miércoles, 12 de marzo de 2014

Armados con piedras y palos, maestros vandalizan oficinas del SNTE en Guerrero


EZEQUIEL FLORES CONTRERAS

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Integrantes del magisterio disidente arremetieron contra la sede de la Sección 14 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), en protesta por la reciente aprobación del Congreso local de la iniciativa enviada por el gobernador Ángel Aguirre, que modifica la ley estatal de educación para homologarla a la reforma federal.

La reacción de los integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) ocurrió luego de que ayer diputados encabezados por el presidente del Congreso, el perredista vinculado al narco Bernardo Ortega Jiménez, decidieron sesionar de forma subrepticia en el puerto de Acapulco, con el fin de aprobar modificaciones a normas secundarias para garantizar la aplicación de la reforma educativa en la entidad.

Por ello, este mediodía al menos un centenar de miembros de la CETEG, armados con piedras y palos, irrumpieron en la sede sindical, donde luego de desalojar a los administrativos cometieron destrozos en oficinas y fachada del inmueble ubicado al sur de esta capital, justo frente a la sede de la Procuraduría General de Justicia estatal (PGJ).

Durante 35 minutos, los cetegistas pintaron consignas con aerosol al interior y el exterior de la sede sindical; destrozaron a golpes y pedradas puertas y ventanas de vidrio y acrílico, así como mobiliario y equipo de oficina.

Los inconformes descubrieron un salón de fiestas en la parte superior del inmueble y en la oficina del secretario de la Sección 14, Hilario Ruiz Estrada, un espacio donde se almacenaban botellas de alcohol y diversos regalos, como bolsos para dama y plumas Mont Blanc.

También destrozaron butacas y puertas del auditorio, ubicado a un costado de la sede sindical.

Los manifestantes se retiraron del lugar luego de que arribaron al menos un centenar de policías estatales con equipo antimotín, sin que se registraran confrontaciones, aunque tampoco hubo detenidos.

En marcha, los cetegistas se dirigieron al plantón que mantienen desde el lunes en la sede del Congreso, que permanece cercado por el magisterio disidente.

Los docentes justificaron la embestida en contra de la sede de la SNTE argumentando que Ruiz Estrada habría pactado con el gobernador Aguirre y el diputado Bernardo Ortega el “golpe mortal” para el sector magisterial, pues no consultaron con la base las modificaciones a la Ley 58 de Educación en Guerrero, así como la reestructuración del sistema educativo en la entidad.

Por ello, anunciaron que no van a aceptar las modificaciones impuestas por el gobernador Aguirre y avaladas por la mayoría de los integrantes de la LX Legislatura, y anunciaron una etapa de resistencia social.

Previo a la acción en contra de la sede sindical que alberga a la facción institucional del magisterio guerrerense, los cetegistas dieron una conferencia de prensa en el cerco que mantienen en el Congreso estatal.

Al respecto, los miembros de la comisión política de la CETEG lamentaron la falta de división de poderes en la entidad y el sometimiento de los diputados al gobernador Aguirre, quien les impuso las modificaciones a la norma secundaria y ordenó aprobarlas sin análisis, discusión ni consulta con el sector magisterial.

La CETEG anunció movilizaciones para el próximo martes 18 y viernes 21, a señalar que de esta forma comienza la lucha en contra de las decisiones de “la camarilla” enquistada en el Congreso y el gobierno estatal, quienes impulsan leyes injustas y que por lo tanto no serán acatadas por la base magisterial, advirtieron.

En este sentido, insistieron en señalar que rechazan y desconocen cualquier reforma aprobada por el Congreso por considerarlas “ilegítimas y no considerar la opinión de la sociedad”.