miércoles, 5 de febrero de 2014

Funcionarios, abogados y empresarios, detrás de los ‘templarios’ en Michoacán: Garay en CNN


El investigador en temas sociales, Jorge Luis Garay, consideró que para restablecer la seguridad en Michoacán no sólo se trata de capturar a las cabecillas de Los Caballeros Templarios, como lo han exigido los grupos de autodefensa, sino que se debe actuar contra las redes sociales en las que participan, por ejemplo, funcionarios públicos, abogados y empresarios.

“¿Cuáles son las raíces esenciales de esta problemática? Hay un avance en la ilegalidad que se ha incrustado en diferentes instituciones de la sociedad y el Estado, no sólo del estado de Michoacán y de México, sino de otros países. Lo que hemos estudiado en la evolución de la Familia Michoacana, los Caballeros Templarios encontramos algo que es fundamental entender: no se trata sólo de organizaciones con componentes sólo criminales, son constituidos estos grupos como redes en los cuales participan agentes supuestamente legales y agentes que se mueven entre la legalidad y la ilegalidad que no son solo criminales, sino que son o bien funcionarios públicos que están actuando contra la institucionalidad, o son agentes civiles, abogados, incluso empresarios que de alguna u otra manera están reproduciendo el capital ilegal en estas entidades”.

“El tema es mucho más complejo y no se trata solamente de eliminar cabecillas de la organización criminal porque de hecho en su momento… se dio de baja al ‘Chango’ Méndez… y se reestructuró y reorganizó la Familia Michoacana en Los Caballeros Templarios”, abundó.

En entrevista con la periodista Carmen Aristegui, en CNN, el coautor del libro “Narcotráfico, corrupción y estados”, analizó las acciones e inversión para Michoacán, que anunció ayer el gobierno federal y señaló que ”es fundamental que el estado de derecho se fundamente y se consolide” en la entidad.

Recordó las 3 etapas del operativo de seguridad en Michoacán: recuperación del control territorial por parte del Estado; restablecer las bases para el desarrollo integral en el estado; además de fortalecer las capacidades del gobierno y las instituciones en Michoacán .

Sobre la recuperación territorial, consideró que es una fase avanzada, pero agregó que también comprende la institucionalización de las autodefensas, a través de su inserción en grupos de vigilancia rural o policías municipales.

Refirió que en Colombia en los años 90 hubo grupos de autodefensas que fueron regulados por el Estado inicialmente, pero después se fueron convirtiendo en paramilitares, lo que provocó una década después a la reconfiguración del Estado colombiano.

Sobre lo que pasa hoy en México, con la incorporación de los grupos de autodefensa en cuerpos institucionales del Estado, consideró que “quedan varios interrogantes sobre este proceso, que deben ser resueltas y atendidos debidamente. En primer lugar es que el surgimiento de los grupos de autodefensas de alguna manera van en contra de la legalidad de un Estado de Derecho como fue el haberse arrogado la potestad de suplantar el monopolio legítimo y legal por parte del Estado del uso de la fuerza, entendemos y se entiende obviamente que el surgimiento de los grupos de autodefensas básicamente surgieron ante la ineficiencia del Estado para poder garantizar la seguridad del territorio”.

Afirmó que hasta ahora no se develado todo el proceso de organización, financiación y armamento en las autodefensas ni qué intereses tienen, si son legales o ilegales.

Estos son algunos momentos importantes de la entrevista: