lunes, 14 de octubre de 2013

Gobierno, cerrado al diálogo, represivo y autoritario, acusan docentes del MMPV


FERNANDO INÉS CARMONA

Orizaba, Ver.- La represión policiaca y administrativa contra el Movimiento Magisterial Veracruzano “ni nos debilita, ni nos atemoriza, por el contrario, nos fortalece”, afirman maestros. Tan es así que anuncian que este lunes no regresan a clases y se declaran en “desobediencia civil”; además desconocen al autollamado Movimiento Popular Auténtico del Magisterio Veracruzano como interlocutor de sus demandas e insisten en que hay infiltrados en sus movilizaciones.

En rueda de prensa, profesores integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) región Orizaba desmenuzaron las acciones “que el gobierno del estado emprende contra el movimiento magisterial”. ; Rechazaron “los últimos hechos represivos ocurridos la madrugada del 11 de octubre cuando se dio la orden que se detuvieran los autobuses que se dirigían con maestros a las manifestaciones a Xalapa”.

El profesor Víctor Peña, coordinador de la CNTE en la zona de Orizaba, leyó un documento en donde fijó su postura, en él se apunta que las acciones “represivas se dieron en todo el estado veracruzano, violando las garantías individuales, específicamente el artículo 11 que es la libertad de tránsito y el artículo primero que nos habla de los derechos humanos y las garantías sociales que tenemos los mexicanos. Anoche 12 de octubre entró la policía estatal a romper el bloqueo de protesta en la Secretaría de Educación de Veracruz que realizaban profesores de todo el estado. El mencionado desalojo se dio con lujo de violencia y resultaron fuertemente golpeados varios compañeros y compañeras”, sostiene.

“Consideramos que estos hechos mencionados demuestran el verdadero rostro del gobierno del estado, que se caracteriza por ser represivo, autoritario, irrascible y de una cerrazón al diálogo. Los maestros y maestras consideramos que las prácticas políticas del régimen estatal son propias de gobiernos fascistas y por lo tanto el movimiento magisterial persiste”.

Responsabilizan al gobierno del estado y federal de la prolongación de las movilizaciones, “será por culpa del gobierno que no ha tenido ninguna voluntad de resolución. Ha practicado hasta ahorita un diálogo de sordos en donde no escucha y se va por la vía más fácil que es el de la represión”, señala.

El movimiento magisterial, dijo el resto de los maestros, no se debilita: “está creciendo”, pero a la vez reiteran el rechazo en contra de las acciones policiacas. “Nuestra lucha es contra las acciones represivas que realiza el gobierno del estado y el federal y que comprendan que hay un problema social muy grave y muy fuerte. Estamos manifestando de diversas formas de que se abrogue la reforma educativa. Los padres de familia siguen en el entendido que no hay afectaciones en su contra, pero en el artículo 73, transitorio quinto se habla del modelo de gestión y las escuelas de tiempo completo, es muy preocupante que esta información no se difunda. No hay acceso de información”, señala una de las docentes.

Asimismo, revelan que el gobierno federal “bloqueó el acceso al Diario Oficial de la Federación porque no está el decreto de reforma al artículo 73, entonces padres de familia nos dicen que inventamos esto. Nosotros tenemos la información y el gobierno nos hace una mala jugada al ocultarnos la información”.

Por su parte, el profesor Gerardo López sostiene: “En síntesis, estas leyes es un garrote que le dieron para controlar a los trabajadores de la educación. No podemos contradecir ninguna orden del patrón; las movilizaciones son porque no hay otra forma de acercarse al gobierno del estado y el gobierno federal”; también explica que hasta el momento, “ni las autoridades educativas, ni del gobierno del estado ni federal hemos tenido acercamientos”.

Callejas Arroyo, parte de la estructura del estado

Acusan que el dirigente moral de la sección 32 del SNTE, Juan Nicolás Callejas Arroyo, respalda las acciones de la SEV “porque no hay que dudar que es parte de la estructura del gobierno del estado. Él está de parte de ellos, eso no es raro”.

También descartaron que este lunes los 16 mil maestros que se integran en este movimiento vayan a regresar a sus labores. “¿Qué si vamos a trabajar? No. El movimiento sigue, sin embargo con las acciones de ayer -Xalapa por la noche- tenemos que reorganizarnos, tenemos que rediseñar las estrategias, ya no queremos la represión, no queremos maestros lastimados”.

Movimiento Popular Auténtico del Magisterio Veracruzano, sin representatividad

En tanto, el profesor David Rubio Cuevas desconoce a ese grupo, “ellos no están reconocidos en su postura de lucha magisterial. Hasta el día de ayer surge y no sabemos qué representatividad tenga a nivel de magisterio. En ese sentido, apenas ayer sale un grupo que fija una postura en contra del movimiento, eso debió de haber sido desde el principio de la lucha. No tenemos conocimiento de quiénes son, a quiénes representan”.

Infiltrados desvirtúan el movimiento

“Nuestra lucha es grande y es fuerte, pero siempre ha buscado la vía pacífica y de diálogo, pero hay personas que se infiltran al movimiento para generar ese tipo de violencia. Repudiamos los hechos de represión por parte del gobierno del estado, hay una indignación social y general, dice, “las acciones inmediatas es la desobediencia civil en el paro de labores. El día lunes no hay regreso a clases en apoyo a los compañeros que fueron reprimidos y golpeados en la Secretaría de Educación del estado de Veracruz. No hay regreso a clases”.

A la vez, confían en que la SEV no utilizará la fuerza pública para desalojar las escuelas que aún están en paro, “el secretario de Gobierno, Érick Lagos, aseguró que no va haber desalojo de ese tipo en las escuelas, si sale la subsecretaria Xóchitl Osorio a decir que se va a utilizar la fuerza pública y después la contradice el secretario de Gobierno, quiere decir que hay personas que salen a dar declaraciones que buscan crispar y generar mayor violencia. Abona a que haya mayor indignación”.

Por otro lado, se informó que ayer mismo se incorporó a las movilizaciones y acciones nacionales “el estado de Aguascalientes. Quinta Roo reafirma su postura de continuar el paro indefinido. En la zona de Orizaba, en las escuelas estatal y federales, vamos a continuar apoyando la lucha del magisterio y nos estamos declarando en desobediencia civil”.