viernes, 13 de diciembre de 2013

Aprueban Congresos de Chiapas, Querétaro y Veracruz la reforma energética

 

Por Elio Henríquez, Mariana Chávez y Eirinet Gómez, corresponsales

En medio de protestas, los congresos de Chiapas, Querétaro y Veracruz aprobaron este viernes la reforma energética, con lo que se convirtieron en las tres primeras legislaturas locales en avalar las modificaciones constitucionales en la materia.

El debate en el Congreso chiapaneco se prolongó durante dos horas y media con la participación de diputados de varios partidos y de protestas de simpatizantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

La reforma fue avalada con 32 votos de legisladores de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Acción Nacional (PAN).

Las diputadas perredistas, Alejandra Soriano Ruiz y Hortensia Zúñiga, así como Sonia Catalina Alvarez, del Partido del Trabajo y Roxana Gordillo Burguete, del Movimiento Ciudadano, sufrgaron en contra. Cinco diputados no asistieron a la sesión.

Antes de votar a favor, el presidente del Congreso, Fernando Castellanos Cal y Mayor, del PVEM, manifestó que “necesitamos de nuevas tecnologías para estar a la vanguardia en las aguas profundas, pero se necesitan miles y millones de dólares, que Petróleos Mexicanos (Pemex) no tiene”.

Su compañero de bancada, Emilio Salazar Farías pidió respeto a quienes se oponen a la reforma, tras interrumpir su participación debido a que algunos jóvenes perredistas protestaron en el interior del Congreso, por lo que fueron retirados por personal de seguridad.

Afuera del recinto, unos 40 integrantes de Morena protestaron con cartulinas y consigna.

Casi a la par, el Congreso de Querétaro aprobó la reforma con 23 votos a favor de PRI, PAN, PVEM y Nueva Alianza y dos en contra del Movimiento Ciudadano y PRD. Integrantes y simpatizantes de Morena calificaron de traidores a los diputados por su aval a las modificaciones constitucionales.

Momentos antes, diputados integrantes de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Legislatura local aprobaron en 10 minutos el dictamen de reforma, al considerar que cumplieron con todo el procedimiento legal para concretarlo.

A su vez, unos 70 integrantes de Morena llegaron a la sede legislativa, donde diputados sometían a votación el dictamen.

Los militantes intentaron ingresar al recinto, pero elementos de la policía estatal se lo impidieron al formar vallas humanas en cada uno de los accesos, por lo que se han reportado empujones con algunos integrantes de este movimiento.

Los integrantes de Morena solicitaron al Congreso queretano que permitieran ingresar a una comisión al área de sesión del pleno, sin que fueran escuchados. El acceso vial donde se ubican las instalaciones del Congreso local fueron cerradas.

Por la mañana, el presidente de la Mesa Directiva, el priísta Braulio Guerra Urbiola, informó que al filo de la 01:40 horas de este viernes fue notificado vía correo electrónico por la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados federal que enviaron ese documento a la Legislatura local.

En tanto, el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Marco Antonio León Hernández del partido Movimiento Ciudadano, señaló que el presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, Braulio Guerra, le notificó a las 11:20 horas de este viernes que el área de Asuntos Legislativos y Jurídicos ya había recibido el documento de dictamen de la reforma constitucional.

A las 11:50 horas se reunieron los diputados integrantes de la Comisión de Puntos Constitucionales, Braulio Guerra Urbiola, Diego Foyo López y Juan Guevara Moreno, del Partido Revolucionario Institucional, así como Marco Antonio León Hernández de Movimiento Ciudadano, quienes acordaron retirar del orden del día de esa sesión dos puntos contemplados con anterioridad para ingresar y someter a votación el dictamen de la reforma energética.

En tanto, en Veracruz, la reforma recibió 39 votos a favor y un diputado del PRI se abstuvo.

No se dio ningún sufragio en contra porque se cerró el circuito de votación y la oposición ya no pudo votar.

Se trató de una sesión exprés de 10 minutos, pues ante la presencia de manifestantes, la presidenta de la mesa directiva declaró un receso. Al reiniciar la sesión y declarar la votación, sin debatir la minuta, en cuanto observó que la mayoría de los diputados ya se había manifestado a favor, cerró la votación.