martes, 22 de octubre de 2013

Reacción de México por espionaje, muestra de un país totalmente dependiente: Tariq Ali en CNN


El escritor paquistaní Tariq Ali, aseguró que tras revelarse el espionaje de Estados Unidos a presidentes mexicanos, el gobierno de México ha reaccionado como un país totalmente dependiente.

En entrevista con Aristegui CNN, el también historiador afirmó que gracias a la tecnología, EU tiene la capacidad de espiar a cualquier país en el mundo bajo la idea que es el único poder imperial, que creen que el mundo es suyo.

En relación al espionaje por parte de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) a los mandatarios Enrique Peña Nieto (México) y Dilma Rousseff (Brasil), consideró que la reacción del gobierno mexicano “es como si estuviese siendo violado en términos de sus políticas, economía que son espiadas y el presidente no dice nada”.

En contraste, el intelectual recordó que la presidenta brasileña Dilma Rousseff mostró “una reacción de un país soberano e independiente, enojado” con acciones como cancelar su visita de Estado a Washington y condenar el espionaje ante la ONU; mientras que la del presidente de México fue la de “un país que depende de EU moralmente, políticamente y psicológicamente”.

“La reacción del gobierno mexicano es la reacción de un país totalmente dependiente de los EU, tanto moral como psicológicamente, no se pueden salir de este estado de dependencia y creen que la única forma de seguir la relación es no ofenderlos de ninguna manera”, dijo.

Ali sostuvo que la reacción de México “hace pensar que los EU tienen algo sobre éste presidente (Peña Nieto) que lo pueden avergonzar, pero algo saldrá, quizá sobre cómo ganó la elección, quizá lo sabremos, porque si no es (Edward) Snowden alguien más lo hará”.

Señaló que Estados Unidos espía “porque son el único poder imperial en el mundo y nos tratan como quieren” y añadió que la sociedad ha encontrado en las redes sociales un medio para expresarse y llevar a la movilización ante temas que le indignan.

“Los americanos intentan meterse en nuestras vidas pero hoy tenemos una generación de gente educada, joven, expertas en esta tecnología que pueden hasta investigar a EU y ellos están intentando aplastar a la gente que hace estas cosas como sucedió con el soldado Manning”, aseveró.

Los movimientos sociales deben ser sustentados con proyectos políticos

El también cineasta consideró que el uso de nuevas tecnologías para movilizarse es muy importante “pero no lo haría demasiado”, ya que cuando la gente está desesperada escogen cualquier herramienta para movilizarse y encontrar soporte.

“Hoy en día se puede enviar un mensaje de texto diciendo algo que pase al instante pero el sistema básico es el mismo, por sí mismo no se puede hacer nada, como un instrumento de movimientos sociales para tener un gran alcance pero sin un proyecto político no tendrá poder”, dijo.

Explicó que en el caso de la “Primavera árabe”, esa región no tenía un proyecto político, mientras que en Sudamérica tienen proyectos políticos, hay 5 o 6 países que tienen un modelo de cómo crear un sistema para enfrentar al neoliberalismo.

Ali afirmó que el “sueño democrático” está terminado y concluyó con el capitalismo neoliberal, ya que a pesar de que se puede pretender seguir teniendo democracia, en el momento que nuevos partidos políticos se desarrollan con nuevas propuestas, lo atacan en su intento de llegar al poder.

En el caso de México, el historiador paquistaní indicó que el concepto de “totalitarismo suave” es una tradición, pues cuando el PRI estaba en el poder decían: “nosotros sabemos cómo manejar un país, podemos permitir ciertas libertades y los rusos deberían aprender de nosotros”.

En el caso del capitalismo, dijo, “se está convirtiendo cada vez menos democrático, estamos viendo esto en todos los países del mundo, las democracias se están vaciando… en la ausencia del enemigo ya no hay nada que mostrar, en la mayoría del mundo se informa solo sobre un solo lado y los medios mundiales se han convertido en pilar del sistema económico-político, ni siquiera intentar ser objetivos y al final del día esto va a reducir nuestros derechos democráticos”.