martes, 8 de octubre de 2013

VERACRUZ: Por amparos contra reforma, paro podría extenderse hasta por un año


SAYDA CHIÑAS CÓRDOVA

Coatzacoalcos, Ver.- Los maestros del sur de Veracruz anunciaron que siguen con los amparos en contra de la reforma educativa, pero al no haber certeza y confianza en las instituciones de impartición de justicia, el proceso podría extenderse más de seis meses a un año, tiempo en que mantendrán el paro en las escuelas.

En rueda de prensa, los maestros del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano (MMVP) del sur reconocieron que no cuentan con el respaldo de los ciudadanos en su lucha en contra de la reforma educativa, como pasa en otros estados del país.

Acusaron de manera directa a los dirigentes de la Sección 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y el gobierno federal de “manipular” la opinión de los ciudadanos para enfrentar a los padres de familia con los maestros y presionarlos para que regresen a las aulas.

Claudio José San Juan, integrante del MMVP, reconoció que el amparo es el único instrumento legal que tienen para portegerse de las modificaciones a los artículos 03 y 63 constitucional, con lo cual se lesiona a los trabajadores de la educación.

Expuso que existe una cerrazón del gobierno federal para ceder ante el reclamo de los maestros del país, ha provocado que ellos solo tengan como opción la toma de escuelas y el paro permanente. “Maestros y padres de familia quieren el regreso a clases pero al gobierno no le importa que llevemos un mes en un paro indefinido por defender la ley que le quita los derechos laborales a los maestros”, dijo.

Expuso que reconocen el derecho de los padres de familia para ampararse y manifestarse contra su movimiento, pero señalaron que ellos no fueron quienes provocaron el conflicto, ni han estado cerrados a la negociación. “Comprendemos que hay preocupación de los padres de familia por la educación de sus hijos, sobre todo los que están en los últimos semestres de preparatoria, porque tendría que haber un programa emergente para emparar los calendarios educativos con el de las universidades, pero no hay solución de la Federación”.

Claudio José San Juan reconoció que el proceso legal en contra de la reforma es tardado y la resolución podría tardar entre seis meses y hasta un año, tiempo que podría tardar el paro de labores, sino existe una salida política. Indicó que solo mediante la manifestación y la toma de escuela, se puede obligar a negociar al gobierno federal, por eso pidió a los padres de familia que se unan a su movimiento.

Miguel Angel Pavián de la Cruz, enlace con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), indicó que el movimiento iniciará un nuevo proceso de manifestaciones, más coordinadas desde el distrito Federal. Expuso que los diferentes organismos magisteriales del centro, norte y sur del estado de Veracruz formaron una mesa de negociación donde esperan el reconocimiento y el apoyo del estado para buscar la derogación de la ley. Indicó que el gobernador Javier Duarte debe fijar una posición pues no se puede “tropicalizar” la ley, ni adecuadarla a cada estado.