lunes, 21 de octubre de 2013

Oficio de Papel




Juicio histórico por 2.7 mil millones de dólares
Acusan a Yahoo! Inc y Yahoo de México, S.A.
Investiga la SEC corrupción en sistema judicial

Las dudas sobre la imparcialidad en la administración de justicia en la capital del país, en donde siempre ganan juicios quienes tienen más dinero, es un problema tan real que ahora es analizado e investigado en Estados Unidos por la Securities and Exchange Commission (SEC), ente regulador de empresas públicas de aquel país acusadas de cometer actos de corrupción, y por el Departamento de Justicia (DJ).

La razón de que la SEC y el DJ analicen un caso de supuesta corrupción en el sistema judicial mexicano, concretamente en el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, cuyo presidente es el doctor Édgar Elías Azar, es porque las empresas mexicanas Worldwide Directories e Ideas Interactivas presentaron en Estados Unidos una acusación por “actos de corrupción” en contra de Yahoo!, Inc, y Yahoo de México, SA de CV, por inclinar a su favor la balanza de la justicia después de que en un juicio histórico fueron sentenciadas en primera instancia al pago de 2 mil 700 millones de dólares.

Uno de los empresarios involucrados en la acusación en contra de Yahoo!, Carlos Alberto Bazán Canabal, representante legal de Worldwide Directories, SA de CV, y apoderado de Ideas Interactivas, SA de CV, escribió el miércoles 16 de octubre en su blog de internet que se confirma la investigación solicitada a la SEC por “actos de corrupción que caerían bajo los supuestos de la FCPA (Foreign Corrupt Practices Act) y en los que, según evidencia entregada a la SEC, habría cometido Yahoo! para garantizar una serie de favores judiciales e incluso en algún extremo revertir la sentencia (como se logró en una segunda instancia) y buscar reponer el procedimiento, exonerando a la extranjera Yahoo!, Inc”.

Bazán Canabal añade que “sería una vergüenza para el sistema judicial mexicano que con las pruebas y la investigación que hoy están en manos de la SEC aquí en Estados Unidos, se demuestre que una vez más, como en el caso Walmart, una multinacional entra a México y con toda impunidad manipula el sistema a su conveniencia al amparo y protección de políticos y juzgadores corruptos.

“Pues es con mentiras, falsedades, manipulaciones, sobornos, favores políticos, prevaricato, amenazas y dinero sucio que algunos gigantes extranjeros entran a México, defraudan a empresarios y se salen con la suya.

“El desenlace de este caso está pendiente. Hoy se pelea en la Suprema Corte de Justicia de la Nación en México y se investiga la turbidez del mismo y del sistema judicial mexicano en Estados Unidos.”

Tres días antes, el domingo 13 de octubre, en una carta abierta a la opinión pública, el mismo empresario Carlos Bazán narró ampliamente la historia de este juicio y alertó sobre las amenazas de muerte que hay en su contra y de sus socios y que, de ser cierto lo ahí expuesto, pondría en jaque al sistema judicial de la capital del país gobernada por Miguel Ángel Mancera, pues las supuestas evidencias en poder de la SEC en Estados Unidos –y cuya copia tiene esta columna– apuntan directamente al presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Distrito Federal, el guerrerense Édgar Elías Azar.

Carlos Bazán señaló:

“Van a ser casi dos años de que demandé a nombre de Ideas Interactivas, SA de CV, y Worldwide Directories, SA de CV, a dos empresas, Yahoo de México, SA de CV, y Yahoo!, Inc. El 11 de noviembre de 2011 entra nuestro escrito inicial de demanda al Juzgado 49 de lo Civil en Distrito Federal.

“En esa demanda relatamos 57 hechos en que demostramos engaños e ilícitos que pronto desencadenaron en daños, perjuicios, pérdida de negocio, lucro cesante y quiebra. Los negocios con Yahoo! que empezaron a fraguarse en 2001, hacia 2005 habrían de llevar, por los fraudes que esas empresas cometieron en contra nuestra, a la quiebra eventual de nuestras compañías, a la pérdida de todo nuestro patrimonio y al despido de cientos de trabajadores que perdieron su trabajo y fuente de ingreso.

“Cuando a finales de 2012 el juez del Juzgado 49 dicta sentencia en nuestro favor y bajo el expediente 1524/2011 se condena a Yahoo!, Inc., y Yahoo de México al pago de poco más de $2,700 [sic] millones de dólares.

“Triste, muy triste los hechos que rondaron a esa sentencia y a las fases subsecuentes del proceso. Nuestras investigaciones, y fuentes cercanas al Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, nos han hecho llegar evidencia contundente en forma de declaraciones firmadas, grabaciones de audio y videos (evidencia que se encuentra resguardada en Estados Unidos por cuestiones de seguridad), de que los entonces abogados de Yahoo!, la gente de Baker & McKenzie, tuvieron reuniones con el juez del caso y con autoridades supremas del Tribunal pocos días antes de que se emitiera sentencia. En una de esas reuniones, se daba una orden al juez que dictaría sentencia para que lo hiciera en forma ilegal en contra nuestra y a favor de Yahoo!

“No obstante éste, el juez del Juzgado 49 por Ministerio de Ley, Juan Francisco García Segú, actuó conforme a lo que marcan nuestras leyes y condenó a las demandadas al pago de los ya famosos $2,700 [sic] millones de dólares. Su señoría habría actuado bien, y sin embargo, a partir de entonces empezó en él una pesadilla similar a la que en su momento el juez Justino Montes de Oca enfrentó en una auténtica persecución en su contra y que culminó con la protección política por parte del gobierno de Estados Unidos.

“En nuestro caso, el juez García Segú fue acusado, no por el TSJDF, sino por Yahoo! a través de sus abogados, de diversas falsas irregularidades, y se inició un proceso administrativo del cual se dio vista al Ministerio Público para su consignación. Hoy [el juez] ha sido perseguido por estos hechos y acosado en distintas formas… Pero, ¿por qué?

“¿Qué pretende Yahoo! con encarcelar a un juez que dicta [sentencia] en su contra?

“Primero, buscaron invalidar la sentencia y reponerla argumentando la incapacidad del juez para dictarla.

“Segundo, Yahoo! sabe que hoy se le investiga en México y en Estados Unidos por corrupción y manipulación de la justicia. La intimidación contra de García Segú lo invalida como posible testigo.

“Tercero, en contubernio con el TSJDF, la inhabilitación y el que consignen a García Segú invalidan la credibilidad de la sentencia que éste dictó en primera instancia.

“Cuarto, da una imagen a sus inversionistas, analistas y a la prensa de que la sentencia fue –como lo han argumentado sus abogados y un altísimo funcionario del TSJDF– producto de una ‘auténtica extorsión judicial’, y que por tanto no habría caso en una demanda que ellos mismos calificaron de ‘infundada y temeraria’. Y así, con embustes y engaños darle atole con el dedo a quienes mantienen la valuación de su acción y el nivel de capitalización de mercado de la empresa en el NASDAQ.

“Y tomando el tema NASDAQ, quien rige la observancia de las empresas públicas en Estados Unidos es la SEC. El 30 de enero de 2013, Sean McKessy, jefe de la oficina de denuncias de la SEC, nos confirma la investigación que dicho organismo abrió contra Yahoo! por presuntos actos de corrupción en México contra pago de favores judiciales orquestados en el TSJDF.

“Dicha investigación consta con el número de expediente TCR1359577169977 y se apega a lo que indica la FCPA, y por lo que a partir de entonces participa en su propia investigación y por los mismos motivos el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Yahoo!, a su vez, y con base en nuestras denuncias y las investigaciones de la SEC y el Departamento de Justicia, solicitó a los abogados de su consejo de administración, Wilson, Sonsini, Goodrich & Rosati, por mandato directo de Ron Bell, contratasen a un despacho legal para llevar a cabo una investigación independiente…

“Y ¿cómo logró Yahoo! revertir una sentencia y exonerar a alguien que todo el proceso estuvo en desacato?

“Fácil, Los abogados de Yahoo! llegaron a estos acuerdos o favores judiciales a través de un altísimo funcionario del TSJDF. Se sabe que (y se tienen las pruebas):

“Al juez García Segú no lo pudo consignar un Ministerio Público al no considerar que existieran los elementos suficientes. De hecho, se esperaba que más bien se le diera el no ejercicio. Muy por el contrario, el MP que se negó a consignar a García Segú fue cesado del caso por dicha ‘omisión’ y fue nombrado uno nuevo.

“Uno de nuestros abogados terminó apoyando en la redacción del proyecto de sentencia que en segunda instancia dictaría la Tercera Sala del TSJDF.

“El proyecto de sentencia en segunda instancia no se redactó en la Sala. De hecho, supuestamente los proyectistas mismos casi no participaron en ello, siendo su trabajo. No obstante, según declaraciones de testigos, uno de ellos trabajó a marchas forzadas con altísimo funcionario del TSJDF, con nuestro abogado presuntamente ya prevaricando, y supuestamente con abogados de Yahoo! Sí, las demandadas con apoyo y en contubernio con magistrados del TSJDF redactaron su propia sentencia. Sí, sólo en México pasa esto.

“Hoy, la sentencia en segunda instancia revirtió la condena. Yahoo! debe $172,500 [sic] dólares, mientras a nosotros nos fincan cargos por más de $4,000,000 [sic] de dólares. Nuestro caso va en camino a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Hoy estamos en un proceso de demanda de amparo contra la resolución de la Tercera Sala en nuestra contra. En nuestra estrategia hemos mantenido confidencial los nombres de nuestros abogados y testigos (no queremos que Yahoo! los compre).

“También nos hemos reservado el derecho de denunciar estos hechos en México como lo hemos hecho ya en Estados Unidos. Más que nada porque sabemos el poder que ostenta el altísimo funcionario del TSJDF, al que he hecho alusión en este documento, y porque a través de anónimos, en redes sociales y finalmente por individuos cercanos a dicho TSJDF, hemos recibido amenazas de muerte y al parecer hay un precio por nuestras cabezas y un lapso que eventualmente se cumplirá.

“En dichas amenazas incluso nos han comentado que un sicario que nos desaparezca cuesta tan sólo $500 [sic] dólares. Quizá en su momento habremos de ingresar queja en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, junto con las denuncias correspondientes ante la Procuraduría General de la República y el Consejo de la Judicatura Federal.

“No obstante, y por el peligro que nuestras vidas como socios de las demandantes corren, hemos entregado a ciertos medios documentación plena y contundente, declaraciones, cartas, argumentos, audios y videograbaciones que serán publicados en caso de que se atente contra alguno de nosotros o alguien de nuestra familia.

“Asimismo, el libro The $2.7 billion dollar guy que relata con lujo de detalle todas las porquerías de Yahoo! y del TSJDF en nuestro caso ya está listo para editarse y publicarse con la próxima arbitrariedad o injusticia de Yahoo!

“Hoy, yo, Carlos Alberto Bazán Canabal, mexicano por nacimiento, de 37 años de edad, empresario con domicilio legal en Querétaro, México, pero viviendo en el exilio en Estados Unidos de América desde hace varios meses, denuncio extorsión y amenazas incluso de muerte a mi persona y a mi familia derivadas del caso que he bautizado como #YahooMiente, y hoy acuso que también han sido importunados y acosados miembros de mi familia y hasta mi casero en esta guerra sucia de la cual Yahoo! tiene conocimiento pero sobre la que ha decidido cegarse voluntariamente, desde Luis Arvizu, director General de la oficina en México, hasta Ron Bell y el resto del consejo de administración encabezado por Marissa Mayer.

“Hoy, si algo llegase a pasarle a mi familia o a mí, culpo directamente y responsabilizo a Yahoo de México, SA de CV, a Yahoo!, Inc, y a los funcionarios que en esas empresas han sido títeres y protagonistas de esta ridícula batalla de David contra Goliath.

“Aún con vida, Carlos Alberto Bazán Canabal”.

oficiodepapel@yahoo.com.mx