lunes, 18 de noviembre de 2013

GUERRERO: Exige el Cecop explicación de las obras que Conagua realiza en el río Papagayo


El organismo compró conciencias para meter su maquinaria, acusa Marco Antonio Suástegui

HÉCTOR BRISEÑO

Campesinos, comuneros y ejidatarios de los Bienes Comunales de Cacahuatepec anunciaron que continuarán detenidos los trabajos que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) efectúa en el río Papagayo, donde la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pretende construir la presa La Parota, hasta que autoridades de la dependencia federal expliquen a todos los habitantes cuál es el proyecto que están llevando a cabo en la zona.

El viernes pasado, habitantes de Cacahuatepec detuvieron las máquinas contratadas por la Conagua supuestamente para el desazolve y encauzamiento del río Pagagayo.

En asamblea efectuada en Aguacaliente, en la zona rural del municipio, a la que acudieron unas 300 personas, el vocero del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa La Parota (Cecop), Marco Antonio Suástegui Muñoz, señaló que la Conagua “compró conciencias y autoridades” de Aguacaliente para lograr meter su maquinaria al río, con la justificación de efectuar trabajos de encauzamiento tras los estragos provocados por la tormenta Manuel a mediados de septiembre pasado.

Suástegui Muñoz manifestó que “tenemos conocimiento que 30 personas de Aguacaliente firmaron un documento para permitir el ingreso de las máquinas a cambio de tres rollos de alambre y trabajo como barrenderos”.

Enfatizó que “es muy rara la presencia de maquinaria pesada para hacer una simple obra; queremos saber quién les dio permiso y que nos den garantías”.

Asistentes al encuentro exclamaron que los estragos provocados por la tormenta Manuel no fueron provocados por el río, sino por el mal manejo de la presa hidroeléctrica de La Venta, ubicada a altura del poblado de Venta Vieja, por lo que no es necesario encauzar el cuerpo de agua sino desmantelar la presa de La Venta.

Criticaron además la falta de apoyo de los tres niveles de gobierno para la reconstrucción de las comunidades y sembradíos afectados por las lluvias de septiembre, donde al menos 200 viviendas necesitan ser reconstruidas.

“Desmentimos al gobierno estatal, la zona rural de Acapulco no está de pie, se perdieron casas, cosechas, ganado, y no han venido a ayudar más que únicamente organizaciones no gubernamentales”, recalcó Suástegui Muñoz.

Ante la imposibilidad de entrevistarse con el alcalde Luis Walton Aburto, los comuneros acordaron convocar a una mesa de diálogo con el gobernador Ángel Aguirre Rivero, el próximo 24 de noviembre en Aguacaliente a las 12 horas, a la que invitaron también a directivos de Conagua.