miércoles, 4 de diciembre de 2013

Descarta PRI que reforma energética sea llevada a consulta pese a firmas


Por José Antonio Román

México, DF. El presidente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, justificó el cerco policiaco en la Cámara de Diputados y en el Senado de la República, y prácticamente descartó que la reforma energética sea llevada a consulta, pese a las más de un millón 500 mil firmas entregadas por el PRD.

Entrevistado poco antes de participar en el homenaje al ex presidente Adolfo Ruiz Cortines con motivo de su 40 aniversario luctuoso, el líder priísta subrayó que en la reforma energética no se puede discutir eternamente un tema, por lo que los legisladores deben decidir cuando están listos para dictaminar y aprobar dichos cambios.

Camacho Quiroz dijo que una vez agotado el tema de la reforma energética, los legisladores estarán en condiciones de votarla, sin apresuramientos pero tampoco sin dilación o prácticas que retrasen injustificadamente esta reforma que se ha planteado desde hace tiempo.

Recordó que en el Pacto por México, las tres principales fuerzas políticas del país, PRI, PAN y PRD, acordaron que la reforma político-electoral fuera primero, y posteriormente la energética. “Esperamos que los demás también honren su palabra”, dijo.

Previo al evento, que se realizó en la fundación Miguel Alemán, el priísta justificó el cerco establecido en los dos inmuebles legislativos, pues no puede permitirse que los legisladores no tengan los mínimos de seguridad para trabajar y decidir de manera libre.

Incluso, destacó que esta decisión es una operación realizada por el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera a fin de garantizar la seguridad de los legisladores y evitar desencuentros políticos, que en un sistema democrático deben decidirse en la tribuna y en el canal del Congreso.

Respecto a las más de un millón 500 mil firmas reunidas por el PRD para pedir una consulta para la reforma energética, Camacho Quiroz señaló que este mecanismo es respetable pero que hay que atenerse a los mecanismos que las leyes en la materia establecen para darle un debido procesamiento.

En torno a la reforma política, que actualmente se discute en el Senado, expresó su confianza de que también sea votada por los legisladores del PRD, pues en ella están incorporados gran parte de las propuestas perredistas, por lo que sería una incongruencia que los senadores de ese partido se abstuvieran de participar en esta votación.