lunes, 16 de diciembre de 2013

Denuncia Corral “bullying” político por voto en contra de reforma energética


PATRICIA MAYORGA

CHIHUAHUA, Chih. (proceso.com.mx).- Cientos de panistas chihuahuenses aplaudieron el voto en contra de la reforma energética de los senadores Ernesto Ruffo Appel y Javier Corral Jurado, durante el primer informe de actividades de este último.

“Somos dos de los senadores que hemos votado la reforma energética en contra”, dijo Corral previo a explicar las razones de sus votos, lo que arrancó un aplauso generalizado en el salón donde informó sobre las reformas estructurales aprobadas.

Corral criticó el cacicazgo de algunos gobernadores del país, entre los que Chihuahua es ejemplo, destacó.

Ambos panistas advirtieron que no dejarán de ser un contrapeso hasta lograr que la reforma energética sea ligada a un verdadero combate a la corrupción, a la transparencia, al ejercicio presupuestal, a la autonomía de gestión de Pemex y liberarla de las cargas fiscales indebidas que no le permiten competir.

Ruffo reconoció que la alternancia no representó el verdadero cambio para el país, por lo que conminó a los asistentes a vigilar y exigir cuentas a los gobernantes porque ese es el verdadero cambio.

Javier Corral confesó que Ruffo y él viven un momento complejo y tenso al interior de la bancada, y aunque dijo que no han recibido presiones indebidas de nadie, denuncia que les han hecho bullying político porque les dolió esos votos en contra.

“Pero no lo hemos hecho por mezquindad, hemos estudiado mucho sobre el proyecto y tenemos muchas preocupaciones sobre el futuro por la apertura total en un sector tan corrompido, porque no se incorporaron a la reforma candados reales de combate a la corrupción y que deja muchas cosas a la indefinición en términos de la asignación del contrato que no ha modificado la esencia fundamental del problema que echó a perder a Petróleos Mexicanos: la rapiña política”, indicó.

Recordó que a Pemex la hicieron y la usaron para financiar campañas políticas “y ahora resulta que es una empresa ineficaz y corrupta”.

Ruffo cuestionó el modelo con el que ha funcionado la paraestatal, que ha sido ordeñada por décadas para avalar campañas presidenciales, mientras que Corral Jurado dijo que la única manera de combatir la reforma energética es mediante una consulta popular, que la inhabilite.

Corral advirtió que está a favor de la inversión privada en el sector energético hasta donde el PAN lo propuso: “Dijimos que íbamos a abrir la inversión privada complementaria a la pública, en los procesos de manufactura, procesamiento, almacenamiento, distribución, transporte, pero, ¿una apertura total sin los candados debidos, frente a empresas trasnacionales depredadoras? Conociendo el régimen de corrupción que tenemos y la impunidad que se genera en el país, es una apuesta sumamente riesgosa.

Ernesto Ruffo y Corral coincidieron en que lo que no quisieron dar el paso hasta conocer las leyes secundarias, y así lo dijeron en su grupo parlamentario. “Les dijimos: pídanle al PRI la legislación secundaria, que nos muestre la letra chiquita, los detalles’, porque todos sabemos que en los detalles está el diablo, ni más ni menos”.

Sobre la reforma fiscal, Corral informó que la combatieron por ilógica, por absurda por contradictoria y por inconsecuente.

“Hemos combatido el paquetazo fiscal porque el gobierno ha ido a hacerse de 980 mil millones de pesos por la vía del endeudamiento y por la vía de nuevos impuestos cobrados a los mismos de siempre. Porque la oportunidad de hacer una verdadera reforma fiscal era ampliar la base de contribuyentes y cobrarle a los más ricos de México y ni se amplió la base de contribuyentes ni se eliminó en términos reales el sistema de consolidación fiscal que le ha permitido a los más grandes capitales de México seguir porque mezclan pérdidas con ganancias. Me refiero a los cien capitales más importantes de México que dejan de pagarle al país 500 mil millones de pesos, por eso la consideramos absurda y por ignorante de la realidad fronteriza, porque no conocen cómo funciona la frontera, el centralismo de Hacienda es impresionante cuando se trata de conocer las lógicas de consumo que vive Juárez con El Paso”.

Sobre el tema fiscal, dijo que al gobierno estatal hay que darle un seguimiento muy puntual de sus acciones y denunciar la voracidad con la que ha operado el gobernador César Duarte Jáquez, quien recientemente propuso y aprobó por mayoría el PRI en el Congreso, la ampliación del Impuesto Sobre la Nómina (ISN).

“Al excluir un tabulador en materia del ISN y dejar solo el Código Fiscal para mandarlo al 3 por ciento, me parece un absurdo total, pero también hay que decirlo: la clase empresarial de Chihuahua está muy contenta con Duarte, tienen tres años haciéndole de ballet del gobernador, y ahí están los costos, y ahí está el pago de tanta obsecuencia, de tanto silencio, de tanta connivencia con Duarte, pues que le digan, a lo mejor el año que entra se los vuelve a aumentar al 5 por ciento”, dijo Corral.

Consideró que los dirigentes empresariales de Chihuahua tienen muy poca fuerza moral para denunciar los abusos del gobernador, porque cuando éste comete abusos a otros sectores ellos no dicen nada, sólo cuando les tocan el bolsillo.

Además destacó los logros de las reformas para darle autonomía al Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), de la reforma política, la de telecomunicaciones y radiodifusión, así como la recién aprobada de anticorrupción.

Además, resaltó que faltan por aprobar las que tienen que ver con el derecho de réplica, la de propaganda gubernamental, entre otras.