miércoles, 18 de marzo de 2009

Fotos del Mitin de hoy












Para estar mejor informado visita Resiste Acapulco

Discurso del presidente legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador


Ni ocupación ni intervencionismo, México es una nación libre, soberana e independiente, declara López Obrador


Miércoles 18 de marzo de 2009



* Discurso del presidente legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, durante la ceremonia conmemorativa por el LXXI aniversario de la Expropiación Petrolera, en el monumento al general Lázaro Cárdenas del Río

Amigas y amigos:

Nos congregamos para conmemorar la gesta histórica de la expropiación petrolera y rendir homenaje a un presidente patriota, el general Lázaro Cárdenas del Río.

Un día como hoy, hace 71 años, se llevó a cabo el acto de reafirmación de nuestra soberanía nacional más importante del siglo XX. La expropiación petrolera es comparable a lo que en su tiempo y circunstancia significaron el movimiento de Independencia nacional y el triunfo de la República sobre la reacción conservadora y el Imperio francés.

Por eso estamos aquí, para decirles a quienes pretenden regresar la industria petrolera a particulares, nacionales y extranjeros, que no lo permitiremos bajo ninguna circunstancia, que estamos dispuestos a seguir defendiendo con determinación y firmeza el patrimonio de todos los mexicanos.

El año pasado, con el apoyo y la movilización del pueblo y con las brigadas en defensa del petróleo, pudimos frenar el propósito de la derecha –entiéndase de la oligarquía, de Calderón y de las cúpulas del PRI y del PAN– de reformar las leyes para entregar la refinación, el transporte, los ductos y el almacenamiento de petrolíferos a particulares, sobre todo a extranjeros.

Pero como es comprensible, esta lucha aún no termina. El petróleo es una gran tentación y es mucha la codicia y el acecho de las minorías rapaces.

Desde mi punto de vista, en esta nueva etapa debemos orientar el movimiento en defensa del petróleo hacia tres propósitos fundamentales: Evitar que se otorguen concesiones a empresas petroleras nacionales o extranjeras para explorar y explotar nuestro petróleo en áreas exclusivas del territorio nacional; combatir la gran corrupción que existe en Pemex y en la Comisión Federal de Electricidad; y lograr que el petróleo deje de exportarse como materia prima y sea utilizado internamente para la elaboración de gasolinas, diesel y productos petroquímicos, así como para generar empleos y favorecer la industrialización del país.


1. Hace apenas un mes, el 18 de febrero pasado, Pemex anunció que había dividido el yacimiento de Chicontepec, Veracruz, en ocho áreas o tramos, para entregar contratos en exclusiva a empresas extranjeras. Esta decisión viola, a todas luces, el espíritu y la letra del artículo 27 constitucional. Por eso nos opondremos por la vía jurídica y con acciones de resistencia civil pacífica.

Debemos recordar que aunque este procedimiento no está permitido en la Constitución, en la reciente reforma al marco legal en materia de petróleo, los legisladores del PRI y del PAN se opusieron a que se prohibiera de manera expresa la asignación a compañías nacionales o extranjeras, de bloques o áreas del territorio o de las aguas nacionales para la exploración y la producción de hidrocarburos.

De modo que se mantiene la intención del gobierno usurpador de dividir el territorio petrolero en lotes y entregarlos en exclusiva a empresas petroleras particulares, mediante contratos de servicios con duración de 25 años y con incentivos económicos especiales.

Para tener una idea más precisa de lo que quieren hacer, es cosa de revisar el mapa de explotación de petróleo y gas de los Estados Unidos de Norteamérica, y constatar que todo el Golfo de México del lado estadounidense, está cuadriculado y repartido entre las principales petroleras del mundo. Y esto es lo que buscan imitar los promotores de este plan entreguista. Quieren anexarnos con el asunto del petróleo, pero no estamos dispuestos a dar cabida a este intervencionismo. No aceptamos ninguna ocupación de nuestro territorio. México debe seguir siendo un país libre, independiente y soberano. Una y otra vez decimos: No queremos convertirnos en colonia.

2. Otra razón para continuar nuestra lucha en defensa del petróleo, es la descarada corrupción que existe en Petróleos Mexicanos. Esta empresa del pueblo y de la nación sigue siendo saqueada impunemente por contratistas y funcionarios públicos. Los casos de corrupción saltan a la vista y están plenamente documentados: el contrato que entregó Felipe Calderón en 2003, siendo secretario de Energía, a la empresa Repsol de España, por 2 mil 437 millones de dólares, para explotar yacimientos de gas en la Cuenca de Burgos, no ha dado resultados favorables a la nación, sólo ha beneficiado a esta empresa extranjera mediante el cobro de sobreprecios en equipos y servicios de mantenimiento. Es más: Hace poco, Repsol dio por cancelado dicho contrato sin cumplir con los compromisos de producción y se llevó mucho dinero del presupuesto. Es nuestro deber exigir que se investigue esta operación fraudulenta que supone un cuantioso daño patrimonial al erario público.

Lo mismo puede decirse de los contratos que Pemex otorgó precisamente en Chicontepec a las empresas Schlumberger y Halliburton para la perforación de 300 pozos petroleros que prácticamente no incrementaron la producción, pero sí significaron erogaciones millonarias en beneficio de estas dos compañías extranjeras. Inclusive, Pemex anunció recientemente que volverá a otorgar nuevos contratos en esa zona a las mismas empresas. En suma, Burgos y Chicontepec han resultado un magnífico negocio para los contratistas, pero un evidente y descarado fraude a la nación.

Ha llegado a tanto el cinismo y la corrupción en Pemex, que hace unos días a la empresa Mexssub se le otorgó un contrato por mil 300 millones de dólares para el mantenimiento de ductos, y en esta compañía, en 2005, trabajaba como consultor el actual director de Pemex, Jesús Reyes Heroles hijo.

3. Tenemos que seguir luchando hasta desechar por completo la actual política petrolera que consiste, básicamente en sobreexplotar los yacimientos de hidrocarburos para vender petróleo crudo al extranjero.

Recordemos que el general Cárdenas consideraba que México, después de la expropiación, no debía volver a ser exportador de petróleo y que esta materia prima tenía que utilizarse racionalmente para el desarrollo del país. Hay que decir que este criterio prevaleció, con altas y bajas, durante mucho tiempo. Es hasta el gobierno de López Portillo, cuando se decidió, irresponsablemente, vincular en forma directa la explotación del petróleo y del gas al mercado internacional. En ese entonces, el ingeniero Heberto Castillo, principal opositor de esa política, sostenía que lo más inteligente era volver al espíritu cardenista de dedicar la producción nacional al consumo interno. Más de una vez insistió en que era inaceptable y equivocado pensar que exportando petróleo se sacaría al país del subdesarrollo.

A partir de 1983, con la adopción de la política neoliberal, se terminó de sujetar al sector energético a los intereses foráneos y, actualmente, lo único que importa es vender petróleo crudo en el extranjero, haciendo a un lado la exploración de nuevos yacimientos y, sobre todo, dejando en el abandono la refinación y la industria petroquímica.

Esto nos ha llevado a una gravísima situación de dependencia. Estamos comprando en el exterior casi la mitad de la gasolina que consumimos, el 18 por ciento del diesel, el 15 por ciento del gas LP y el 15 por ciento del gas natural. A consecuencia de esta absurda política, el año pasado se destinaron a la compra de derivados del petróleo 30 mil millones de dólares, dinero que podría estarse invirtiendo en la modernización del sector energético para generar empleos en el país y fomentar las actividades productivas.

En suma, tenemos que seguir luchando para cambiar la actual política energética que ha resultado un verdadero desastre.


Amigas y amigos:

Hoy por la mañana, el presidente espurio Felipe Calderón, de manera demagógica volvió a anunciar que se va a construir una refinería. Aunque todavía ni siquiera ha decidido en donde hacerla. A ese paso, puede que ocurra lo de Fox, que sólo se quedó en el anuncio de que iba a construir una refinería en Centroamérica. Aquí sólo recuerdo que si no nos hubieran robado la Presidencia de la República, ya estarían terminadas las tres refinerías que necesita el país para dejar de comprar la gasolina en el extranjero.

Al bueno para nada de Calderón, también se le olvidó decir que en los últimos dos años se ha triplicado el valor de las importaciones de petrolíferos.

No mencionó, como siempre, la palabra corrupción, pero tampoco dijo que en el tiempo que lleva mal gobernando, todos los excedentes por precios altos del petróleo los ha dedicado a incrementar el gasto corriente y, en particular, a mantener los privilegios de los altos funcionarios públicos. Y como es obvio, tampoco va a reconocer que ha perdido el tiempo sin hacer absolutamente nada en beneficio de la industria petrolera; que dejó pasar la oportunidad de aprovechar los precios altos del petróleo, que difícilmente se volverá a presentar para fortalecer la actividad productiva y crear empleos. Y por eso, la crisis nos está golpeando más de la cuenta, porque tenemos una economía muy debilitada y totalmente dependiente del exterior.

Amigas y amigos:

Hagamos el compromiso de convertir la defensa del petróleo en una lucha permanente. Sigamos adelante hasta que se aleje para siempre el peligro de la privatización; hasta que se acabe con la corrupción en Pemex; hasta impedir que empresas o gobiernos extranjeros se apropien de los beneficios de nuestros recursos naturales; hasta aprovechar los hidrocarburos de manera racional y utilizar fuentes alternativas de energía; y hasta que se convierta al sector energético, en su conjunto, en palanca del desarrollo nacional.

Amigas y amigos:

Les recuerdo que el domingo próximo celebraremos en el zócalo de la ciudad de México, a las diez de la mañana, nuestra asamblea nacional en defensa de la economía popular. Así como defendimos el petróleo el año pasado y lo seguiremos haciendo, ahora ante la crisis que está afectando a millones de mexicanos, tenemos también que utilizar la fuerza de nuestro movimiento para proteger al pueblo y exigir que el presupuesto público se oriente en su beneficio y no siga siendo acaparado por especuladores financieros y grandes empresarios.

Les pido, de manera especial, que nos ayuden a invitar a la gente a esta importante asamblea. Nos vemos el domingo en el zócalo. Son muchas las tareas que tenemos por delante, pero no dejemos de pensar que todo este esfuerzo, es por el bien del pueblo y de nuestra querida patria.

¡Viva el movimiento en defensa del petróleo!

¡Viva la resistencia civil pacífica!

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!


• • • • •

Bajo la Lupa - Alfredo Jalife Rahme


Bajo la Lupa

¿Hacia la segunda nacionalización de Pemex?

Alfredo Jalife-Rahme
Foto
U

na cosa es ser buen técnico y otra no saber nada de geopolítica. A la inversa, una cosa es saber geopolítica y otra no conocer nada de técnica. Lo ideal es la complementariedad del conocimiento técnico con la sapiencia geopolítica.

Un error grave que cometieron quienes aprobaron la entreguista reforma energética fue ignorar la realidad geopolítica, lo cual desemboca en la cesión de la exploración de las aguas profundas del Golfo de México a las trasnacionales petroleras.

En realidad la reforma energética entregó la mayor parte de las reservas de hidrocarburos de México a las empresas trasnacionales cuando se examina minuciosamente su ubicación, si tomamos en cuenta las mismas fuentes del gobierno (el propio Felipe Calderón; Georgina Kessel, de la Secretaría de Energía, y Reyes Heroles Jr., de Pemex) y de Estados Unidos (el caso más reciente de Stratfor. Ver Bajo la Lupa, 25/1/09).

La reforma energética daña considerablemente los intereses geopolíticos de nuestro país en el Golfo de México. Y eso que no tocamos el polémico tema sobre la extraña desaparición de la isla Bermeja, cuya existencia, en caso de ser cierta su narrativa, hubiera alterado la limitación de las aguas territoriales mexicanas (y, por extensión, la probabilidad de poseer mayor cantidad de hidrocarburos), que despertó de su letargo hasta a los senadores entreguistas del PAN, curiosamente a posteriori delaccidente del gallego-campechano Juan Camilo Mouriño Terrazo, quienes han exigido una investigación. ¿Puede desaparecer nada más así una isla, que en realidad es un arrecife?

Si un gobierno neoliberal como el zedillista, que coincidentementenegoció con Estados Unidos el reparto del Hoyo de Dona, es capaz de demoler y desaparecer un arrecife con el fin de favorecer más la proporción de reservas de nuestros vecinos, ¿qué no harán, entonces, sus sucesores neoliberales con las controvertidas rendijas legales para el control de los hidrocarburos en las aguas profundas del Golfo de México?

Nuestros temores no provienen del vacío, sino de las enseñanzas históricas de los siglos XIX, XX y lo que va del XXI, que parecen haber olvidado los gobiernos neoliberales del PRI y del PAN de finales del siglo XX e inicios de éste.

Cabe señalar los límites geopolíticos en referencia a los intereses nacionalesde Estados Unidos. El Golfo de México, con una extensión de 1.6 millones de kilómetros cuadrados (prácticamente lo que mide Irán), es considerado la zona más vulnerable de las fronteras terrestres y marítimas estadunidenses: su vientre suave (soft belly).

Entendemos que cualquier evento o presencia petrolera (de México mismo o de otro país) inquiete sobremanera la hipersensibilidad de Estados Unidos al respecto. Pero tampoco México puede entregar plena y exclusivamente la explotación de los hidrocarburos del Golfo de México a Washington, como desean los halcones de nuestro avasallante vecino, ni menos concederlos en forma tangencial o mediante los subterfugios de rendijas legales que favorezcan en última instancia a las trasnacionales anglosajonas en detrimento de la propiedad y la prosperidad, ya no se diga la seguridad de México.

Los abogados de las trasnacionales anglosajonas, quienes desde sus lujosos despachos corporativos dirigieron la semántica de la reforma energética entreguista, gestaron sabiamente los subterfugios de las rendijas legales (a través de las cuales penetrarán las trasnacionales anglosajonas con el Caballo de Troya de la innovación tecnológica, de la que carece deliberadamente Pemex) y por encima de todo conocen mejor la inmensa cantidad de hidrocarburos que yacen en las profundidades del Golfo de México: la principal proporción del total de nuestras reservas.


Da la impresión, para ser lo más benigno posible, que la política energética de México –desde López Portillo hasta el cúmulo de presidentes neoliberales fracasados (De la Madrid Hurtado, Salinas, Zedillo, Fox y Calderón: de todos no se hace uno en materia energética ni en economía)– se encuentra totalmente supeditada a las necesidades energéticas estadunidenses, sin tomar en cuenta el balance de sus beneficios y desventajas para México. ¿No habría sido mejor, en última instancia, haber disminuido la producción en lugar de su irresponsable despilfarro a precios de remate?

La tecnología de perforación en las aguas profundas es conocida comotecnología madura, es decir, fácilmente adquirible por ser prácticamente del común conocimiento universal; no es de punta en materia nuclear, computacional o satelital, ni es nanotecnología ni robótica ni genómica. No hay que exagerar. Se trata de una tecnología muy rupestre, que en forma deliberada los gobiernos neoliberales, desde hace 27 años (De la Madrid Hurtado, Salinas, Zedillo, Fox y Calderón), han desdeñado con el fin de ajustarse a los cánones y cañones unilaterales del TLCAN salinista, del ASPAN foxiano (Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte, que por cierto no nos dio ni seguridad ni prosperidad) y la Iniciativa Mérida calderonista, dictados por los diversos gobiernos de Estados Unidos en medio de la desnacionalización bancaria zedillista, que abolió una fuente de financiamiento relevante para invertir en la exploración de nuevos yacimientos en el Golfo de México.

No se ha perdido todo. Desgraciadamente hoy asistimos impotentes a la desnacionalización de Pemex, producto de cinco gobiernos neoliberales totalmente sumisos a Estados Unidos (y recientemente a España), pero la buena nueva es que las corrientes históricas van en sentido opuesto a la teología neoliberal, que prohijó la reforma energética entreguista, cuando se han derrumbado los endebles axiomas del sicótico libre mercado y han iniciado las exequias del fin del dolarcentrismo y del imperio unipolar, con el advenimiento del incipiente orden multipolar y de regionalismos creativos y nacionalismos luminosos que le abren a México nuevas ventanas de oportunidad para definir su destino sin necesidad de colisionar infructuosamente con nuestros vecinos, sea quien fuere.

Nuestra relación con la Casa Blanca debe cesar de ser vertical, además de que tal genuflexión neoliberal no nos aportó nada durante casi tres décadas perdidas.

Entendemos que, dada la disparidad en el crecimiento y desarrollo de ambos vecinos, tampoco la relación puede ser horizontal, pero sí la podemos hacer más diagonal, cuando México debe reanudar su estrecha relación con el resto de Latinoamérica como puente civilizatorio entre el norte y el sur del continente, sin olvidar diversificar nuestras alianzas con Europa y las nuevas potencias emergentes del RIC (Rusia, India y China).

Esperamos que nuestro próximo libro sobre el petróleo se llame la Segunda nacionalización de Pemex, consecutivo a nuestra reciente publicación La desnacionalización de Pemex.


Video completo de la asamblea en

Preparan “Plan México” en Estados Unidos



Por Maru de Aragón







Para estar mejor informado visita Resiste Acapulco

El TLC ha afectado más a los campesinos mexicanos: Obama

Entrevista dada por Obama antes de ser candidato Democrata donde da su punto de vista sobre el TLC, y sale a colacion ahora que EUA no permite la entrada a camiones de carga de México a su territorio.

Para estar mejor informado visita Resiste Acapulco

Carmen Aristegui Noticias MVS 18 de marzo de 2009






Bájalo AQUI



Audio Cortesia de
AMLOTV
Soberania Popular
Resiste Acapulco

Confirma “tortillazo” en estados

Confirma “tortillazo” en estados

profeco

Ciudad de México, 18 de Marzo.- El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Antonio Morales de la Peña, confirmó el nuevo “tortillazo” en diversos estados de la República Mexicana, excepto en el Distrito Federal.

Morales de la Peña, ratificó que desde el viernes pasado y en fechas anteriores, en varias ciudades del país, se han reportado alzas en los precios del kilo de la tortilla, situación que todavía no se ha generalizado, puesto que en el Distrito Federal, dijo, aún no se registra un nuevo “tortillazo”.

En conferencia de medios, el procurador federal del consumidor, admitió que el costo del kilogramo de este producto básico ha pasado de 8.50 a más de diez pesos en algunos lugares.

“Ha habido algunos aumentos en el precio de la tortilla en ciudades muy específicas, como por ejemplo Culiacán, Veracruz o Saltillo. También hay que resaltar que, desde el 2008, hay ciertos lugares del país donde tiene un precio por encima de los diez pesos, como Hermosillo, Aguascalientes, Guadalajara, Mérida y Villa Hermosa.

Pero en los precios recopilados por el Quién es Quién en los precios, no ha habido variaciones importantes, está fluctuando entre nueve pesos en tortillerías y 5.70 en tiendas de autoservicio. No lo tenemos en el D.F., en promedio en el Distrito Federal se ha mantenido en 8 pesos con 50 centavos”, reconoció.

Al presentar los “nuevos y mejorados productos informativos de la Profeco”, como son sus spots y programas de televisión, promocionales en la radio, la nueva imagen de la revista y hasta sus cómics; Morales de la Peña, dijo que pese a este nuevo golpe a la economía familiar, la Procuraduría mantiene reforzado su “Programa de Productos Básicos” para que al consumidor, pese al nuevo costo de la tortilla, se le ofrezca el kilo de a kilo.

Es más, el titular de la Profeco recomendó que ante la advertencia de la Unión Nacional de Industriales de Molinos y Tortillerías, en torno a que este producto podría llegar hasta los 15 pesos o más por kilo para mediados de año, lo mejor, comentó, es comparar precios y optar por lo más barato en el mercado, como la tortilla “Maseca” que se oferta en cinco con 70 pesos el paquete.

“Nosotros en nuestro Programa de Productos Básicos”, reforzamos nuestra presencia en tortillerías para que no haya abusos, que las básculas estén debidamente calibradas, que los precios se exhiban y que estos se respeten.

Y la recomendación, es que nosotros como consumidores tenemos el poder de comparar los precios y decidir dónde comprar, así como el precio promedio en las tortillerías está en nueves pesos, en las tiendas de autoservicio esta a cinco pesos con 70 centavos.

Es una opción que nosotros como consumidores podemos hacer para poder ahorrar dinero y más este producto básico”, dijo.

En cuanto al cambio del comportamiento de consumo de los mexicanos en tiempos de crisis, Morales de la Peña, acompañado de su más cercano equipo, expresó que la tendencia es que la gente continúa volcándose a la compra de productos de marca.

Los cuales les ofrecen una garantía total, por lo que no se encuentra el consumidor sacrificando la calidad por el precio; mismos que subrayó, han “bajado” en comparación al año pasado.
Por Elizabeth Díaz, reportera

A debate el sitio de la nueva refinería de Pemex: Calderón

A debate el sitio de la nueva refinería de Pemex: Calderón

LA REDACCIóN

VENUSTIANO CARRANZA, Pueb., 18 de marzo (apro).- El presidente Felipe Calderón decidió que no sea su gobierno el que decida de forma exclusiva donde se construirá la nueva refinería por lo que, desde esta comunidad colindante con Veracruz, ordenó a Pemex y a la Secretaría de Economía abrir al público las propuestas recibidas para que entre "todos los mexicanos" se tome la decisión antes del 15 de abril.

En un discurso continuamente interrumpido por porras y vivas lanzadas por el sindicato petrolero dijo que el gobierno decidió no tomar una decisión que pudiera parecer dirigida con criterios políticos, sino con una viabilidad económica y técnica por los que los proyectos quedaran al escrutinio público para que los medios de comunicación, los expertos en energía, los partidos, los propios gobernadores y la gente en general decidan cual es el mejor sitio para la nueva refinería.

Calderón dijo que el gobierno ha recibido propuestas de estados como Hidalgo, Campeche, Tabasco, Veracruz, Puebla, Tamaulipas, Michoacán y Tlaxcala, las cuales serán ahora debatidas en público.

En la víspera, diversos medios de comunicación ya fuera en editoriales o columnas especularon sobre el sitio en el cual será edificada la nueva refinería, sin embargo, el mandatario optó por una salida inesperada que incluso provocó el desconcierto entre los trabajadores de Pemex quienes durante el acto esperaban conocer el nombre del estado y no que se abriera una convocatoria pública.

En su discurso Calderón dijo que su intención es que esto se haga de la manera más transparente a fin de conocer los puntos de vista sobre los proyectos y definir que es lo que más conviene para el país.

Astillero - Julio Hernández


Astillero

Prisas y percepciones

Aparentar algo más que muertes

PT en NL... Nati, Salinas...

Julio Hernández López
Foto
A

la administración felipense le urge conseguir parque legislativo para desplegar las campañas electorales panistas sobre la presunta base de que se está combatiendo con energía y precisión al narcotráfico que, como se sabe, en lo general goza de buena salud y tranquilidad financiera (a pesar de los decomisos y las acciones aparatosas del gobierno calderónico que, en realidad, solamente le arrancan pelos de cargamento y propiedades menores al gato siete vidas de los cárteles).

Una de esas pretensiones con fines de propaganda partidista pasa por la posibilidad de arrebatar sus propiedades a quienes por alguna causa enunciada en diligencias judiciales parezca haber colaborado, por acción u omisión, en faenas relacionadas con la comercialización de las drogas. Resulta terriblemente peligrosa esa posibilidad de virtual expropiación sumaria en un país donde todo mundo sabe que esas diligencias y acusaciones pueden ser abiertamente manipuladas por los funcionarios y policías normalmente involucrados mafiosamente con los mismos criminales a los que simulan combatir.

Los diseñadores de las campañas panistas y los funcionarios federales encargados de la guerra contra elnarco necesitan acreditar, aunque sea a nivel de la percepción, que el panismo bélico ha hecho algo más que precipitar miles de asesinatos en el país, en particular, aparentar que se atacan los dos pilares hasta ahora largamente intocados: las estructuras financieras y los políticos otorgantes de protección y receptores de cuotas fabulosas. No ha caído ningún banquero, bueno, ni siquiera a nivel de gerente de sucursal (ni los grandes personajes oficiales hacendosos y banqueros centrales), por el natural blanqueo de dinero que conlleva el enorme tráfico actual de drogas. Tampoco ha habido gobernador, secretario de Estado, procurador o policía civil o militar de importancia que hayan aparecido en el radar guerrero que sólo se ha detenido en los flancos menores, operativos, rápidamente sustituibles de los empleados de a pie (bueno, de camionetón del año) y los empleados administrativos de medio pelo (familiares o allegados de los grandes capos, pero nada más) que sin embargo las autoridades inflan a niveles mitológicos para argüir que le están pegando durísimo a los tales narcos.

Con gran prisa también se ha asentado ya la percepción, como si tuviera carta de naturalidad, de que inevitablemente los gringos habrán de entrar a poner orden en el desastre felipillo. Diariamente es posible escuchar a congresistas y funcionarios de la Casa Blanca y el Pentágono que analizan, diseccionan y hacen planes sobre el país fiambre cuyos incendios políticos y sociales hacen considerar como un hecho que se envíen tropas a la frontera y se multipliquen los planes de ayuda e intervención.

La historia mexicana muestra las pérdidas que ha sufrido nuestro país cuando se ha abierto el paso a extranjeros imperiales, en este caso los estadunidenses. Calderón ha creado, desde la primera semana de que se instaló en Los Pinos, con una perseverancia absoluta, las condiciones políticas y sociales para que los gringos puedan (deban) entrar a México. La debilidad de origen del licenciado Felipe lo llevó a entregarse en el Ejército y a convertir la vida política nacional en materia de cuarteles y uniformes, pero además de ello ha construido el escenario justificante del nuevo intervencionismo gringo. Hoy, como sucedió en 2006, cuando los principales medios electrónicos de comunicación impusieron la percepción de que el increíble Felipe había remontado las encuestas de opinión y el entendimiento generalizado que daba por segura la victoria electoral de López Obrador (reino de la percepción que luego pretendió estigmatizar las dudas sobre el proceso conducido por el IFE, y convertir en delito de pensamiento al hablar de fraude electoral calderónico), ahora se está permitiendo, como si nada, como si fuera algo natural, incluso deseable, que los vecinos voraces tomen en sus manos el problema que Calderón incluso les pretende endilgar, abogando por que Estados Unidos tome la corresponsabilidad que le asiste en el tema y mendigando ayudas que no son sino pagos en monedas por la traición patria de permitir caballos de Troya pintados de barras y estrellas. Ayer, por lo pronto, Janet Napolitano, la secretaria de Seguridad Nacional, anunció que en las próximas semanas el presidente Obama dará a conocer un plan al detalle para enfrentar las broncas fronterizas del narco, y un senador republicano, Arlen Specter, denunció que en México se vive una anarquía. ¡Felicidades, felipismo, lo están logrando!


Astillas

Se está enredando la pretensión petista de aliarse con el PRI en Nuevo León. El Partido del Trabajo es regido por una dirección colectiva, pero el virtual presidente o coordinador es Alberto Anaya, cuya base social está justamente en la mencionada entidad norteña, donde el PT ha buscado crecer haciendo alianzas poco ortodoxas tanto con gobiernos constituidos como con partidos en problemas electorales. Ahora, con la idea de que se debe cerrar el paso a la derecha que pretende ganar o negociar la gubernatura de Nuevo León, con un candidato blanquiazulimpuesto por Calderón y arreglado con los principales empresarios del estado, el petismo de Anaya creyó necesario apoyar al PRI, donde convergen los intereses del impresentable gobernador Nati y del activo Carlos Salinas. La oposición abierta de AMLO a esta alianza PT-PRI podría dar marcha atrás al arreglo electoral norteño... Y, mientras el etéreo comensal del restaurante-bar Los Pinos sigue jugando a las guerras de canicas (camioneras y arancelarias) con los malosos vecinos a los que, cuando nosotros los amenazamos con una pulmonía, les llega cuando mucho un fugaz catarrito, ¡hasta mañana, con el botín reformado del petróleo adecuadamente repartido entre los partidos y los capos partidistas mediante los tales consejeros ayer sicilianamente acordados!

Con la partidocracia nunca habrá transición democrática


Hace más o menos un mes, advertí que ni el PT ni Convergencia podrían a mi juicio, garantizar la transición democrática y con ello la Reforma del Estado que requiere nuestro país.

Y pues ni modo, le atiné, el escándalo de una posible alianza entre el PT y el PRI en Nuevo León para la elección de Gobernador, y ojo, el candidato del PRI es alguien cercano a Raúl y Carlos Salinas, tanto que el fin de semana hubo una reunión en Agua Leguas, N.L. convocada por Raúl Salinas para apoyar al candidato en cuestión, el cual por cierto no acudió, pero si la crema y nata del PRI en dicho Estado.

Al menos, el Presidente Legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, mantuvo la coherencia de principios y ordenó echar abajo esa alianza, claro a ver si le hacen caso, después de todo, Alberto Anaya el Presidente Vitalicio del Partido del Trabajo, es amigo de Raúl Salinas, y precisamente a él le debe su changarro, bonito aliado tiene el movimiento social.

También hay que recordar que está pendiente una alianza electoral en Jalisco entre el PRD y el PAN, que al igual que el pacto PT – PRI según se ha dicho está tambaleándose.

Lo que es cierto, es que se comprueba que los partidos no son la opción para el cambio, que si realmente la clase política tuviera principios, ni siquiera pensaría en el más loco de sus alucines aliarse con el enemigo, pero claro las chambas en el servicio público, el presupuesto que cada partido recibe según el porcentaje de votación que obtenga, y la consolidación de los intereses económicos que protegen siempre se anteponen a cualquier ideología.

Esta es la realidad los partidos políticos no sirven ya, se agotó el modelo de democracia occidental basado en los partidos políticos, que sólo ha servido para crear una oligarquía.

La única opción real, es la movilización popular, impulsar el cambio desde abajo y derrumbar las estructuras de esta demagogia, y para ello votar o no votar en las elecciones da lo mismo, la democracia no es una boleta ni un papanatas que mama del presupuesto gracias a este sistema demagógico, bien lo dijo el Revolucionario Francés Marat: “la democracia es como si las reses eligieran al carnicero que las va sacrificar”.

L.D. Jesús Palma

Audio y fotos de la charla de Rafael Bajaras "El Fisgón" en la Facultad de Ciencias C.U.













Cobertura AMLOTV

AMLOTV
Soberania Popular
Resiste Acapulco

El visitante incómodo

El visitante incómodo

OLGA PELLICER

Al igual que otros presidentes de México, Felipe Calderón ha insistido en la diversificación en su discurso de política exterior. Con escasa simpatía hacia Estados Unidos, rasgo frecuente en los militantes del PAN, Calderón ha volteado la mirada hacia otros horizontes. Francia fue una de sus primeras metas. Su visita a ese país, en junio de 2007, estuvo cargada de promesas sobre el fortalecimiento de las relaciones mexicano-francesas. Se crearon con ese fin mecanismos especiales, como el Grupo Binacional de personalidades notables encargado de hacer propuestas para el fortalecimiento de áreas específicas de la relación. 
El trabajo a llevar a cabo no era fácil porque, a pesar del gran gusto por la cultura francesa entre ciertos sectores de la élite mexicana, las relaciones Francia-México no sobresalen por su densidad. Francia ocupa un lugar modesto en el comercio exterior de México, el sexto dentro de los países de la Unión Europea, inferior al que se mantiene con Alemania o el Reino Unido. La balanza comercial entre los dos países es crecientemente deficitaria para México. El monto de las inversiones francesas no se coloca en un primer lugar. 
Había pues muchos terrenos donde trabajar para fortalecer y mejorar las relaciones entre los dos países. La visita del presidente francés no reflejó esos esfuerzos. Por el contrario, puso en evidencia el poco significado que tienen para las relaciones exteriores de México los “aliados estratégicos”, como los llama Calderón. 
Empecemos con la agenda. Es comprensible que se quiera vacacionar en las bellas playas del Pacífico mexicano. Pero poco serio que la visita presidencial haya tenido un solo día de trabajo, en que se acumularon todos los encuentros posibles con las instituciones de educación francesa, los empresarios, los legisladores, los funcionarios de las secretarías de Estado, etcétera. 
No hubo tiempo para un encuentro con la prensa y, con su tradicional deficiencia en materia de comunicación, ni la cancillería ni Los Pinos pusieron en sus páginas un comunicado donde se resumieran los resultados de la visita. Es necesario remitirse a notas de prensa para tener más detalles sobre los acuerdos económicos que se anunciaron. Todos fueron de poca monta, incluido el proyecto para la fabricación de helicópteros en Querétaro, el cual, después de haberse elucubrado que superaría los mil millones de dólares, quedó reducido a 550 millones de dólares. 
El asunto que dio el tono a la visita fue el de la ciudadana francesa acusada de secuestro. Se sabe que Sarkozy ha ido por el mundo defendiendo a franceses perseguidos por la justicia. Su petición para que la secuestradora sea trasladada a Francia –bajo las disposiciones del Convenio sobre el Traslado de Personas Condenadas firmado en Estrasburgo en 1983, al que México ha accedido– no era sorpresiva. Lo sorpresivo fue no prever la manera de abordar el problema para evitar que se convirtiera en motivo de enojos por parte de la opinión pública, mexicana y francesa. 
Todavía no conozco un documento oficial mexicano que enumere, con rigor, la situación de la sentencia y las posibilidades, o no, de aplicar el acuerdo de Estrasburgo. Si, como se sabía, el problema estaría presente, adelantarse a las elucubraciones y fijar una posición seria y rigurosa hubiese ayudado a detener los dimes y diretes que abundaron en los medios de comunicación.
Por su parte, Sarkozy hizo gala de falta de sensibilidad al dar a conocer en el Senado que le habían solicitado no hablar del tema. Cierto que tenía todo el derecho a tratarlo; pero no así. El estilo diplomático, aunque recuerde maneras del siglo pasado, ayuda a evitar sentimientos de hostilidad y mal ambiente, lo último que se desea para una visita de Estado. 
Otros dos temas surgidos durante la visita merecen una mención. Uno se refiere a la participación de México en las Operaciones de Mantenimiento de la Paz. Siempre he sido defensora de tal participación, y encuentro desafortunadas las voces que se oponen a ello dentro del gabinete. Sin embargo, el comentario de Sarkozy en el sentido de que “una gran nación debe enviar soldados para garantizar la paz en los cuatro rincones del mundo, una gran nación es aquella que asume todas sus responsabilidades”, poco ayuda a las decisiones que se tomen en el futuro. Ahora, se enfrenta el problema de no dar la impresión que se acepta una presión externa. 
El segundo tema es el llamado a actuar conjuntamente en el G20, que se reunirá a comienzos de abril en Londres. El presidente francés ha sido un defensor de la participación de las llamadas potencias emergentes, como México, en las deliberaciones y decisiones sobre la nueva arquitectura financiera internacional. Eso es bueno. Pero, mientras no se tengan detalles sobre los temas que se van a tratar y las posiciones, tanto de México como de los otros dos países latinoamericanos que participan allí, Argentina y Brasil, es poco conveniente asumir una relación especial con Francia. Es necesario ser más explícitos acerca de los intereses específicos que nos unen para dar por sentado que se trata de una alianza benéfica para México. 
 En resumen, fue una visita incómoda que una vez más despierta desilusión y falta de expectativas para quienes buscan la diversificación. Después de la estancia de Sarkozy en México, pocos desean gritar “Vive la France” y muchos desean exclamar: “Preparen mejor una visita”. 

Este análisis se publicó en la edicción 1689 de la revista Proceso que empezó a circular el pasado 15 de marzo.

La salud del presidente, un secreto

La salud del presidente, un secreto

DANIEL LIZáRRAGA

Una herencia priista mantenida en los gobiernos panistas, la opacidad acerca de la salud física y mental del presidente de la República está blindada: el Estado Mayor Presidencial niega los datos, el IFAI corrobora que no procede indagarlos y el Congreso mantiene congelada una iniciativa para dotar a los ciudadanos del derecho de enterarse si sus líderes sufren de algún trastorno que los incapacite para las tareas del gobierno. 


El estado de salud con que los altos funcionarios mexicanos han desempeñado sus encargos no podrá conocerse jamás. Cualquiera de ellos tiene garantizado que los datos sobre el perfil psicológico que tenían al momento de tomar decisiones trascendentes serán siempre confidenciales, sin importar si estuvieron incapacitados por alguna enfermedad, según consta en la resolución elaborada por el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI).
En un expediente redactado por la comisionada Jacqueline Peschard Mariscal se constata que los servidores públicos están protegidos, ya se trate del presidente de la República o de quien ocupe los escalafones más bajos en la burocracia. Una coraza legal forjada desde el régimen priista y que ha prevalecido en los gobiernos panistas protege a los funcionarios bajo cualquier circunstancia, aun cuando ya existe la Ley Federal de Transparencia.
Los comisionados del IFAI llegaron a esa resolución tras analizar una solicitud de acceso a la información planteada por este semanario, mediante la cual se pretendió conocer el expediente médico del presidente Felipe Calderón después de que se fracturó el hombro izquierdo en una caída de bicicleta en Los Pinos, la mañana del 30 de agosto de 2008.
 La investigación de Proceso versó sobre cómo y por qué la Presidencia tardó más de 24 horas en informar del percance. 
De acuerdo con la versión oficial, Calderón perdió el equilibrio porque el suelo estaba húmedo y resbaloso. El comunicado se envió a la prensa poco después del mediodía del 31 de agosto.
En un boletín de tres párrafos se detalló que el presidente fue atendido en las instalaciones del Centro Hospitalario del Estado Mayor Presidencial (EMP) y se encontraba en buen estado de salud. El diagnóstico era conservador y su recuperación demoraría alrededor de ocho semanas. No hubo más detalles ni explicaciones sobre la demora en la notificación de este accidente.
Al responder a la solicitud de acceso al expediente médico, el EMP rechazó ir más allá de lo que ya habían plasmado en el comunicado del último domingo de agosto de 2008. A los altos mandos castrenses les bastó mencionar que los datos sobre la salud física y sicológica están clasificados como confidenciales. 
Aun más, argumentaron que las evaluaciones hechas a Calderón durante su gobierno permanecen bajo resguardo desde el momento en que se practican, por lo que –a diferencia de otros casos de datos reservados– no es necesario esperar a que alguien solicite esos datos para impedir su difusión. En el caso del expediente médico del presidente, la confidencialidad es automática.
Caso cerrado
Para la comisionada Jacqueline Peschard resultó muy complicado poner por encima de las leyes el interés público para conocer el estado de salud del mandatario. No obstante, consideró que el tema podría debatirse en el caso de servidores públicos que tienen en sus manos decisiones importantes.
Entrevistada tras la votación unánime en contra de la apertura del expediente médico de Felipe Calderón, Peschard reflexionó que informar a la población sobre la salud del presidente podría ser importante, siempre y cuando lo permitan las normas. Si se hiciera de otra manera, advirtió, privilegiando el interés público sobre el marco legal, “estaríamos invadiendo el terreno del derecho privado”.
En el recurso de revisión que presentó este semanario para que el IFAI entrara al caso, se pidió a los comisionados valorar que el EMP impidió el acceso al expediente sin consultar si Felipe Calderón estaba dispuesto a abrir su expediente. 
No obstante, tanto los altos mandos castrenses como los comisionados del IFAI concluyeron que al tratarse de datos personales, reservados en su totalidad por la Ley Federal de Transparencia y la Ley General de Salud –entre otros ordenamientos–, no tenían por qué preguntarle su opinión al presidente.
Desde su perspectiva –plasmada en el expediente 425/07–, el EMP se apegó estrictamente a las normas, ya que preguntarle al dueño del expediente personal si está dispuesto a revelar su estado de salud es algo opcional y, en este caso, los militares decidieron no tocar la puerta del despacho presidencial.
“En otras palabras, el requerir dicho consentimiento no constituye una obligación, sino una facultad que puede o no ejercerse, según se desprende del propio numeral al utilizar el verbo podría en lugar de deberá”, argumentó el EMP ante el IFAI.
–¿Se pudo entregar este expediente si Calderón aceptaba? –se le preguntó a la comisionada Peschard cuando concluyó la sesión plenaria.
–El asunto de la confidencialidad está sujeto a que la persona afectada por la invasión de su esfera privada eventualmente pudiera permitir el acceso. Ahí es como cualquier persona, no tiene nada que ver la estatura jurídica.
En otra parte del expediente, el EMP rechazó explicar qué daño se le podía ocasionar a la Presidencia o al Estado si se difundiera una versión pública del expediente médico de Calderón.
Al respecto, la comisionada Peschard dijo que la Ley Federal de Transparencia no da espacio para hacer interpretaciones. “Esto quedó claramente establecido como un derecho fundamental a la confidencialidad de los datos personales. No se tiene que probar el daño. No tienen que decir por qué es confidencial. En el marco jurídico no hay resquicio alguno”, enfatizó.
–¿A menos que sea un asunto completamente voluntario?
–Así es.
–¿El expediente médico es confidencial desde el momento en que se genera?
–Así es; tanto en lo físico como en lo mental. No hay nada que pudiera permitir invocar un tema de interés público para abrir los expedientes. Si se abrieran sólo por interés público al tratarse de un gobernante, podríamos caer en un acto ilegal. No hay algo que diga en qué casos sí y en qué casos no se permite. En los expedientes clínicos, las leyes mexicanas establecen claramente la confidencialidad.
–¿En México es un caso absolutamente cerrado?
–Sí.
Cuestión de Estado
En 2005, el IFAI rechazó que la Presidencia estuviera obligada a entregar un desglose de las medicinas compradas con recursos públicos para el entonces mandatario Vicente Fox. Hacia el final del gobierno foxista, la prensa había difundido información en el sentido de que al mandatario le estaban suministrando Prozac, un antidepresivo.
Al responder a una solicitud de acceso a la información, la Presidencia sólo entregó datos sobre un pequeño botiquín a disposición de los empleados para un caso de emergencia. El resto de los datos se consideró confidencial, de acuerdo con el fallo emitido el 13 de julio de 2005.
En ese entonces, a propuesta del comisionado Juan Pablo Guerrero, el IFAI concluyó que el nombre de los medicamentos suministrados a Vicente Fox era confidencial, sin importar que se tratara del presidente de la República, sobre cuyos hombros recaían decisiones importantes para el país. 
Poco antes de esta resolución, el 24 de mayo, la entonces senadora priista Dulce María Sauri pidió a la Presidencia que informara sobre la salud mental de Fox, sobre todo ante la información en el sentido de que estaba tomando antidepresivos. La Presidencia nunca se refirió al tema ni respondió a la petición de la legisladora yucateca. 
Tres años después, en noviembre de 2008, la revista electrónica Reporte Índigo difundió un dictamen proveniente de la Sacra Rota Romana en el sentido de que Vicente Fox padecía “serios trastornos psicológicos” que le impedían volverse a casar por la Iglesia sin un permiso de la jerarquía católica.
En el Vaticano llegaron a esta conclusión luego de analizar la petición hecha por el propio exmandatario a fin de que se anulara su casamiento con su primera esposa, Lillian de la Concha.
En la investigación de la reportera Anabel Hernández se consignó que en el proceso de análisis sobre la anulación matrimonial, la Sacra Rota Romana concluyó que Fox desarrolló una personalidad “narcisista e histriónica”. 
La revelación de Reporte Índigo se dio justo en los momentos en que la revista ¡Hola! colocó en su portada a Vicente Fox y a Martha Sahagún anunciando su matrimonio religioso. 
El proceso de anulación del matrimonio religioso de Fox y De la Concha duró seis años y siete meses. Dos peritos de oficio de la Santa Sede, de apellidos Scapicchio y Cantelmi, elaboraron el diagnóstico en materia psicológica y psiquiátrica. El dictamen sobre la salud mental del ex mandatario se dio a conocer cuando ya había dejado el poder.
El tema de la salud física y mental de los gobernantes ha sido ampliamente discutido en algunas democracias durante 35 años. En su libro Cuando el líder se enferma, Robins Post escribió que si un mandatario es incompetente para tomar decisiones, por ejemplo, en caso de atravesar por un desorden psiquiátrico como la depresión, está obligado a dar a conocer su estado de salud.
Otro especialista, el español José Cabrera Forneiro –autor del libro La salud mental y los políticos–, apuntó que todos los ciudadanos tienen derecho a exigir un mínimo de salud mental a los gobernantes. En una entrevista publicada en el diario argentino La Nación, señaló que el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, es un “esquizoide”. Sobre el líder de la oposición, Mariano Rajoy, dijo que está entre la obsesión y la esquizofrenia, y del juez Baltasar Garzón, que es “un mesiánico de libro”, pero que gracias a eso se juega la piel. 
Cabrera, médico especializado en siquiatría, indicó que los políticos no quieren que se sepa cómo son de verdad, ya que viven de la cosmética y de la imagen pública. En la entrevista explica que un político con personalidad esquizoide no se deja asesorar y entonces se le hace difícil comprender la realidad.
En Francia, por ejemplo, cuando François Mitterrand fue elegido presidente en 1981, anunció que pediría a sus doctores que hicieran públicos sus registros médicos dos veces por año.
Según escribió el columnista Raymundo Rivapalacio, aún no se ha documentado que las enfermedades de los presidentes franceses hayan afectado su conducción del gobierno, a diferencia de los estadunidenses, como Woodrow Wilson, quien ocultó un padecimiento circulatorio crónico y una alta presión arterial que finalmente le provocaron un paro cardiaco mientras dirigía la Casa Blanca. 
Nunca se dijo nada en público pero su esposa y sus asesores comenzaron a dirigir los destinos de ese país.
En Estados Unidos, la divulgación de la salud de los candidatos data de 1972, cuando el demócrata George MacGovern retiró como compañero de fórmula a Thomas Eagleton, luego de que la prensa reveló que sufría de depresión y había estado en terapia. Alrededor de 20 años después, el demócrata Paul Tsongas se convirtió en el primer precandidato en admitir que le habían diagnosticado cáncer. Bill Clinton siempre quiso ocultar sus expedientes médicos hasta que la prensa lo calificó como el candidato más opaco en la materia en dos décadas.
En México aún no hay muestras de que la tendencia a ocultar los expedientes médicos pueda cambiar. El primero de los mandatarios panistas, Vicente Fox, rechazó revelar el nombre de los medicamentos que se le suministraban hacia el final de su gobierno. Ahora su sucesor, Felipe Calderón, no entregó las copias de los dictámenes sobre su fractura en el hombro izquierdo y, con ello, el EMP dejó en claro que no habrá más información sobre cualquier enfermedad o percance que pudiera sufrir.
Reforma atorada
Actualmente, en el Senado existe una iniciativa de reforma constitucional para garantizar que los presidentes de la República sean sometidos a diversos exámenes, entre ellos uno de salud mental, para garantizar que pueden desempeñar el cargo. 

La Nueva Lista de Forbes










Entrega Fox acervo documental al AGN

Entrega Fox acervo documental al AGN

VERóNICA ESPINOSA

SAN CRISTÓBAL, Gto. El expresidente Vicente Fox confirmó que todo el acervo documental que se llevó al concluir su mandato ya fue entregado al Archivo General de la Nación.

         "La fiscalización está hecha y está en manos del gobierno federal… la información está técnicamente entregada", aseguró el exmandatario luego de anunciar la realización de un Seminario Interactivo en Tecnologías de la Información que iniciará la próxima semana en el Centro Fox.

         En entrevista con reporteros, Fox informó también que ya solicitó formalmente al Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) la entrega de copias de los documentos relacionados con su administración, así como una versión digitalizada, para integrarlos a lo que será su biblioteca.

         "Estamos esperando el proceso a través del IFAI para tener acceso a copias públicas de los documentos de mi administración, y a la digitalización que se realizó", dijo el guanajuatense.

         Desde que dio a conocer el proyecto para la construcción del Centro Fox, al concluir su mandato, el exmandatario afirmó que se había traído a Guanajuato el archivo presidencial, mismo que digitalizó (con cargo al erario público).

         No obstante, esta mañana presumió que su administración fue "la primera en entregar de manera profesional y ordenada" toda la documentación relacionada con el sexenio en el cual él ocupó Los Pinos.

         "Es triste cómo administraciones anteriores, de manera desordenada, las entregaban al Archivo General de la Nación normalmente incompletas… en cambio ésta sí está completa, de manera profesional y digitalizada", señaló.

         Fox dio a conocer que actualmente promueve una asociación que integre las bibliotecas de los expresidentes, en la que también estarían, en principio, las de exmandatarios de Estados Unidos como Bill Clinton o James Carter.

         Para ello, dijo, ha planteado el tema a varios expresidentes latinoamericanos "que han mostrado mucho interés en integrarse para seguir trabajando por su país, por la América…".

         Incluso mencionó la posibilidad de plantear una reforma legal para que, al término de su mandato, los presidentes de América Latina puedan trasladar los documentos de su administración a las bibliotecas personales, como ocurre en Estados Unidos.