miércoles, 23 de octubre de 2013

Reforma educativa provoca que familias migren, refiere experto


NORMA TRUJILLO BÁEZ

Con la reforma educativa aparece un nuevo proceso migratorio, la migración forzada provocada por gobiernos federal y local, familias de maestros que han encabezado el movimiento y que están siendo hostigados y reprimidos por las autoridades han decidido salir de sus municipios o localidades, también se está registrando que alumnos de Perote, Úrsulo Galván, Xico, Naolinco, Actopan y Cardel han tenido que salir de sus comunidades y estudiar en la capital del estado en escuelas privadas para terminar sus ciclo escolar, pero este problema no es generado por los maestros sino por el gobierno que no ha dado una respuesta real al problema magisterial, precisó el investigador del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales (IIH-S) de la Universidad Veracruzana (UV), Carlos Garrido de la Calleja.

El coordinador de la Red Articuladora de Estudios Migratorios de la UV dijo que “hay una nueva realidad social que es la nueva migración forzada, Veracruz sigue experimentando un desplazamiento de población por violencia, “los secuestros, amenazas, extorsiones, asesinatos, robos, siguen a la orden del día y esto origina que los veracruzanos sigan emigrando a las ciudades como el Distrito Federal, Monterrey, Ciudad Victoria, Ciudad Juárez, lamentablemente a este grupo de desplazados de la violencia se suman los desplazados por el gobierno, es decir en el contexto de las reformas legislativas estamos encontrando la migración forzada”.

La reformas iniciadas por el Gobierno de la República tienen todo un carácter totalmente centralista, “un carácter marginal, selectivo y a todas luces servil a los intereses internacionales como la OCDE, Banco Mundial, pero estas reformas están afectando los derechos de los trabajadores quienes responden de manera organizada, se lanzan a las calles, bloquean calles, se manifiestan y de alguna manera están manifestando el no haber sido tomados en cuenta, es decir nunca tienen derecho a la consulta ciudadana, se violentó ese derecho”, sostuvo Garrido de la Calleja.

Lamentablemente en el contexto de la reforma educativa los profesores que han liderado las marchas y que han convocado a reuniones o bloqueos hoy en día están siendo amenazados, hostigados laboralmente, “por eso algunos familiares han tenido que salir de la ciudad de Xalapa, por el temor a ser agredidos físicamente, es decir los familiares de estos profesores ya no están aquí en Xalapa, han salido de la ciudad y del estado, allí estamos viendo que aparece un nuevo proceso migratorio, la migración forzada provocada por gobiernos federal y local, quienes han ordenado el hostigamiento”.

En el caso de los alumnos están engrosando la migración interna, los hay que han tenido que moverse a diversas escuelas, “la preocupación principal estriba en que los que están en sexto año de primaria tienen que sacar su ficha de examen de admisión a secundaria en febrero, esto es una realidad que lamentablemente no han querido ver ni mucho menos atender las autoridades educativas locales, es una realidad concreta”.

Como ejemplo, citó, que la Normal Veracruzana solicitó al gobierno del estado instalaciones alternas para que al mismo tiempo de estar con su movimiento ofrecieran clases a los alumnos , sin embargo nunca fue respondida esta petición, por el contrario llegaron a imponer con el uso de la fuerza y el cargo jurídico de la Secretaría de Educación de Veraruz (SEV) a sacarlos y no se atendió esta petición.

Así, dijo el investigador de la UV que la migración está creciendo, “hay una migración interregional de los niños, tenemos niños de Perote, Úrsulo Galván, Xico, Naolinco, Actopan, Cardel, que sus familiares están malbaratando, vendiendo, enajenando sus tierras y pertenencias para poder pagar sus estudios a estos niños en escuelas privadas, en Xalapa”.

Es una migración forzada que no solamente mueve a las familias de los niños, sino que está afectando el tejido social, “por eso estamos proponiendo en el Instituto de Investigaciones Históricos Sociales que en el caso de profesores establezcan por decreto que en Veracruz no van a ser afectados los derechos de los maestros, tiene que ser decreto, no acuerdos”, sostuvo el investigador.

El estudioso de los fenómenos migratorios consideró que tanto para los niños como para los profesores, la SEV tiene que crear programas emergentes, así como se han creado leyes secundarias, debe haber programas emergentes donde la SEV esté encargada de dar atención psicopedagógica a los niños que acuden a una nueva escuela y que este programa emergente les permita a los niños tener un apoyo porque sufrió un corte histórico en su vida.

La SEV, señaló, debe impulsar trabajos temporales o de apoyo secundario a los padres “porque con el poco recurso que lograron rescatar de sus ventas, malbaratar camiones cañeros, casa o pedir préstamos, hoy en día tienen un pequeño colchón para pagar medio año o lo que le falta para concluir el ciclo escolar, pero los padres no tienen trabajo, la SEV es la responsable absoluta de los problemas que se ha generado en las familias, muchos se han separado”.

Mientras esto pasa en los tejidos sociales, “los políticos veracruzanos no están preparados para aterrizar esta ley” y agregó que la reforma al campo de la salud también traerá migración forzada “ya hay un grupo de enfermeras que están haciendo un programa para el próximo año, de llevarse a cabo , ya están hablando con sus familiares para emigrar a Estados Unidos y Canadá, de forma documentada o indocumentadas”.