viernes, 28 de febrero de 2014

PUEBLA: Andrade: el túnel descubierto en Santiago fue una trinchera francesa en el Sitio de 1863


Paula Carrizosa

Un túnel que se extiende no de manera lineal sino en zigzag fue descubierto por trabajadores del Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (SOAPAP) en el barrio de Santiago, en la calle 17 Sur y 3 Poniente. La construcción, según peritos del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Puebla (INAH), sirvió como trinchera en el Sitio de Puebla de 1863, la más cercana al fuerte de San Javier.

Sergio Moisés Andrade, historiador y director del Museo del Fuerte de Loreto, señaló que en primera instancia, todavía a la espera de la información que aportarán futuras investigaciones, se puede asegurar que sí se trata de una construcción hecha durante la defensa de la ciudad en 1863.

Incluso señaló que por su cercanía al fuerte de San Javier, hoy Instituto Cultural Poblano, ubicado a unos 150 metros, podría llevar a suponer que se trata de una fortificación francesa: “Los franceses estacionados en el fuerte de San Juan, hoy el cerro de La Paz, atacaron San Javier que está a 150 metros de distancia, lo que nos da una idea de que se trata de una trinchera de defensa francesa, por lo que marcan las crónicas y los mapas”.

Andrade refirió que según planos de la época, refieren a los nueve fuertes que tuvo Puebla en el Sitio de 1863, en donde se marcan las trincheras mexicanas y las paralelas de las avanzadas francesas, por lo que la tesis se inclina a que se trata de algún tipo de construcción militar de aquel ejército.

“Van excavados 25 metros, ya que si se tratara de una trinchera no terminaríamos, pues toda la ciudad fue rodeada. Ésta, en su sentido sur, iría hacia el barrio de Santiago, y al norte, a lo que hoy es la avenida Reforma y más allá, al cerro de La Paz”, explicó durante una entrevista.

Para el historiador del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Puebla, el descubrimiento del túnel significa un aporte histórico ya que servirá para determinar in situ los acontecimientos del Sitio de 1863, al cual no se le ha dado la relevancia que tiene, ya que fue una lucha trascendental, pues la toma la ciudad por las tropas francesas significó su entrada a la Ciudad de México.

Destaca que dentro del túnel que mide entre 1.80 y 2 metros de profundidad, y 1.5 metros de ancho, se hallaron ollas, ánforas, tinteros y otros objetos de cristal que datan del siglo XIX, elementos que refieren a la “vida interior” que tenían este tipo de trincheras. De los tinteros, por ejemplo, se sabe que eran utilizados por los zapadores, los hombres encargados de abrir el túnel y de llevar registro de su trabajo.