sábado, 14 de diciembre de 2013

Usan gases y agua para contener a opositores a reforma energética en Jalisco


Un hombre afectado por los gases.
Foto: Tomada de Twitter.

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- La discusión de la reforma energética en el Congreso de Jalisco este sábado ha estado acompañada de protestas y manifestaciones de repudio afuera del recinto legislativo.

Al menos 20 personas intentaron ingresar por la fuerza al edificio del Congreso pero fueron repelidos con gas lacrimógeno y chorros de agua.

Sin embargo, los inconformes lograron romper una de las ventanas de las oficinas esta mañana.

Los manifestantes incluso rayaron con pintura en aerosol seis vehículos de diputados con las frases “vende patrias”.

También le sacaron el aire a las llantas de los autos, los cuales estaban estacionados en las calles Pino Suárez y Belén.

En la protesta participaron unos 500 militantes de Movimiento Ciudadano que repudian la ley energética a las afueras del Congreso, localizado en el Centro Histórico de Guadalajara.

“¡El petróleo es de todos!”, “¡A Pemex no le falta capital, le sobra la gente corrupta!”, son algunas de las consignas que los inconformes gritaron o plasmaron en pancartas.

Las autoridades policiacas tienen listas las mangueras, las cuales han usado aunque no con intensidad.

Diputados de Movimiento Ciudadano salieron a los balcones del palacio legislativo en señal de apoyo a los manifestantes.

La Comisión de Puntos Constitucionales del Congreso de Jalisco avaló el dictamen de la reforma energética con seis votos a favor y cuatro en contra.

Posteriormente arrancó la sesión en pleno en la cual 16 legisladores pidieron derecho a expresar sus consideraciones sobre la reforma.