viernes, 18 de octubre de 2013

Preocupa a Amnistía Internacional la seguridad de defensora de derechos humanos y su familia en la Ciudad de México.



El día de ayer, 17 de octubre, Amnistía Internacional fue informada que Malú García Andrade recibió dos llamadas mientras se encontraba en el Senado de la República.

Quien hacia estas llamadas describió la vestimenta y la ubicación de sus hijos y le anunció que serían asesinados. Amnistía Internacional teme que de no implementarse medidas adecuadas de protección, la vida y seguridad de ella y de su familia pueda encontrarse en riesgo.

Malú García, quién se vio forzada abandonar Ciudad Juárez tras ser objeto de amenazas, ha expresado que estas recientes amenazas podrían deberse a su legítima labor en apoyo de familias de personas víctimas de desapariciones y ejecuciones.

Amnistía Internacional llama a las autoridades federales y del distrito federal a garantizar que Malú García Andrade y su familia dispongan de adecuadas medidas de protección, y que estás medida se implemente de conformidad con sus propios deseos.

Así mismo, la organización solicita a estas mismas autoridades conducir una investigación sobre estas recientes amenazas y explicaciones sobre los motivos por los cuales se estaría contemplado reducir las medidas de seguridad que originalmente habían sido acordadas.