantendrá la defensa de los trabajadores de LyFC




Subraya López Obrador que se mantendrá la defensa de los trabajadores de LyFC
San Francisco Tlapancingo, Oaxaca
Viernes 16 de octubre de 2009



* El presidente legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, reitera su apoyo a los trabajadores electricistas

* Resalta la solidaridad y la bondad de miles de hombres y mujeres que participaron ayer en la marcha del SME

* La privatización del sector eléctrico es el motivo principal que orilló al gobierno espurio de Felipe Calderón a tomar la decisión de decretar la desaparición de dicha empresa paraestatal


Desde la región mixteca, Andrés Manuel López Obrador reiteró su apoyo a los trabajadores electricistas y subrayó que se mantendrá la defensa del gremio para evitar la consumación de la injusticia que representa lanzar a la calle, en tiempos de crisis económica, a más de 43 mil empleados de Luz y Fuerza del Centro.

Resaltó la solidaridad y bondad de miles de hombres y mujeres que participaron ayer en la marcha, que partió del Ángel de la Independencia al Zócalo, en apoyo a los electricistas despedidos de manera injusta, arbitraria e inhumana. “Se demostró que hay mucha bondad en nuestro pueblo y que no debe permitirse la consumación de una injusticia”, señaló.

Al reanudar su recorrido por los 418 municipios de usos y costumbres del estado, el presidente legítimo de México afirmó que la privatización del sector eléctrico es el motivo principal que orilló al gobierno espurio de Felipe Calderón a tomar la decisión de decretar la desaparición de dicha empresa paraestatal.

A pesar de una campaña infame desatada en la mayor parte de los medios de comunicación, con la deliberada intención de responsabilizar a los electricistas del problema financiero que enfrenta Luz y Fuerza del Centro y, con ello, confundir a la opinión pública, miles y miles de ciudadanos apoyan a los trabajadores. La movilización a favor de los electricistas es una de las marchas más grandes en la historia reciente del país”, mencionó.

Tanto en San Francisco Tlapancingo y Calihualá, como en Santa Cruz Bravo y Santiago Yucuyachi, López Obrador aclaró las causas por las cuales no participó en la vanguardia de la marcha. “No queremos sustituir a los dirigentes del Sindicato Mexicano de Electricistas ni queremos jugar un papel protagónico y por esa razón fuimos al final del contingente”, explicó.

Por otra parte, se refirió a la resolución de la Suprema Corte de Justicia de responsabilizar al gobernador oaxaqueño, Ulises Ruiz, de violar las garantías individuales del pueblo de la entidad.

Sin embargo, la resolución de los magistrados del mencionado organismo no tiene carácter vinculatorio, es decir, no se le puede enjuiciar a Ruiz Ortiz por la muerte de más de 20 ciudadanos y, por tanto, permanecerá en el cargo, aclaró.

Una vez más quedó demostrado que en México no se imparte justicia y que permanecerá en la impunidad la muerte de un grupo de ciudadanos.

En ese tenor, el presidente legítimo de los mexicanos manifestó que las elecciones del próximo 4 de julio representa una oportunidad para el pueblo de Oaxaca de contar con un gobernador honesto, de buenos sentimientos, que quiera servir al pueblo y no servirse del cargo.

Para mañana, López Obrador recorrerá los municipios de San Juan Bautista Tlachichilco, San Mateo Nejápam, San Andrés Tepetlapa, San Juan Cieneguilla y San José Ayuquila.
●●●●●

Audio: Voces del Periodista 16 oct 09

Miguel Angel Ferrer quien habló sobre el SME y la marcha de ayer

Imagen de nuestro Presidente Legítimo de México Lic. Andrés M. López Obrador






Fuente: Gobierno Legítimo

cartones de la jornada



Audio: Detras de la Noticia 16 octubre 09








Bájalo
AQUI


AMLOTV
Soberania Popular

Del valor presidencial... al conficto de las cifras.

El switch




El switch
Luis Javier Garrido

La decisión del gobierno calderonista de asaltar las instalaciones de Luz y Fuerza del Centro (10 de octubre) y decretar su desaparición (11 de octubre) como una vía para acelerar la privatización de la industria eléctrica del país y ofrecer pingües negocios a las mafias a las que se halla asociado se le ha revertido de inmediato, pues está poniendo en pie de lucha no tan sólo a los trabajadores electricistas y a múltiples sindicatos sino a amplios sectores de la nación que lo acusan de actuar en la más absoluta ilegalidad.

1. El decreto de Felipe Calderón ordenando la extinción de Luz y Fuerza del Centro, publicado en una edición especial del Diario Oficial de la Federación el domingo 11 (pp. 2-5), es un documento inconstitucional porque aun en el supuesto de que el espurio michoacano fuese gobernante legítimo del país, no tendría facultades para suprimir con su sola firma una entidad pública, creada como consecuencia de la nacionalización de la industria eléctrica del país el 27 de septiembre de 1960 y la reforma constitucional del 30 de diciembre de ese año, y regulada por un cúmulo de leyes federales, y no es tratando de fundamentarse en leyes secundarias anticonstitucionales como los panistas pueden salir del embrollo en el que se han metido.

2. La decisión atrabiliaria e ilegal del gobierno a la deriva que pretende encabezar el panista michoacano es, además de ética y jurídicamente inaceptable, por atentar contra los derechos de los más de 43 mil trabajadores a los que deja sin empleo, un acto de traición a la patria que vulnera los intereses fundamentales de la nación, ya que busca acelerar de manera anticonstitucional la privatización de una industria estratégica fundamental para un desarrollo soberano e independiente del país, y eso lo comprendieron los cientos de miles de manifestantes que desfilaron ayer 15 de octubre de la columna a la Independencia a la Plaza de la Constitución –en una marcha que superó todas las expectativas–, muchos de los cuales exigieron la remoción inmediata de Calderón, que no tiene otra propuesta de gobierno que la de violentar de continuo el orden fundamental de la República para satisfacer intereses espurios, y demandaron que sea sometido a juicio político.

3. La movilización que se está incrementando en México no es hoy, por lo mismo, nada más en defensa de los trabajadores, de las organizaciones sindicales del país y en particular del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), o de los derechos de todos los mexicanos amenazados por un gobierno atrabiliario, que en su desesperación y fracaso da manotazos políticos sin respetar las leyes fundamentales del país, sin tener más argumento que la utilización de las fuerzas policiaco-militares, a las que recurre para todo, sino de la nación en su conjunto.

4. El decreto inconstitucional del 11 de octubre fue concebido por quienes urdieron hace tiempo la medida como una vía imprescindible para acelerar la privatización de la industria eléctrica de México, al permitirle al gobierno panista uncir la generación de energía eléctrica en el centro del país al esquema de corrupción creado en la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y de paso facilitarle eliminar al SME, opuesto a ella –dando así un paso más en el desmantelamiento del Estado nacional mexicano–, y fue asumido como suyo por Calderón al verlo también como un golpe político propagandístico que en su limitado entendimiento le permitiría levantar un poco su deteriorada imagen ante el capital trasnacional y los más fascistizados empresarios nacionales, y sin embargo todo se les está revirtiendo.

5. El aspecto más grave de lo que acontece es que a pesar de la vasta campaña de desinformación orquestada por Televisa y Tv Azteca, los mexicanos han entendido que la medida constituye también en lo político una agresión sin precedente a la organización obrera del país, al atacar a uno de los sindicatos más antiguos y emblemáticos de las luchas del México del siglo XX, al que se busca aplastar en el afán de trastocar por completo la estructuras económicas y sociales del país retrotrayéndonos a un esquema similar al existente en los años del porfiriato.

6. La electricidad fue entendida ya desde los años de la Revolución Mexicana como un recurso estratégico fundamental, y cuando tras décadas de luchas se logró la nacionalización de la industria eléctrica, durante el gobierno de Adolfo López Mateos, se entendió que se había logrado una conquista invaluable pues un switch clave del desarrollo nacional estaba en manos de los mexicanos, de ahí que las luchas de la Tendencia Democrática del SUTERM, y más tarde del SME, se opusieran a que se violaran las previsiones constitucionales.

7. El móvil atrás del decreto de extinción de Luz y Fuerza aparece claro ante todos, pues de lo que se trata es de beneficiar a las redes de corrupción de la clase política vinculadas a Salinas y a Calderón, señalados de manera insistente en los medios como los dos gobernantes más corruptos de los últimos tiempos. En el marco de la CFE se han creado mecanismos para entregar anticonstitucionalmente la industria eléctrica a corporaciones privadas extranjeras (principalmente las españolas Fenosa e Iberdrola Energía, la estadunidense Enron y la japonesa Mitsubishi) vinculadas a políticos del PRI y el PAN, contradiciéndose el principio sustentado en los artículos 25, 27 y 28 constitucionales, que establecen que el sector público tendrá a su cargo, de manera exclusiva, el área estratégica de la electricidad.

8. Los responsables de las posibles fallas de Luz y Fuerza del Centro no son los trabajadores, que de manera ejemplar han defendido a la empresa con su trabajo cotidiano y en múltiples conflictos, sino los políticos corruptos beneficiarios directos del poder político, y ahora del decreto, a los que la prensa cita una y mil veces, amigos todos de Salinas y Calderón: Fernando Canales Clariond, Ernesto Martens, Joseph-Marie Cordoba, Claudio X. González, Diego Fernández de Cevallos, los Mouriño, Antonio Lozano Gracia, Armando Salinas Torre y muchos más, los que ahora pretenden hacer el negocio del siglo con las redes de fibra óptica (Proceso, 1719).

9. La campaña calumniosa del gobierno contra los trabajadores, culpándolos de los malos manejos que han hecho los altos funcionarios de Luz y Fuerza del Centro, no hace más que pintar una vez más de cuerpo entero a Felipe Calderón, a quien su propio mentor y guía Carlos Castillo Peraza calificaba como inescrupuloso, mezquino, desleal a principios y personas, según relata Julio Scherer en su reciente libro Secuestrados (Grijalbo, 2009), y a quien los mexicanos ya han puesto en su sitio –como se decía ayer en la marcha– como un enemigo de México.

10. La situación existente antes del 10 de octubre no podrá volver a ser la misma. La controversia constitucional que van a presentar los trabajadores electricistas va a situar una vez más a la Suprema Corte de Justicia de la Nación ante su realidad, pero la controversia del pueblo frente al gobierno panista ya no tiene vuelta de hoja.

Se envalentona Ulises Ruiz: "no voy a renunciar", dice




Se envalentona Ulises Ruiz: "no voy a renunciar", dice
LA REDACCIóN

MÉXICO, D.F., 16 de octubre (apro).- Envalentonado por el abierto respaldo que le otorgaron ayer dirigentes y diputados de su partido, el PRI, el gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, afirmó hoy que no dejará el cargo y advirtió que una vez que se revelen los nombres del resto de los implicados en los hechos de represión en Oaxaca durante 2006 y 2007, "habrá mucha gente que se pondrá nerviosa y preocupada".

Entrevistado luego de inaugurar el Hospital para la Mujer, el funcionario, que en todo momento estuvo rodeado de seguidores y legisladores priistas, se negó a hablar del deslinde que hicieron los ministros de la Corte en el caso particular del expresidente Vicente Fox. Lo único que comentó fue que dicho deslinde "evidencia la mano de Bucareli en la resolución".

Luego, él mismo matizó su respuesta y pidió no politizar el dictamen, porque, en su opinión, hay mucha gente interesada por perjudicar a Oaxaca y manejar el asunto con tintes electorales de cara a las elecciones de 2010.

Sostuvo que a pesar de todo, en Oaxaca se ha logrado una plena recuperación. "Hay concordia y, seguramente, los oaxaqueños votaran en las próximas elecciones para que tengamos un gobernador priista".

El pasado miércoles 14, por mayoría de ocho votos contra tres, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinaron que el gobernador de Oaxaca fue omiso en garantizar la seguridad pública durante el conflicto social y magisterial, propiciando con ello, concluyeron, el desorden generalizado por parte de particulares y que afectó los derechos fundamentales de la comunidad.

Sin embargo, también por una mayoría de ocho votos, decidieron excluir a las autoridades federales del gobierno del expresidente Vicente Fox.

Sobre eso, Ulises Ruiz apunto en la entrevista:

"Quiero felicitar a los ministros porque hicieron un buen trabajo, que hicieron una investigación muy amplia, muy extensa, hablaron con distintos sectores de la sociedad, señalaron responsables y dejaron en evidencia lo que realmente pasó en Oaxaca".

No obstante, aclaró que esperará a que se publique el documento porque sabe que dentro del mismo "hay nombres y apellidos de personajes que estuvieron involucrados y que no solamente me toca a mí al responsabilidad".

Prosiguió:

"Seguramente, cuando se den a conocer esos nombres, habrá mucha gente que se pondrá nerviosa y preocupada".

A pesar de que los partidos PAN, PRD y Convergencia intentarán llevar al gobernador de Oaxaca a juicio políticos por su responsabilidad en los hechos de represión ocurridos en esa entidad durante 2006 y 2007, Ulises Ruiz se dijo fortalecido por el apoyo recibido de los legisladores federales y dirigentes de su partido, quienes anticiparon que tratarán de evitar que lo saquen de la gubernatura.

Durante la entrevista banquetera, algunos diputados priistas que acompañaban al mandatario estatal anunciaron que discutirán llevar a juicio al expresidente Vicente Fox.

Ilegalidades y mentiras de la extinción de LFC



Ilegalidades y mentiras de la extinción de LFC
Claudia Sheinbaum Pardo

Las razones que el gobierno de facto ha dado para extinguir el organismo Luz y Fuerza del Centro (LFC) son fundamentalmente las siguientes: que el organismo se creó por un decreto presidencial y por tanto puede extinguirse con el mismo instrumento; que cada año hay cuantiosas transferencias presupuestales a LFC y que, por tanto, los costos del organismo son mayores que los ingresos, y que los trabajadores cuentan con privilegios inaceptables. Vale la pena resaltar y fortalecer diversos argumentos que se han puesto sobre la mesa, para desmentir estas afirmaciones.

1. El decreto de extinción es ilegal. Después de una larga historia que se inicia con la nacionalización de las empresas extranjeras de energía eléctrica y que llevó a mantener por décadas empresas públicas en liquidación, se creó Luz y Fuerza del Centro como organismo público descentralizado encargado del servicio público de energía eléctrica en la región centro del país. LFC fue creada por decreto presidencial en 1994, a solicitud del Congreso. En efecto, en 1989, se modifica el cuarto transitorio de la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica, para que el Ejecutivo federal disponga la constitución, estructura y funcionamiento del servicio que venía proporcionando la Compañía de Luz y Fuerza del Centro en liquidación y sus asociadas. Por si esto fuera poco, el artículo 73 de la Constitución establece las facultades del Congreso, que en su numeral X claramente menciona a la energía eléctrica.

En pocas palabras, al señor Calderón y a sus asesores se les olvidó que el organismo público que quieren extinguir presta un servicio fundamental, que es la energía eléctrica, el cual está regulado por la Constitución y por la ley en la materia. Es decir, la extinción del organismo no se puede hacer por decreto presidencial, debe pasar por el Congreso.

2. Los altos costos de LFC son producto de las transferencias a la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Los sistemas eléctricos constan, al menos, de cuatro áreas: generación, transmisión, distribución y comercialización de la energía eléctrica. Debido a que el sistema eléctrico nacional está interconectado y que a LFC se le han venido negando recursos para construir nuevas plantas generadoras (en los últimos dos años se le dieron recursos para instalar algunas plantas de turbogás porque el sistema tiene problemas de estabilidad) este organismo compra a CFE energía eléctrica, que después transmite, distribuye y comercializa. De enero de 2000 a la fecha (con algunos ajustes en 2008) el precio de venta de CFE a LFC se determina por las tarifas para el servicio público de alta tensión. La mayor parte de la energía se entrega en 400 kilovoltios, y en términos generales se aplica por tanto la tarifa conocida como HTL (tarifa horaria para servicio general en alta tensión, nivel transmisión para larga utilización). En 2008, CFE vendió a LFC 46 mil 419 millones de kilovatios-hora, a un costo de entre 1.1 y 1.3 pesos por kilovatio-hora. Es decir, en 2008, LFC tuvo que entregar a CFE al menos 51 mil millones de pesos. Mientras, en el tercer Informe de gobierno se establece que en 2008 las transferencias presupuestales a LFC fueron de 44 mil 639 millones de pesos.

Es decir, LFC genera menos de 10 por ciento de la energía que transmite, distribuye y comercializa, y por ello debe comprar kilovatios-hora a CFE. Pero CFE se la vende a la misma tarifa que a cualquier industrial, inclusive con penalizaciones horarias. Por esta razón, LFC tiene déficit. Si CFE entra a operar la región centro, entonces el supuesto déficit será de CFE.

3. Los privilegios. Con una campaña racista y clasista se ha dicho que LFC tiene altos costos, producto de los privilegios de los trabajadores. Se escandalizan cuando encuentran que un trabajador (nunca dicen las labores de alto riesgo que muchos de ellos realizan y la capacitación técnica que requieren) tiene salarios de 10 mil pesos mensuales. Sin embargo, la indignación no llega cuando se habla de los ingresos y prestaciones de los altos funcionarios públicos. De acuerdo con las consideraciones de la propuesta de ley de austeridad republicana del gobierno legítimo que se presentó hace unos días en la Cámara de Diputados, el ahorro que se alcanzaría al reducir a la mitad los salarios y prestaciones de los funcionarios públicos (nivel de director de área para arriba) de todo el gobierno federal asciende a la misma cantidad que las transferencias a LFC, 42 mil millones de pesos.

4. LFC requiere recursos. La antigüedad de los equipos, así como la carencia de sistemas de automatización del organismo, la hace ineficiente. Por ello, se requiere de financiamiento (como lo tiene CFE) para la modernización y ampliación de sus instalaciones. Es evidente que los trabajadores deben ser considerados en la modernización y restructura del organismo. Los vicios que pudieran encontrarse en el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) deben señalarse y corregirse; sin embargo, es evidente que no son, ni de lejos, el elemento central de la situación económica de LFC.

5. La verdadera razón de la extinción de LFC. El SME ha sido un obstáculo para la creciente privatización del servicio de energía eléctrica, y más recientemente de la concesión a privados del uso y aprovechamiento de la fibra óptica de CFE y de LFC (instalación que tienen la propiedad de transmitir tres tipos de información al mismo tiempo, por ejemplo, telefonía, Internet y televisión, y que recientemente se anunció que se quiere concesionar). Eliminar del escenario al SME les permite avanzar en su afán privatizador. Pero eso está por verse.

EVENTO EN EL ZÓCALO DE LA MARCHA SME 15-Octubre-09

15-Octubre-09. En este video les presento el discurso de Claudia sheinbaum quien habló a nombre del movimiento de resistencia civil pacífica encabezado por AMLO en manifestación de apoyo al SME, también les presento el discurso de MARTÍN ESPARZA líder del SME.

¿Para quién será el jugoso negocio?




México SA
Calderón hace 6 años
Obsesión por privatizar
¿Para quién será el jugoso negocio?
Carlos Fernández-Vega

Dice el inquilino de Los Pinos y jilgueros que lo rodean que el decretazo en contra de Luz y Fuerza del Centro no tiene relación alguna con la privatización del sector eléctrico. Qué bueno que lo aclaren, porque es lo mismo que dijeron sus cuatro antecesores en la residencia oficial y a estas alturas el balance de tan rotunda negativa se traduce en que alrededor de 40 por ciento de la generación eléctrica en el país está en manos del capital privado, fundamentalmente trasnacional.

Que Felipe Calderón no busca la privatización del sector eléctrico es una verdad tan grande y contundente como aquella del presidente del empleo o su diagnóstico de la crisis (simple gripa o catarrito, como diría Carstens). ¿Será que en sólo seis años cambió de ideas, por mucho que los hechos demuestren lo contrario, y no quiere privatizar? Lo anterior, porque es increíble que el ahora inquilino de Los Pinos maneje otro concepto que el abiertamente planteado ante los senadores de la República el 17 de noviembre de 2003, como secretario de Energía en el gabinetazo de otro de los accidentes históricos que registra la política mexicana (léase Vicente Fox).

Como recordar es vivir, va lo que seis años atrás Calderón delineó como la política energética perfecta, misma que ahora, con el acelerador a fondo, intenta concretar a golpe de extinciones. ¿Qué dijo en aquel noviembre de 2003 ante los senadores?: “es necesario complementar la inversión pública con inversión privada, bajo diversas formas de participación, para lo cual es indispensable dar plena certeza jurídica a la inversión (privada). Es precisamente esta última la razón de nuestra insistencia en que la reforma al sector abarque también una reforma a la Carta Magna. La adecuación al texto de los artículos 27 y 28 constitucionales es la única manera de otorgar plena certidumbre jurídica y con ello dar viabilidad al sector eléctrico, sin perder el control del mismo. En esta materia, lo que buscamos es que se establezca con toda claridad, en la Constitución, que los particulares podrán generar la energía eléctrica de manera complementaria a la que generan las empresas del Estado.

“A nadie le conviene una legislación que suponga riesgos. Debemos reformar para dotar de seguridad a la inversión existente, alentar la futura y al mismo tiempo dejar en claro en el mismo texto constitucional que el servicio público de energía eléctrica será prestado de forma exclusiva por el Estado a través de las empresas públicas. Ante la resolución de la Suprema Corte donde señala que la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica pudiera contener disposiciones contrarias a la Constitución, es indispensable una reforma que despeje cualquier duda sobre la legalidad y legitimidad de las inversiones privadas en el sector.

Ninguna legislación secundaria podrá dar los espacios de garantía y claridad que una modificación al texto constitucional puede establecer en materia de certidumbre, confianza y seguridad a todos los actores. Lograr que la inversión pública y privada compartan la responsabilidad de invertir en el sector generación, nos permitirá, además como gobierno federal, destinar recursos a otras áreas, vale la pena resaltar que las inversiones anuales que el sector eléctrico requiere, representarían más de dos veces las erogaciones en el presupuesto para ciencia y tecnología, dos y media veces el programa de Oportunidades, tres veces o más de tres veces la atención a la población indígena.... Entonces, sí, su obsesión es privatizar.

Y sobre la extinción de esta empresa pararestatal, un experto en la materia envía el siguiente apunte: “El gobierno federal argumenta que decidió desaparecer a Luz y Fuerza del Centro porque tuvo un déficit de 40 mil millones de pesos en 2008. Cabe preguntarse: ¿de dónde surgió ese déficit? La CFE le vendió a 1.20 pesos por kilovatio-hora un bloque de 40 teravatios-hora, cuando aquella paraestatal la compró a las productoras extranjeras en 80 centavos por KWH. Esta especulación significó para LFC un sobreprecio de 16 mil millones.

“En la ciudad de México existen varios miles de empresas en media tensión que se roban la energía, contratando personas para que alteren los medidores de electricidad. Con esta acción ilícita LFC dejó de percibir el año pasado 11 mil millones de pesos.

“A los más de 20 mil trabajadores jubilados que tiene LFC se les pagaron en 2008 cerca de 10 mil millones. El gobierno federal nunca quiso asimilar estos pasivos, sino hasta ahora que decretó la desaparición de esta empresa. La suma de estos tres conceptos resulta en 37 mil millones de pesos, que es similar al déficit de Luz y Fuerza del Centro: ¿será legal el argumento del gobierno federal para extinguir a LFC?

En 2008 la nómina de los más de 40 mil trabajadores activos de Luz y Fuerza del Centro fue de casi 15 mil millones de pesos. ¿Cómo es que el gobierno federal pretende indemnizarlos con 20 mil millones? De la plantilla laboral de LFC, casi 15 mil trabajadores se dedican a construir redes de distribución, líneas y subestaciones; los nuevos desarrollos urbanos cubren sus nóminas. ¿A quién le transferirá el gobierno federal este jugoso negocio? En la CFE las subestaciones y líneas son obras Pidiregas que ejecutan las trasnacionales, y las redes de distribución construidas por empresas particulares contratadas por los propios fraccionadores.

“El gobierno federal ha puesto a la CFE como el modelo a seguir para sustituir a LFC, y en muchos aspectos es válido. Sin embargo, por ejemplo en Acapulco los robos de energía en la zona hotelera son proporcionalmente más altos que en LFC. ¿Decretará el gobierno federal la extinción de esa zona de CFE? ¿Aceptará el Suterm esta decisión? Y en otras áreas energéticas, ¿qué hará con los robos en ductos de Pemex, y al consumidor en las estaciones de gasolina? (más de 40 mil millones de pesos anuales).

Es muy difícil defender al sindicato de LFC, que con su paternalismo ha propiciado la ineficiencia extrema, exceso de personal y corrupción; pero ese paternalismo ha sido tolerado por muchos años por la administración de la empresa y el gobierno federal. En particular, la crisis de sus áreas de atención al público, en las que se han negado a aceptar nuevas opciones para mejorar la calidad de servicio. Sin embargo, ¿ejercerá la misma acción correctiva el gobierno federal con los sindicatos de Pemex y de la SEP? (José Luis Apodaca Villarreal, japodaca@prodigy.net.mx).

Las rebanadas del pastel

En el gobierno de la creatividad, sorpresa tras sorpresa: ¿a quién adjudicó el paquete carretero del Pacífico Norte? ¡Milagro!: a Carlos Slim y su empresa Ideal, candidata a recibir los dineros de las Afore para infraestructura.

cfvmexico_sa@hotmail.com • mexicosa@infinitum.com.mx

Audio: Plaza Publica 15 oct 09








Bájalo AQUI


AMLOTV
Soberania Popular

Los negocios detrás de la liquidación




Dinero
Los negocios detrás de la liquidación
No aparece el director de LFC
Cómo tapar el agujero sin ahorcar a los consumidores
Enrique Galván Ochoa

¿Ydónde se encuentra, o está escondido, Jorge Gutiérrez Vera? ¿Gutiérrez who? Hasta el domingo pasado desempeñaba el cargo de director general de Luz y Fuerza del Centro. Sus empleos recientes fueron en el sector privado, pero ya había trabajado antes en la compañía de luz: fue subdirector general de 1982 a 1992. Gutiérrez Vera no compartía la visión de que la empresa fuera un nido de ratas. Inclusive se mostraba optimista respecto al futuro de las relaciones con su sindicato. Al renovarse el contrato colectivo en 2008, decía que habían convenido la reingeniería de procesos productivos, la adopción de indicadores, metas de productividad, así como mejoras en la atención a los usuarios. El aumento salarial se pactó en el nivel que aceptaron otros sindicatos: 4.25% directo al salario y mejoría en algunas prestaciones. En la revisión del año actual, las negociaciones fueron tensas, como siempre, el incremento quedó en 4.9%, nada extraordinario. La secretaria de Energía reclamó al sindicato que no hubiera cumplido las metas fijadas en la revisión anterior y el organismo gremial argumentó lo contrario, supuestamente 99% ya habían sido solventadas. Gutiérrez Vera dio un dato revelador: el déficit permanente en que operaba se debía en gran parte a que la Secretaría de Hacienda es la que fija el costo de la luz al consumidor y además determina el precio en que se compra a la Comisión Federal de Electricidad, ya que LFC sólo es distribuidora. Siendo su testimonio de importancia capital ¿por qué no aparece Gutiérrez Vera? Si existía tal grado de corrupción –de acuerdo a sus superiores– sin duda estaba enterado y eventualmente era cómplice. ¿Por qué no ha sido llamado por la PGR?

La codicia

Es importante que aparezca Gutiérrez Vera por otra razón. En una declaración que hizo en los días de la revisión del contrato 2008, quizá se encuentren algunas claves del conflicto de hoy. Incurrió en el desliz de anticipar que la empresa se preparaba a prestar el servicio de transmisión de voz, datos e imagen a través de fibra óptica, mejor conocido como triple play. En otras palabras, LFC sería proveedor, así fuera por conducto de otra empresa, de servicio telefónico, de televisión e Internet. Una mina de diamantes. Para tal fin se conformaría una nueva empresa de telecomunicaciones en la que se requeriría de inversión privada, un socio tecnólogo nacional o extranjero. El sindicato recientemente reveló que dicha compañía es una que formaron dos ex secretarios de Energía del foxismo, Fernando Canales Clariond y Ernesto Martens. Algo que debe aclarar el ex funcionario que anda hecho ojo de hormiga es si los ex secretarios eran los elegidos de Los Pinos, o tienen sus propios candidatos para hacer el negocio. Hay otro dato: anteayer la secretaria Georgina Kessel anunció que sería una nueva empresa la que sustituiría a LFC. Sin ninguna elegancia fue desmentida horas después: la elegida es la Comisión Federal de Electricidad. Pero Alfredo Elías Ayub tiene su red. ¿Acaso quieren juntar las dos en un solo negocio? Sería saludable que Gutiérrez Vera diera la cara y nos aclarara muchas dudas, porque quizá aquella indiscreción en que incurrió el año pasado despertó la codicia de muchos, y es uno de los motivos del conflicto de estos días.

Los que no pagan impuestos

Con frecuencia se dice que las grandes empresas no pagan impuestos, o pagan muy poco. Se trata de los grandes contribuyentes, con ingresos acumulables para ISR superiores a 500 millones de pesos anuales. En efecto, el régimen de consolidación fiscal que se contempla en la ley permite que alrededor de 400 grandes grupos empresariales, mismos que en conjunto acumularon ingresos por 4 millones 960 mil millones de pesos en 2008, tengan una carga fiscal en ISR de apenas el 1.7% en promedio. Esto equivale a pagar solamente 85 mil millones de pesos. En el caso figurado de que la carga fiscal de estos grupos fuera de 5%, en lugar del 1.7%, estaríamos hablando de una recaudación por alrededor de 250 mil millones, en lugar de los 85 mil millones que actualmente pagan. Eso sería suficiente –con algunos ahorros en el gasto del gobierno– para tapar el agujero sin necesidad de castigar el consumo de la población. El problema es el quién, o quiénes, son los que no pagan: las telefónicas, las televisoras, las cerveceras, los fabricantes de comida chatarra que, a su vez, son patrocinadores de las televisoras, los picudos del país. Este fin de semana los jefes de los grupos de la Cámara de Diputados trabajarán horas extras para afinar el presupuesto de 2010. Tienen esa opción, apretar un poquitín, tampoco se trata de ahogar a los grandes (no) contribuyentes, si es que lo permiten los intereses del gobernador Peña Nieto, Beatriz Paredes, Francisco Rojas y el senador Beltrones

e@Vox Populi

Asunto: la clase media

No sé de dónde sacas el dato de que solamente quienes ganan 50 mil pesos al mes son la clase media de este país. Creo que es un grupo más amplio y extenso, que incluye a quienes ganan entre 20 mil y 50 mil pesos, además de que social, cultural y políticamente es más complejo. Adicionalmente, no solamente a los de 50 mil pesos les afectarán los nuevos impuestos. También, y sobre todo, a quienes ganan entre 20 mil y 30 mil pesos. Ahí sí, me parece que te equivocas.

Carlos Tapia/Guanajuato

R: Estimado Carlos: las personas con ingresos entre 20 y 30 mil pesos mensuales pertenecieron a la clase media hasta la devaluación del año pasado, ahora viven una ilusión. Sencillamente divide su ingreso por el valor actual de un dólar y te darás cuenta de que inclusive están ya en el nivel de la pobreza, según estándares internacionales. Pero, bien, hagamos una concesión: son la clase media baja. En el impacto de los impuestos, estamos de acuerdo.

galvanochoa@yahoo.com • Foro: http://www.elforomexico.com/

Zócalo social




Astillero
Zócalo social
Lleno, sin AMLO en él
Madurez y participación
Apertura a transgénicos
Julio HernándFotoez López

Martín Esparza, líder del Sindicato Mexicano de Electricistas, acompañado del senador Graco Ramírez y de Benito Bahena, entre otros, ayer durante la marcha en protesta por la extinción de Luz y Fuerza del CentroFoto José Carlo González

Adiferencia de los anteriores zócalos (electorales), el de ayer fue desbordado por una amalgama de movimientos e intereses sociales de diferente origen y destino, cuyos reclamos, textura y ánimos deberían generar replanteamiento de estrategias bélicas al gobierno federal golpista, cuya renuncia fue exigida ayer con insistencia nada acomedida. La valoración y dimensionamiento de la marcha de ayer puede hacerse sin caer en la tentación inducida de anexarla a las pretensiones o la fuerza personal de López Obrador, quien de manera calculada evitó llegar al templete, oficialmente atorado en la extrema retaguardia, deseoso en realidad de ceder el escenario a los trabajadores en lucha.

La gran movilización popular de ayer demuestra la falsedad de las versiones oficialistas que varios medios controlados difunden acerca de la impopularidad de la resistencia contra el más reciente de los caprichos del calderonismo húmedo. Pero no ha de ser en cuestión de números en donde un análisis ha de empantanarse (a la hora de redactar esta línea son las 20:18 y frente a un café con Internet inalámbrico en 16 de Septiembre siguen pasando grupos rumbo al Zócalo, eufóricos, ondeando banderas, coreando consignas, que van a una Plaza de la Constitución de la que una hora atrás se retiró este tecleador, cuando ya estaba llena). Lo importante de ayer es el grado de madurez y participación de segmentos progresistas y de izquierda que por primera vez han podido asomar con una visión de futuro y sin ropajes partidistas o electorales a la lucha abierta y masiva desde el fraude de 2006. Por ello ha sido posible ver grupos estudiantiles y juveniles en cantidades y alegría como no se había logrado tener en ningún momento de la lucha poselectoral. Por ello ayer hubo los errores y problemas naturales de toda organización social que empieza a definirse, desde los contingentes que sin esperar a la vanguardia oficial comenzaron a marchar rumbo al Zócalo, dejando muy atrás a los liderazgos oficiales y su formación protocolaria, hasta los discursos que tenían ese tono ajeno a la veneración de candidatos y a la lamentación obligatoria del pasado escamoteado (a las 20:26, un reportero internacionalista comunica a Astillero News que frente al Sheraton Alameda está pasando el último grupo de caminantes rumbo al Zócalo).

Lo sucedido ayer muestra que, en una realidad política tan polarizada, sólo tomando al pasado como referente de fuerza y convicción se podrá tejer con posibilidades de éxito el futuro. Dicho de otra manera: hoy se tiene la gran oportunidad de darle viabilidad, incluso electoral, incluso a AMLO, a un movimiento de resistencia al fraude, pero a condición de que sepa entender que el México actual requiere definiciones de lucha que van más allá de las personalidades fuertes y las proclamas repetitivas y que requiere más horizontalidad, más estructura y más pluralidad. Con sagacidad, López Obrador está haciendo todo lo posible para que la carga de animadversión y difamación que los medios oficialistas le tienen reservada para cada ocasión en que aparece en actos importantes no sea transferida al movimiento de defensa de los electricistas. Esa es una postura positiva. Con el agregado importante: la gran movilización dependió de instancias colectivas, de un trabajo de organización que aun teniendo como eje al líder Martín Esparza no podrá ser aplastado ni calumniado sólo a partir de un individuo. (Inteligente forma de López Obrador de hacerse más presente mediante la ausencia. En nombre de su movimiento habla Claudia Sheinbaum, luego de que los organizadores lo han pedido, pues la intención de los lopezobradoristas era que ni siquiera se produjera esa intervención. Porfirio Muñoz Ledo arenga e incendia, aunque en el propio templete hay quienes escuchan la oratoria del multipartidista con histórico escepticismo.)

Lo de ayer no fue una demostración de fuerza (músculo político, adelantaba un diario, como si de fisicoculturismo social se tratara) sino de razón y convicción. Podrían haber sido la mitad, y habrían sido muchos; podrían haber sido el doble, sin decisión y coraje, y habrían sido pocos. Fueron los justos, en nombre de muchos más. Tanto en la capital del país como en otras ciudades. Tanto en cuerpos presentes como en ánimos ausentes pero solidarios. Una jornada cívica de rechazo profundo a un gobierno (más allá de consideraciones sabidas de ilegitimidad), a sus acciones y su orientación. Hoy es un exceso recordar que Calderón es un espurio o un pelele; los hechos hacen innecesaria la insistencia verbal; la protesta de ayer hubiera sucedido en los mismos términos aun cuando se reconociera plenamente la legitimidad de Calderón. Y la sentencia de la plaza pública ni siquiera ve tanto hacia atrás: que renuncie, que se vaya, por lo que ha hecho y lo que previsiblemente seguirá haciendo: 2009 es el punto de partida, teniendo en cuenta 2006 pero entendiendo que éste es el año del quiebre, éste es el año del agravio generalizado que agudiza las conciencias y motiva la militancia. Así se articuló ayer la demanda generalizada de que se vaya el culpable de tantas desgracias, grito en el corazón de la patria que políticamente no es cosa menor en un país que según el propio rector de la UNAM está en riesgo de estallidos sociales (al final del mitin, Martín Esparza pide que Marcelo Ebrard sea mediador ante el gobierno federal que, dice el dirigente sindical, ya está dispuesto a abrir esa forma de negociación).

Mientras tanto, Felipe sigue dando golpes al interés popular. La gente marchaba y protestaba mientras él abría las puertas a los intereses trasnacionales en materia de transgénicos, al autorizar las primeras dos solicitudes para sembrar ese tipo de maíz. Greenpeace también necesita marchas de apoyo y resistencia ecológica. Por lo pronto, se abrieron las posibilidades de mesas de negociación, se desplegó una movilización equivalente o mayor a la de los mejores actos de López Obrador y revivió una izquierda y un movimiento social que la derecha calderonista consideraba doblegado. ¡Feliz fin de semana!

Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx

El SME no flexibilizará su posición: Amezcua



El SME no flexibilizará su posición: Amezcua

El vocero del sindicato señaló que continuarán con las demandas de derogar el decreto de extinción de LyFC, la salida de la Policía Federal de las instalaciones de la empresa y que les sean devueltas sus fuentes laborales

El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) no flexibilizarán su posición en la mesa de diálogo con la secretaría de Gobernación en sus demandas de derogar el decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro, la salida de la Policía Federal de las instalaciones de la empresa y que les sean devueltas sus fuentes laborales, sostuvo el vocero de esa organización, Fernando Amezcua.

En entrevista, Amezcua, quien es secretario del Exterior del SME, comentó que en tanto se desarrollan las platicas en la sede de la Secretaría de Gobernación, se continúa dando información a los agremiados sobre las acciones que tienen que hacer.

Es decir, el boteo para recabar apoyo económico, la entrega de volantes y mostrar pancartas por toda la ciudad con consignas referentes a las demandas referidas.

Mencionó que por el momento no se tiene programada una asamblea para esta tarde a fin de informar a sus compañeros sobre lo abordado en al Secretaría de Gobernación.

En tanto, decenas de trabajadores se encuentran en los alrededores de la sede sindical de Insurgentes centro gritando consignas, repartiendo volantes y escribiendo sus demandas en cartulinas.

Se solidarizan sindicatos internacionales con SME





Ciudad de México, 16 de Octubre.- El Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios (SEIU) observan con “preocupación” la “grave” situación de los trabajadores electricistas, a quienes en un escenario de elevada informalidad y desempleo, el Gobierno Federal determina liquidarlos.

A casi una semana de la ocupación por fuerzas policiacas y castrenses de las 144 estaciones y subestaciones de Luz y Fuerza del Centro, así como de su correspondiente Decreto Presidencial de disolución de esa empresa pública, Elizabeth O´Connor, directora de la oficina en México del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios, expresó su más “amplia solidaridad” a los trabajadores electricistas.

En el marco de la presentación de las conclusiones del Foro “Inversión e Impunidad Laboral en México: Las Empresas Multinacionales y sus Contratos Colectivos de Protección Patronal”, O´Connor, expuso que a nivel mundial, se percibe que en nuestro país se ha “encendido una alerta” sobre “la grave situación económica, de desempleo e informalidad que se vive”.

Aún más, por el conflicto con los trabajadores electricistas que, con todo y la promesa el Gobierno Federal de entregar “altas” indemnizaciones y su compromiso de recontratar sólo a algunos, lo cierto es que para la sindicalista internacional, la pregunta constante y recurrente es “¿qué va hacer este país con cerca de 50 mil personas más en la calle?” a sabiendas que prevalece una política de privilegiar los contratos de protección, mismos que imponen dirigencias sindicales que no garantizan estabilidad laboral a sus agremiados y, éstos, son desechados de sus actividades en el momento en que lo decidan los patrones.

“En el caso de SME o en el caso de los contratos de protección es el Gobierno o la empresa u otros actores los que están viendo quién tiene derecho de representar a nuestros trabajadores.
“En este caso es aún más preocupante porque hablamos del problema del trabajo informal aquí en México, el desempleo, la crisis económica y, ahora tienen casi 50 mil desempleados. Y mi pregunta es ¿qué hará esta gente?

“Así que en vez de resolver el problema lo están agravando, entonces, lo veo muy complicado, por eso siento más responsabilidad por parte de los actores internacionales”, indicó.

De acuerdo al diagnóstico de O´Connor, en México se está dando pie a agudizar al fenómeno de la “impunidad laboral” a través del impulso de los contratos colectivos de protección patronal y en los esfuerzos del Gobierno Federal y los empresarios para suprimir los derechos de las y los trabajadores a la libertad sindical, la negociación colectiva, y salarios dignos.

En este sentido, ratificó junto con otros representantes del sindicalismo internacional como son los trabajadores de la Industria Automotriz , la Maquila , e Industrias Metalúrgicas de Estados Unidos, Alemania, Canadá, Holanda y de otros países más, de comprometerse a seguir luchando por la democracia y la autonomía sindical en México, difundiendo mundialmente “ la condena a las graves violaciones de los derechos humanos y laborales cometidas por el Gobierno Mexicano” en contra de los electricistas.

Elizabeth Díaz, reportera

Javier Solorzano - La Marcha del SME. El Día Después...

Imágenes aéreas de la marcha de trabajadores de LyFC

Repudian manifestantes labor informativa de Televisa y TV Azteca





Repudian manifestantes labor informativa de Televisa y TV Azteca
JENARO VILLAMIL

MÉXICO, D.F., 15 de octubre (apro).- Es la respuesta ruidosa, festiva de los cientos de contingentes sindicales, de colonos, de adelitas y adelitos, de estudiantes, artistas y miles de ciudadanos sin gremio contra el decretazo de liquidación de Luz y Fuerza del Centro (LFC), pero también de repudio a la campaña abrumadora de las dos principales televisoras, Televisa y TV Azteca, para criminalizar al Sindicato Mexicano de Electricistas y justificar la decisión del presidente Felipe Calderón.

En un cercano segundo lugar, después de las numerosas pancartas y cartulinas contra Felipe Calderón, son las televisoras comerciales y sus voceros los blancos principales de las críticas de los electricistas.

Ninguna cámara con el logotipo de Televisa se atreve a pasar frente a los cientos de carteles que denuncian así: "Pueblo: no creas todas las mentiras que dicen estas malditas televisoras vendidas, terroristas de la pantalla" o "Evita la telebasura" y, el más generalizado "Televisa y TV Azteca Mienten!"

Dos electricistas portan una cartulina que se convierte en la sensación de fotógrafos y reporteros cuando descubren su contenido: El papá del conductor estelar de TV Azteca, Javier Alatorre, es un jubilado electricista. Se llama Antonio Alatorre Quirarte, del sector de Tlanepantla, con el puesto 1901, equivalente al de jefe de seguridad. Su credencial del SME era la número 13,387.

"Alatarre, ¿acaso no tienes padre?", rezaba la cartulina. Y junto a ambos también llegaron otros electricistas que denunciaban a reporteros y comentaristas que se han dedicado en las últimas dos semanas a acusarlos de corruptos, prepotentes y a responsabilizarlos de la quiebra financiera de la empresa.

Pero también es la primera marcha del SME donde el tema de las telecomunicaciones y, en especial, el de la fibra óptica ocupa un lugar central. Para ninguno de los miles asistentes es un secreto que los millonarios intereses de las empresas de telecomunicaciones están detrás de la inversión de fibra óptica en el SME.

Así lo dice una cartulina y el líder del sindicato, Martín Esparza, afirma ante decenas de miles de asistentes, en el momento climático de la concentración en el Zócalo, que el SME está a favor del acceso barato a la banda ancha de internet y a "democratizar la sociedad de la información".

"¡Que todos tengan servicios de telecomunicaciones accesibles!", arenga Esparza. Y en ese momento, en torno al asta bandera del Zócalo ingresa el numeroso contingente del sindicato de telefonistas que también algo saben de la fibra óptica y del triple play.

"Este es el tema del futuro", afirma José Antonio, uno de los sindicalizado más jóvenes que participan en la marcha. "Ya no es sólo el petróleo y la electricidad. Ahora son también las telecomunicaciones la principal lucha de las trasnacionales", afirma con seguridad.

Los integrantes del SME lo saben. Quizá sea la primera requisa con el signo del negocio del triple play.

López Obrador respaldó, desde la retaguardia, la marcha de los trabajadores de Luz y Fuerza




Provocación de Calderón, lanzar al desempleo a casi 50 mil personas, señala
López Obrador respaldó, desde la retaguardia, la marcha de los trabajadores de Luz y Fuerza
Foto

Andrés Manuel López Obrador y su esposa Beatriz, al inicio de la marcha en apoyo a los trabajadores de Luz y FuerzaFoto Carlos Ramos Mamahua
Fabiola Martínez, Patricia Muñoz y Gustavo Castillo

Andrés Manuel López Obrador advirtió que el decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC) es una provocación del gobierno de Felipe Calderón, por lanzar al desempleo en época de crisis económica a casi 50 mil personas.

A pesar de ello, dijo, los trabajadores electricistas y quienes apoyan su movimiento de resistencia buscan la transformación del país por la vía pacífica, y por ello, no caerán en la trampa de la violencia ni en la confrontación.

El ex candidato presidencial participó, junto con miles de integrantes de organizaciones sociales, en la marcha convocada por el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). Sin embargo, debido a la multitud que se sumó a la manifestación, no pudo llegar al Zócalo.

Durante el recorrido, López Obrador calificó el decreto de liquidación de LFC de infamia, acto inhumano, arbitrario e irracional. Cuestionó la autoridad moral de Calderón, no sólo por haber cometido esa gran injusticia con los electricistas, sino por haber declarado que tenía la conciencia tranquila.

Ayer, los empresarios de la radio y la televisión se ponen a aplaudirle como lambiscones, paleros, después de la barbaridad que (Calderón) ha cometido. Eso es lo que más me preocupa, porque con esa palmadita que le dan a Calderón sus patrones y con esos aplausos de los medios de comunicación, dice que no tiene problema de conciencia. Yo le preguntaría: ¿no tiene problemas de conciencia después de haber firmado un decreto para dejar sin trabajo a 42 mil trabajadores? Si con ello no tiene un problema de conciencia, entonces estamos ante un robot, un hombre sin sentimientos, señaló.

El ex jefe de Gobierno capitalino estuvo acompañado por al menos una decena de diputados federales del PRD, encabezados por Alejandro Encinas, legisladores del PT y de Convergencia, integrantes del gabinete del gobierno legítimo y por la encargada del despacho en Iztapalapa, Clara Brugada, entre otros.

El presidente legítimo aclaró que sólo apoyará el movimiento del SME y que será esa organización la que marque los pasos a seguir. Mostró su preocupación por la actitud de la mayoría de los medios, que se han encargado de desacreditar a los trabajadores y de colocarlos como los responsables de la situación de LFC.

En su opinión, la liquidación de ese organismo obedece a la voracidad de quienes buscan establecer ahí un negocio y andan como buitres para quedarse con la industria eléctrica nacional. La gente no va a caer en la violencia. Eso es lo que quisieran los de la mafia del poder, concluyó.

Se fue la luz



Según la ley, debe existir un organismo público, diferente de la CFE, que se encargue del servicio de electricidad en la zona centro. Sin embargo, después del sabadazo en el que Calderón extinguió el hasta entonces existente, ya no existe ninguno.

Según la ley, las relaciones de trabajo no se terminan por decreto presidencial, sino como consecuencia de actos convenidos o resoluciones jurisdiccionales.

Según la ley, un contrato colectivo de trabajo no se extingue por el simple cambio de denominación del patrón o por la sustitución del mismo.

Según la ley, el patrón sustituto es quien se hace cargo de los activos en funcionamiento de la empresa que se transforma o fusiona con otra y quien asume, por tanto, las relaciones laborales existentes con anterioridad. Es, digamos, la herencia laboral, que hasta ahora se había respetado, más o menos.

Todo lo anterior, inscrito en las leyes de México, ha sido borrado de un golpe por un individuo que se dice ser el presidente del empleo pero ha logrado correr a más de 50 mil trabajadores mediante un solo decreto.

Son los tiempos, diríase. Pero son, más bien, los actos realizados por un partido —el PAN— que, antes, demandó el respeto al Estado de derecho y que, hoy, se encarga de seguir desobedeciendo cuantas leyes puede. No es de extrañar que le apoye su maestro, el PRI.

Luz y Fuerza del Centro compraba la electricidad más cara que la tarifa a la que la vendía. Pero, además, la comercialización del servicio —llevar el fluido eléctrico— tiene un costo mucho mayor que la producción de la electricidad. Cuando el gobierno presenta su balance económico oculta esa realidad, como también omite decir que para manejar una red eléctrica obsoleta se requieren más trabajadores que si el gobierno hubiera invertido en la modernización de Luz y Fuerza.

Según Calderón, los electricistas tienen la responsabilidad de la obsolescencia de Luz y Fuerza, pero, según la ley y la realidad, ese organismo siempre estuvo dirigido por el gobierno. Su atraso técnico es responsabilidad de los gobernantes, quienes han demostrado carencia de interés por dotar a la vieja Compañía de Luz de las condiciones mínimas para prestar un servicio más o menos aceptable. Si la energía eléctrica no se suspende más frecuentemente es porque hemos tenido a unos trabajadores magos, que se las saben todas y arreglan cualquier desperfecto a pesar de que los cables y los transformadores ya cumplieron su vida útil hace décadas.

Algo odioso es criticar a un sindicato por haber logrado buenos salarios y prestaciones. Se supone, según varios medios de información, que los miembros del SME debieron haber tenido condiciones laborales tan deplorables como en muchas industrias donde ni sindicatos existen o están protegidas por los consabidos charros.

El señor Calderón ha aceptado pagar las jubilaciones. Luego, admite la vigencia del contrato colectivo y actúa como patrón sustituto. Todo esto no hace más que confirmar que, en efecto, el gobierno dice puras mentiras.

Además, la Secretaría de Hacienda está dispuesta a pagar a los trabajadores de Luz y Fuerza una liquidación copeteada, como diría Fox, a través de un bono de esquirolaje. ¿Desde cuándo es el patrón quien determina unilateralmente la cuantía de la indemnización de los obreros despedidos? ¿En qué parte del Presupuesto de Egresos se autorizó al Ejecutivo a pagar indemnizaciones mayores que las establecidas en la ley y el contrato de trabajo?

No hay ningún aspecto que sea legal en el sabadazo de Calderón. Todo ha sido una acción política, pero de la mala.

Por último, los “ahorros” de los que habla el gobierno son del todo demagógicos. Si las tarifas finales no aumentan, si los jubilados no se mueren todos al mismo tiempo, si la CFE no reduce sus tarifas como productor, si quienes se roban la luz —pobres y ricos—no dejan de hacerlo, si no se realiza la modernización, los “ahorros” serán tan mínimos que el saldo final de la operación sólo va a arrojar un daño político y social.

Bueno, para eso llegó Calderón a Los Pinos. ¿Para qué más?
pgomez@milenio.com


Cuando el mitin terminó, un río de gente seguía en Juárez




López Obrador y miles más no pudieron llegar al Zócalo
Cuando el mitin terminó, un río de gente seguía en Juárez
Repudio popular a Calderón, Lozano, locutores y comentaristas de tv

Foto


Cerca del ZócaloFoto Yazmín Ortega Cortés

Foto

En defensa del sindicalismo y la industria nacionalFoto Cristina Rodríguez
Foto
Gobierno mentiroso, coreaban los trabajadoresFoto Víctor Camacho
Jaime Avilés

Tal vez la siguiente cronología ayude a calcular cuánta gente asistió ayer a la marcha contra la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC). A las 16:25, Andrés Manuel López Obrador empezó a caminar en el centro de una hilera de dirigentes del Frente Amplio Progresista y funcionarios del gobierno legítimo, delante de la Diana Cazadora.

A las 16:28, se detuvo después de avanzar 30 metros hacia la glorieta del Ángel de la Independencia. Allí permaneció durante una larga y asoleada hora, mientras el camioncito-plataforma-escenario que el movimiento usa en las concentraciones chicas era ocupado, unos metros más adelante, por Jesusa Rodríguez y Jorge Arvizu, El Tata, que leían en voz alta los mensajes de las cartulinas que proliferaban por doquier.

A las 17:25, la avanzada del Movimiento Nacional en Defensa de la Economía Popular y el camioncito lograron avanzar hasta el Ángel, pero no fue sino hasta las 18 horas cuando consiguieron dejarla atrás. En ese momento, para entretener al gentío que empezaba a impacientarse, El Tata leyó un comunicado de las Jóvenes Mujeres Feministas en contra de los hombres de las muchas C, es decir, agregó, los que comen, cogen, cagan, y son cabrones, cínicos, católicos, cómicos y culeros, para en seguida saludar a los que prefieren luchar y ser libres.

A las 18 horas, avanzada y camioncito pasaron frente a la embajada de Estados Unidos. Detrás de López Obrador venían contingentes del gobierno legítimo en Iztapalapa, Tláhuac, Coyoacán, las redes universitarias –que gritaban SME, UNAM, unidos vencerán–, y más de Iztapalapa, con mantas de apoyo a los electricistas y a Clara Brugada.

Al final de la columna venían por último los barrenderos del Gobierno del Distrito Federal, con lo cual López Obrador cumplió su promesa de no participar en la dirección del movimiento en defensa de Luz y Fuerza del Centro, sino que se colocó literalmente a la retaguardia.

Como de costumbre, sin embargo, la gente se arremolinaba para estrecharle la mano y él recorría el cuadrilátero formado por cuerdas y hombres para darle un espacio de maniobra dentro de la multitud y se acercaba a conversar con sus simpatizantes. Pero sólo unos metros más adelante del camioncito-escenario, comenzaba la marea roja de los sindicalistas y sus cartulinas, mantas y mensajes de repudio absoluto a quienes decretaron la desaparición de la empresa pública más antigua del país.

Gracias por convertirme de ingeniero en taquero

Un hombre desfilaba con amargura ostentando un chaleco que agradecía a Felipe Calderón por haberlo convertido de ingeniero en taquero. En la misma temática, un joven paseaba una cartulina con una caricatura elemental del secretario de Hacienda y estas palabras: Para acabar con el hambre del pueblo hay que hacer carnitas a Carstens.

Foto
El cansancio venció a algunos asistentes a la megamarcha electricistaFoto José Carlo González

Foto

En Paseo de la ReformaFoto Alfredo Domínguez
Foto
Orgullo electricistaFoto Cristina Rodríguez
Muchos más jugaban con la palabra liquidación y pedían que ésta se aplicara al gobierno federal, al gabinete de Calderón, al secretario del Trabajo, Javier Lozano, y a los locutores y comentaristas de noticias políticas en radio y televisión.

Como un estribillo, en todas partes de la columna se repetía el viejo eslogan de aquí se ve la fuerza del SME, pero al final de la marcha, dentro de la angosta calle Madero, diversos contingentes coreaban: Es un honor luchar con el SME, y los electricistas respondían, puño en alto: ¡No paguen luz, no paguen luz!, consigna que exhortaban a popularizar por todos los rumbos de la ciudad de México.

No pagues la luz, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no puede cortarte el servicio, y ese tema se volvió material de todas las conversaciones cuando, a las 18:50, la columna de López Obrador pasó ante las oficinas de la CFE, más allá del cruce de Reforma e Insurgentes, y miles de voces la saludaron gritando: Comisión Federal no sabe operar.

¿Cuánta gente estaba participando cuando, a las 19:40, el contingente encabezado por López Obrador llegó a la glorieta de Colón, y delante de él había miles y miles de personas que continuaban caminando sobre Reforma, pero que al llegar a la avenida Juárez se dividían para usar la paralela calle de Ayuntamiento? Y poco más adelante, en el cruce de Reforma y Bucareli, la marcha volvió a paralizarse por enésima vez. Entonces, por los teléfonos celulares, los acompañantes del ex candidato presidencial supieron que en el Zócalo se estaba cantando el Himno Nacional, que marcaba el final de la marcha, y Jesusa propuso que allí en donde estaban se procediera a hacer lo mismo.

A las 20:35, sin haber logrado llegar siquiera a la avenida Juárez, López Obrador ofreció una improvisada conferencia de prensa y dio por terminada su intervención en una marcha que, según todas las evidencias disponibles, marcó el inicio de un nuevo movimiento y logró combinar la participación de obreros, estudiantes, artistas, profesionales, desempleados y ancianos, con la presencia mayoritaria, alegre y combativa de los jóvenes