jueves, 27 de marzo de 2014

Diputada: el agua que entubarán en el río Pánuco será para extraer gas shale


NORMA TRUJILLO BÁEZ

Para la construcción del acueducto de 550 kilómetros que llevará agua del Río Pánuco a Nuevo León ya existe la asignación de 210 millones de pesos para el inicio de trabajos en este año, lo lamentable es que a la gente se le está mintiendo que el agua solo será para uso doméstico cuando ya el gobernador del estado vecino, Rodrigo Medina, aceptó que será utilizado para uso industrial, para la extracción del gas shale, afirmó la secretaria de Comisión legislativa especial de la Cuenca del Bajo Pánuco, Guadalupe Moctezuma Oviedo.

La legisladora dijo que en una reunión que presidió Manlio Fabio Beltrones, en donde estuvo el gobernador de San Luis Potosí, Fernando Toranzo, se aprobaron los montos iniciales de la obra para llevar a cabo el compromiso presidencial “rehabilitación y modernización del distrito de riego 092, Panuco, Unidad-Pujal-Coy” se dieron a conocer las asignaciones.

De acuerdo a una copia fotostática proporcionada por la legisladora, para este 2014 habrá una inversión federal (con recursos 100 por ciento federales del programa K-141) por 112 millones de pesos y con recursos 50-50 del programa S079 por 154 millones de pesos, haciendo un total de 210 millones de pesos y adicionalmente se asignaron 10 millones para la elaboración del estudio de factibilidad técnica y económica del proyecto de la presa de almacenamiento Coy y zona de riego, que beneficiará a los municipios Tanlajas, Aquismon, Tamuin y San Vicente en el estado de San Luis Potosí y 72 millones 880 mil pesos para la construcción de infraestructura de agua potable y saneamiento en los municipios que conforman el Proyecto Pujal-Coy.

Este proyecto, sostuvo la legisladora federal perredista, será la conducción del agua desde el río Pánuco hasta la presa Cerro Prieto, será la construcción de un acueducto de 520 kilómetros que lo convierte en el mayor proyecto de conducción de agua mediante trasvaso en México y América Latina.

Sin embargo, ya es un hecho que el agua no solo se destinará al uso doméstico sino que servirá a Pemex y empresas internacionales para la extracción de gas shale, por lo que se exige que “ se haga un estudio de factibilidad o que se nombre una comisión para analizar la situación del proyecto del acueducto, una nueva renegociación del proyecto, que se expongan los beneficios porque el agua no será para uso doméstico exclusivamente sino para uso industrial y la condición cambia”.

Moctezuma Oviedo, integrante de la Comisión especial de la Cuenca del Bajo Pánuco, señaló que un diputado local de Monterrey está en contra de algo que ya firmó el gobernador de Nuevo León que el agua del acueducto del río Pánuco servirá para las perforaciones del gas shale. “Seguimos en oposición tendremos una mesa de diálogo con el diputado local para cerrar filas y que se abra de nuevo una negociación sobre las cantidades de agua que se llevará para Monterrey y los beneficios para negociar con el municipio de Pánuco y todos los afectados con la extracción de este líquido”, dijo la legisladora.

Además denunció que la región norte del estado de Veracruz ha llegado gente a las escuelas secundarias y bachilleratos, hacen reuniones con grupos ciudadanos, pero la información que dan a los jóvenes y a la población es errónea y no dicen los beneficios, no dicen cuántos empleos se van a realizar, sólo tratan de convencer que la ciudadanía acepte el proyecto.

“El agua es de todos, es un derecho humano, pero no solo se va a llevar para un uso doméstico sino que ahí ya un objetivo industrial, por eso debemos seguir insistiendo en que no se lleve a cabo este conducción del agua y que la ciudadanía responda como lo han hecho los pobladores que no quieren las presa en el río Jalcomulco, porque la construcción del proyecto Unidad-Pujal-Coy vendrá a proporcionar riego a más de 72 mil hectáreas tanto de los estados de San Luis Potosí y Tamaulipas, pero también a las empresas”.