viernes, 25 de octubre de 2013

Regañado por enseñar Constitución a su hija; acusa padre hostigamiento


TULIO MORENO ALVARADO

“NO TIENE DERECHO A RECLAMAR NADA”, AFIRMA MARTÍN HERRERA BÁEZ PATERFAMILIA XALAPEÑO QUE LE SEÑALAN DIRECTIVOS DE LA PRIMARIA POR NO APORTAR SU “COOPERACIÓN” A LA SOCIEDAD DE PADRES DE FAMILIA Y DEFENDER LOS ESTATUTOS DEL ARTÍCULO TERCERO CONSTITUCIONAL ¦ FOTO LA JORNADA VERACRUZ

Por enseñarle a su hija que el artículo tercero de la Constitución garantiza que la educación debe ser gratuita y laica, y además la Carta Magna establece que es obligación del Estado asegurar el derecho de los niños de acceder sin restricciones a los niveles básicos del sistema educativo nacional, el padre de familia, Martín Herrera Báez es acosado por directivos de la escuela primaria “Abraham Castellanos” de esta ciudad de Xalapa.

La hija de Martín cursa el quinto año en la mencionada escuela y entiende el espíritu central de los apartados del artículo tercero relativos al carácter de la educación gratuita que debe impartirse en el país; no obstante, refiere Herrera Báez, esto parece molestarle tanto a la directora María Coral Arroyo Lunagómez, como al presidente de la sociedad de padres de familia, Jose Luis Galazarán Salinas.

“A inicios de esta misma semana, durante una reunión general de la escuela entre maestros y padres de familia en la que se nos informó de la llegada del recibo de luz por más de 20 mil pesos, solicité a la directora que me permitiera leer delante de todos la Constitución a fin de que supieran que el gobierno esta obligado a cubrir esos gastos; sin embargo, me negaron el uso de la palabra por lo que le pedí a mi hija que lo hiciera por mí. Entonces los directivos también lo rechazaron y me reclamaron diciendo que trataba de utilizarla para ‘quién sabe qué fines’”.

Y es que la semana anterior, Martín –de ocupación mecánico– se negó a pagar la “cuota voluntaria” de 500 pesos que les cobra la sociedad de padres de familia, porque entre otras cosas no expide ningún recibo foliado ni tiene carácter oficial ni tampoco se sabe el uso que le dan a esos recursos; desde entonces el presidente de la sociedad de padres de familia lo viene acosando, denunció en entrevista.

“Pero lo que más parece molestarles es el hecho de que mandé a hacer una manta en la que hablo del derecho a la educación y exhibo a la entrada de la escuela para que todos los demás padres y madres sepan que nada ni nadie puede impedir que sus hijos reciban educación y tampoco que tenemos ninguna obligación de pagar por mantenimiento y servicios de la escuela, porque eso es una obligación del gobierno”.

En el último plantón que el solitario Martín realiza por las mañanas a la entrada de la escuela, recuerda que se le acercó el presidente de padres de familia, Galazarán Salinas, a exigirle que se retirara porque no había cubierto su “cooperación voluntaria” y por lo tanto no tenía ningún derecho a reclamar nada. Martín insiste en divulgar el artículo tercero constitucional entre los demás padres de familia y sobre todo entre los alumnos, de manera que “sepan defenderse de las arbitrariedades y conozcan sus derechos”.