jueves, 16 de enero de 2014

Histórico: Representantes del Vaticano comparecen ante ONU por abuso sexual de menores


Representantes del Vaticano comparecen ante el Comité de la ONU de Derechos del Niño, en lo que representa una comparecencia histórica de la jerarquía de la Iglesia Católica, centrada en los abusos sexuales de menores cometidos por sacerdotes en todo el mundo.

La sesión, a las 7 de la mañana tiempo de México, se encuentra en receso.

Por parte del Vaticano se encuentran monseñor Charles Scicluna -ex procurador del Cardenal Ratzinger- y Silvano Tomasi; ambos representan a la Santa Sede ante Naciones Unidas en Ginebra.

Hasta ahora, ningún organismo internacional se había atrevido a cuestionar a la Santa Sede sobre este tema, no obstante los reclamos de algunas asociaciones civiles que han apoyado a las víctimas de abusos. De hecho, tal como lo adelantó Aristegui Noticias a finales del año pasado, organizaciones de este país señalaron a los principales sacerdotes acusados de violaciones, en el informe “Pederastia Clerical de Mexicanos en México y en otros países 1944-2013″: Marcial Maciel y Nicolás Aguilar.

El Vaticano afirmó -previo al receso de la comparecencia- que no existe excusa posible a los casos de explotación y violencia contra niños, además de que afirmó que existen responsables de abusos “en todas las profesiones, incluso entre miembros del clero y personal de la iglesia“.

“Se encuentran abusadores entre los miembros de las profesiones más respetadas del mundo y, más lamentablemente, incluso entre miembros del clero y otro personal de la iglesia”, dijo monseñor Silvano Tomasi.

En su comparecencia, Tomasi aseguró que el Vaticano “está comprometida a escuchar cuidadosamente a las víctima de abuso y a abordar el impacto de tales situaciones en los supervivientes y sus familias”.

Hasta ahora, la Iglesia ha atajado los casos de abuso sexual de menores con la posición de que debe ser castigado, aplicando las leyes del Estado donde se cometió.

Organizaciones mexicanas ven esta comparecencia de la Santa Sede ante el Comité de los Derechos del Niño como una “auténtica oportunidad histórica” para que el Vaticano sea señalado “como responsables de los miles de casos de abuso sexual cometidos en muchas partes del mundo, durante muchos años, debido, precisamente, a su conducta estructural de protección y encubrimiento complicitario de los abusadores y, por lo mismo, les sean fincadas las responsabilidades correspondientes a las violaciones de los artículos de la Convención y de los Tratados Internacionales en la materia, por su desprecioy violación sistemática a los derechos e interés superior de niños y niñas así como por preferir encubrir a los victimarios en lugar de proteger y salvaguardar a las víctimas. Dicha conducta institucional, que implicó a todos los niveles de autoridad de la organización,merece el señalamiento de auténtico crimen de Estado por parte del Comité de los Derechos del Niño”.

“Ello ayudará, en primer lugar y ante todo, a la reivindicación de las víctimas, de su dignidad y derechos fundamentales e incluso, contribuirá a que la misma organización representada por la Santa Sede y sus autoridades, a las autoridades nacionalesy a la humanidad entera, a que este tipo de conductas no se vuelvan a repetir nunca más ennuestra historia”, se señala en el referido informe entregado a dicho comité.