jueves, 21 de noviembre de 2013

Reprochan en Taxco matanza del 2 de octubre


RAYMUNDO RUIZ AVILÉS ( Corresponsal)

Taxco, 20 de noviembre. En el 103 aniversario de la Revolución mexicana, alumnos de la preparatoria por cooperación Vicente Guerrero participaron portando mantas para reprochar la matanza de estudiantes del 2 de octubre de 1968, además de que personificaron el surgimiento del Ejército de Liberación Nacional (EZLN) y del movimiento de Lucio Cabañas Barrios, donde también estuvieron presentes los nietos del general Emiliano Zapata, Jorge y Benjamín Zapata.

Desde las 9 de la mañana las actividades por el aniversario de la Revolución de México comenzaron en el zócalo con un acto cívico, donde el director de la preparatoria 4 Pablo Neruda de la Universidad Nacional Autónoma de Guerrero (UAG), Oscar Martínez Álvarez, señaló que en “los albores del siglo XX la sociedad mexicana transcurría por infaustos senderos de la democracia, momentos de zozobra y deslealtad e incertidumbre, donde la política y economía atendían a la voracidad de una élite gobernante, sin compromiso e incapaz de mirar la realidad imponente de ese momento, quienes ciegos por la codicia, ignoraron la pobreza, miseria y democracia”.

Después del acto, vino el tradicional desfile deportivo del 20 de noviembre, donde participaron unos 6 mil estudiantes, como los informó la directora de Actividades Cívicas del municipio de Taxco, Alejandra Gómez Zagal, quien lamentó que el contingente del 27 batallón de infantería del Ejército mexicano haya suspendido su participación por actividades propias de los militares.

En cuanto al desfile, jóvenes de la preparatoria Vicente Guerrero caminaron por las calles y con mantas alusivas a la matanza del 2 de octubre del 1968.

Al frente del grupo, una manta recordó la lucha que hizo Cabañas Barrientos en Guerrero, la cual fue sostenida por mujeres.

Al llegar al zócalo de la ciudad, se hizo un simulacro de la matanza cuando un contingente cayó al empedrado recordando el asesinato de varios jóvenes en 1968 ocurrido en la plaza de las tres culturas en Tlatelolco en la ciudad de México. De manera intempestiva apareció un grupo de estudiantes con pasamontañas y armas de utilería, que hizo la personificación del surgimiento del EZLN.