lunes, 2 de diciembre de 2013

La traición del nuevo PRI no tiene nombre, pero no nos vamos a dejar: Poniatowska


Por Alma E. Muñoz y Enrique Méndez

"Ya lo único que les falta es legalizar la corrupción", planteó la escritora en el mitin encabezado por Andrés Manuel López Obrador. Foto Cristina Rodríguez / Archivo

México, DF. Elena Poniatowska aseguró que la traición del nuevo Partido Revolucionario Institucional (PRI) no tiene nombre, pero "aquí estamos, somos mexicanos dispuestos a todo. ¡No nos vamos a dejar!", apuntó frente a la intención del gobierno federal de entregar la renta petrolera a la inversión privada, nacional y extranjera.

Durante el mitin que encabezó Andrés Manuel López Obrador en el Zócalo capitalino, la escritora galardonada este año con el Premio Cervantes estableció, en un mensaje leído por la actriz Jesusa Rodríguez, que están listos para "impedir el robo de todos los tiempos".

A los bisabuelos, a los abuelos, a nuestros padres no podemos defraudarlos. Su lucha es la nuestra y por eso estamos aquí, "indignados y despiertos, listos para impedir el robo de todos los tiempos", escribió.

Destacó que en el mundo entero los países nacionalizan su petróleo y México pretende vender el suyo, ¿acaso lo vamos a permitir?

"Si lo aceptamos ya no hay retorno. Esta trampa no tiene salida. Ya lo único que les falta es legalizar la corrupción", planteó.

Poniatowska resaltó: "Aquí estamos, aunque no nos vean de cuerpo entero, pero nuestro espíritu es más fuerte que todas las traiciones, toda la vileza, la infamia que significa la privatización del petróleo".

Aquí estoy para defender nuestro petróleo. "Aquí están los que llevaron sus gallinas, sus máquinas de coser, sus anillos de matrimonio, sus sombreros, sus blanquillos, sus cestas, sus ahorros al Palacio de Bellas Artes para pagar el petróleo.

"Aquí están el abuelo, el obrero de overol, el ama de casa con su rebozo. El niño que sacrifica su domingo, la niña que rompe su alcancía. Aquí estamos los que dimos a doña Amalia Solórzano de Cárdenas nuestros tesoros para pagar la injusta venta petrolera, puesto que el petróleo siempre ha sido nuestro".

La traición de este nuevo PRI "no tiene nombre, se trata, como dice Andrés Manuel López Obrador, del negocio de unos cuantos a cambio de la miseria de todo un pueblo. Aquí estamos, somos mexicanos dispuestos a todo. ¡No nos vamos a dejar!", planteó.