miércoles, 13 de noviembre de 2013

Por segundo día, policías enfrentan a normalistas cuando tomaban autobuses


CITLAL GILES SÁNCHEZ
 Y MARGENA DE LA O ( )

Chilpancingo, 12 de noviembre. Por segundo día consecutivo, estudiantes de Ayotzinapa se enfrentaron a pedradas con policías estatales en el bulevar Vicente Guerrero cerca de la terminal de autobuses, sin que hubiera heridos, ni detenidos.

Al mediodía, normalistas retuvieron cuatro autobuses foráneos y obligaron a los pasajeros a bajar, para poder llevárselos; sin embargo, al intentar esto se desató una trifulca con policías antimotines.

En el caso del autobús 1031, según el operador, los normalistas lo amenazaron de que si no les entregaba el camión, la apedrearían, por lo que comenzaron a bajar a los pasajeros.

“Sin embargo, en el momento en que iban a llevárselo llegó la policía e impidió que se lo llevaran”, detalló el operador, que viajaba de Puerto Vallarta con dirección a Acapulco.

Fueron minutos de tensión porque los estudiantes arrojaban piedras a los antimotines, por lo que los policías respondieron disparando gases lacrimógenos, que llegaron hasta el jardín de niños Margarita Maza de Juárez, lo que provocó pánico entre las maestras y padres de familia que llegaron hasta el lugar a recoger a los niños.

En la trifulca no hubo personas heridas, sólo una pasajera con crisis nerviosa: “se puso histérica, pero se logró bajar del autobús”, comentó el operador.

Los autobuses resultaron con los parabrisas estrellados. Los operadores y las unidades foráneas fueron llevados al Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del estado. Ahí los trabajadores rendirían su declaración.

Los estudiantes lograron huir con diversos rumbos, y de acuerdo con un agente federal, no hubo ningún detenido.

Esta acción es la segunda que los estudiantes hacen en esta semana, aparentemente para usar los camiones en las acciones de este jueves 14 de noviembre, cuando se cumplen seis años del desalojo de normalistas del Congreso del estado.

“Proponemos el diálogo”

La dirigencia estudiantil de Ayot-zinapa denunció que la acción de policías antimotines contra sus compañeros es una reacción del gobierno al plan para el próximo 14, cuando conmemorarán la reacción del Congreso local, en 2007, cuando pedían respeto a la licenciatura en Educación Primaria, y que intensificarán el 12 de diciembre por los dos años del asesinato de sus compañeros Gabriel Echeverría de Jesús y Jorge Alexis Herrera Pino, en la autopista del Sol.

Anoche, normalistas estuvieron en la terminal de Estrella de Oro, para apoderarse de unos autobuses, y hasta allí llegaron policías estatales antimotines, quienes, denunciaron, los agredieron.

El secretario general de la dirigencia estudiantil de Ayotzinapa, Guillermo Hernández Castro, aseguró que los policías atropellaron a un normalista durante la gresca de ayer, quien estaba tirado, y le lesionaron un hombro.

Negó que los normalistas estuvieran armados, y que policías comunitarios participaran en la actividad. Aclaró que hubo disparos, pero del lado de los antimotines, a quienes llegó a apoyar un convoy de militares. Admitió que sus compañeros normalistas respondieron, pero a pedradas.

Al mediodía de hoy se repitió la escena en la zona de las centrales de autobuses; unos 120 normalistas pretendían completar la operación de ayer. El dirigente estudiantil reportó otro normalista herido a pedradas, en conferencia de prensa en la Red Guerrerense de Organismos Civiles de Derechos Humanos, a la 1 de la tarde, poco después de la gresca. Denunció que los policías persiguieron, agredieron y sometieron a los estudiantes con gas lacrimógeno.

“¡No queremos otro 12 de diciembre!”, dijo el dirigente estudiantil, después de comentar que los normalistas proponen el diálogo, pero el gobierno, la agresión.

Dijo que Ayotzinapa tiene diseñado un plan de acción por los crímenes y hostigamiento contra normalistas, a lo que ya reaccionó el gobierno. “Acusamos a Ángel Aguirre Rivero de lo que pueda pasar. Quizá pretenda asesinar a más compañeros”, sentenció.