jueves, 7 de noviembre de 2013

Fracasa última reunión conciliatoria entre acreedores de Mexicana y accionistas de la aerolínea



La reunión conciliatoria celebrada entre el corporativo de Mexicana MRO y sus principales acreedores, fracasó por la falta de un acuerdo entre las partes para la firma de un convenio concursal, por lo que de persistir dichas diferencias se podría dar por concluido el periodo de conciliación y, en consecuencia, comenzar la declaración de quiebra de la aerolínea, informó el Juzgado Décimo Primero de Distrito en Materia Civil en el Distrito Federal.

A través de una tarjeta informativa, la Jueza Edith Alarcón reveló que los esfuerzos para conciliar a los propietarios de Mexicana MRO, sus accionistas de Nuevo Grupo Aeronáutico y Aeropuertos y Terrenos con sus más grandes acreedores como Banorte, Bancomext y el propio Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), no tuvieron resultados, ya que estos últimos rechazaron de forma categórica las propuestas presentadas por la comerciante y sus accionistas.

El encuentro tuvo lugar en el juzgado este miércoles 6 de noviembre como parte del Concurso Mercantil de Mexicana MRO, sin que las partes hayan encontrado un acuerdo sobre los instrumentos, soluciones o mecanismos que se pudieran implementar para capitalizar a la aerolínea y al mismo tiempo reducir su endeudamiento.

Ante dicha situación la Jueza Décimo Primera de Distrito en Materia Civil del DF advirtió que en breve resolverá conforme a derecho, haciendo uso de su facultad para dar por concluido de manera anticipada el periodo de conciliación “con la consecuente declaración de quiebra de la comerciante”.

La juzgadora federal agregó que previo a la diligencia judicial, ambas partes fueron advertidas de que se requería “de forma categórica y puntual” el acuerdo necesario para la firma del convenio concursal de Mexicana MRO, o bien, a que se definieran con claridad los motivos o razones para rechazar la posibilidad de llegar a un convenio.

Durante el desahogo de la audiencia, los acreedores Banorte, Bancomext y el AICM presentaron un esquema que proponía consolidar el pago de los créditos de los que son titulares mediante un sólo acreedor.

El fideicomiso tendría como fiduciario a Banjército y su propósito sería administrar y en su momento vender activos de la aerolínea en beneficio de los trabajadores. Además, se invitó a los accionistas de Nuevo Grupo Aeronáutico y de Aeropuertos y Terrenos, así como a la comerciante, a sumarse al proyecto, aportando sus créditos, acciones y marcas a dicho fideicomiso.

De esta forma, se pretendía darle viabilidad y supervivencia a Mexicana MRO y utilizar los activos en beneficio de los trabajadores de las cuatro empresas concursadas.

En contraparte, Mexicana MRO, sus accionistas Nuevo Grupo Aeronáutico y Aeropuertos y Terrenos, buscaban que primero se diera la capitalización, para posteriormente otorgar un porcentaje accionario a los trabajadores cuya valuación correspondería a los propios accionistas.

El objetivo de la empresa Mexicana y sus accionistas era mantener el control accionario, así como la mayoría, la administración y la dirección de la empresa, sin otorgar acciones a título gratuito a los trabajadores de la aerolínea.

Al concluir la audiencia prevista para arribar a un acuerdo definitivo, la Jueza Edith Alarcón certificó la vigencia de los 30 días naturales que se había establecido en la segunda prórroga de conciliación, misma que vence este jueves a las 24 horas.