viernes, 28 de febrero de 2014

Otra vez Oaxaca: Dejan tijeras en matriz de indígena, entra en coma y fallece


MÉXICO, D.F. (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) inició una investigación por otro caso de negligencia médica en un hospital de Oaxaca, el cuarto del año.

Ahora se trata del caso de una indígena permaneció en coma un año a causa de que los médicos que la atendieron olvidaron unas tijeras en la matriz tras practicarle una cesárea en el hospital rural de Miahuatlán de Porfirio Díaz, Oaxaca.

Este caso es anterior a los cuatro en que igual número de mujeres han parido en jardines y banquetas afuera de hospitales al negarles atención médica y que también son investigados por la CNDH.

De acuerdo con el organismo que preside Raúl Plascencia Villanueva, el 10 de febrero de 2013, una mujer dio a luz a unas gemelas en Hospital rural de Miahuatlán. La primera nació por parto natural y para la segunda bebé debieron practicarle una cesárea.

Al día siguiente, la madre se sintió mal, tuvo fiebre y dolores en el vientre; los médicos la mantuvieron en observación y cuatro días después la dieron de alta.

Dos días después, el 17 de febrero, fue internada nuevamente en el mismo hospital donde la operaron de emergencia porque tenía una grave infección en la matriz provocada presuntamente porque personal médico “olvidó” unas tijeras en la matriz, después de dar a luz a sus gemelas.

Un día después de la operación informaron a la familia que la mujer había entrado en coma inducido y así permaneció todo un año hasta que el pasado martes 25 falleció.

Ante la presunta negligencia médica, la CNDH envió visitadores adjuntos al lugar de los hechos para entrevistar a familiares de la víctima, al personal médico y de enfermería del nosocomio. Además para solicitar información a las autoridades sanitarias y de la Procuraduría General de Justicia del estado de Oaxaca.

A través de un comunicado, el organismo nacional defensor de los derechos humanos, insistió en la importancia de brindar atención médica hacia los pacientes, con oportunidad, “al ser la vida un derecho humano fundamental”.

Y es que en Oaxaca han sido recurrentes los casos de negligencia médica por desatención a mujeres embarazadas.

El pasado 27 de enero, una mujer dio a luz a su hija en la banqueta debido a que en el Hospital “Pilar Sánchez Villavicencio” de Huajuapan de León, no la quisieron atender.

Por este caso, la Defensoría de los Derechos del Pueblo de Oaxaca inició el expediente DDHPO/RM/04/(07)/OAX/2014 y emitió una medida cautelar al secretario de salud, Germán Tenorio Vasconcelos, para que rindiera un informe del caso.

Además, la CNDH abrió una queja de oficio para investigar presuntas violaciones a derechos humanos cometidas contra esta mujer.

A principios de octubre de 2013, Irma López, una mujer de origen mazateca parió en el patio trasero de la clínica rural del municipio indígena de Jalapa de Díaz. Una enfermera y el médico responsable del turno fueron acusados de abuso de autoridad y omisión.

Otro caso fue el Alma Ruth Mendoza Martínez, cuyo bebé nació en la calle, en las inmediaciones de la clínica del municipio de San Antonio de la Cal. El médico responsable y el director de la clínica fueron separados de sus cargos.

A finales de ese mismo mes, una mujer de nombre Cinthia, tuvo a su bebé en el baño de la posada del Centro de Salud de la comunidad San Jacinto Amilpas. Aunque las autoridades pretendieron ocultar el caso, ella lo denunció el 11 de noviembre.

En los tres casos, se denunció la negativa de las autoridades médicas para dar el servicio, con el argumento de que aún les faltaba tiempo para que naciera su bebé.