lunes, 18 de noviembre de 2013

GUERRERO: Deudos de la guerra sucia presentan su propuesta de reparación de daños


RODOLFO VALADEZ LUVIANO ( Corresponsal)

Atoyac, 17 de noviembre. Miembros del Comité Auténtico Representativo de Familiares de Desaparecidos, Víctimas y Ofendidos de la Guerra Sucia presentaron su propuesta de Programa de Reparación del Daño, con el que sugieren al gobierno federal la manera de atender sus demandas en cuanto a salud, vivienda, proyectos productivos, educación y servicios públicos.

En conferencia de prensa, en las instalaciones de la Casa del Abuelo en esta ciudad, a la que asistieron unos 40 integrantes del Comité, el presidente de la organización, Enrique Acosta Gómez, manifestó que el documento, que fue consensuado por los 150 miembros, busca que el gobierno federal destine una partida del presupuesto de 2014 a la reparación del daño a los familiares de quienes fueron detenidos y desaparecidos en Atoyac durante la década de los años 70.

La propuesta, explicó, contiene siete puntos, en los cuales los afectados exponen sus propuestas de apoyo económico a cada integrante de las familias, atención médica y medicamentos, mejoramiento de sus viviendas, apoyo a los que son productores agrícolas, pensiones vitalicias a quienes sufren alguna enfermedad que los mantiene incapacitados para trabajar, e ingreso a los programas federales como Procampo u Oportunidades.

Acosta Gómez indicó que en el Comité –el cual, aclaró, es apolítico y ajeno a cualquier religión– hay personas con problemas de salud contraídos durante las campañas que emprendieron para buscar a sus seres queridos, como cáncer, artritis, diabetes, hipertensión o problemas cardiovasculares que se desarrollaron, dijo, por el estrés y la angustia que vivieron en aquellos años.

El documento, agregó, también contiene propuestas para el mejoramiento de las condiciones de vida de los pueblos, como rastreo de caminos rurales, la construcción de espacios deportivos, centros de salud, escuelas y universidades, y los servicios públicos, como drenaje, agua potable y alumbrado público.

Apuntó que buscarán la ayuda de los diputados locales y federales, sea cual sea su partido político, para que en el presupuesto de 2014 se destine una partida para los miembros de esa organización.

Todas estas propuestas, abundó, son parte del plan que el Comité impulsa como la manera de que el Estado pague por los daños a las familias que por más de 39 años han vivido sin sus seres queridos, que en muchos casos, añadió, eran su sostén, y al no estar las dejaron en la indefensión en sus pueblos de origen.