sábado, 16 de noviembre de 2013

GUERRERO: Para el Cecop maquinaria de la Conagua en el rencauzamiento del río Papagayo


FRANCISCA MEZA CARRANZA

Integrantes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la presa La Parota (Cecop) pararon la maquinaria que trabaja para la Conagua en el cauce del río Papagayo, debido a que a dos meses de la tormenta tropical Manuel, el gobierno no ha escuchado la petición de reconstruir los pueblos que resultaron afectados con la crecida del río y por la ausencia del presidente municipal, Luis Walton Aburto, a quien habían convocado a la asamblea de ayer.

A la reunión de ayer en Aguacaliente acudieron al menos 500 personas de distintos pueblos de los 47 que forman los bienes comunales de Cacahuatepec y los ejidos; a decir de los asistentes los destrozos provocados por el desfogue de la presa La Venta ha generado una mayor unidad y que más pueblos se sumen al movimiento opositor.

En la asamblea efectuada en el punto conocido como El Bocote se reiteraron los cinco puntos que los comuneros demandan: iniciar urgentemente la reconstrucción de las viviendas y el pago de las cosechas tierras arrasadas por el río; la anulación de demandas y órdenes de aprehensión contra los integrantes del Cecop; la introducción y reparación del sistema de agua potable en las comunidades, principalmente en Cruces de Cacahuatepec.

Asimismo, la cancelación de las deudas que existen en los pueblos con la CFE y que los tres niveles de gobierno expliquen por qué se les ha quitado el Procampo a algunos beneficiarios que sí siembran y se les otorga a “caciques de los pueblos”.

El dirigente Marco Antonio Suástegui Muñoz leyó también la respuesta que el gobierno municipal dio, en nombre de la secretaria general, Magdalena Camacho Díaz, a la convocatoria hecha al presidente municipal, en la cual se especificó que está abierto al diálogo pero en Presidencia; ante ello los comuneros decidieron dirigirse al sitio en donde se llevan a cabo obras para detener y sacar la maquinaria del cauce de manera indefinida hasta que sean escuchados.

De acuerdo con el supervisor de obra de la empresa Agua Integral, Ángel Páez Patiño, en el sitio trabajan cuatro trascavos, cuatro camiones de volteo y tres tractores; él cuando observó a los comuneros les tomó fotografías y corrió, pero fue alcanzado por estos quienes estaban molestos por su acción.

Le hicieron borrar las fotografías que les tomó con sus celulares y posteriormente argumentó que los trabajos se deben a que el cauce del río “se está cargando de lado derecho” y por eso se comió las huertas y derribó casas.

La versión fue refutada por los comuneros, quienes expresaron que lo ocurrido fue por el repentino desfogue de la presa La Venta pues hay personas que han vivido más de 80 años ahí y no recuerdan que algo similar haya pasado con las lluvias.

Posteriormente, los comuneros se dirigieron con el residente de la obra a cargo de la empresa Tucán Americana, Ricardo Vargas Rodríguez, quien aclaró que no forman parte del gobierno y que sólo fueron contratados para hacer las obras de desazolve y encauzamiento del río.

Le solicitaron que explicara la obra pues podría ser que los trabajos formaran parte del proyecto La Parota y ellos no supieran; también pidieron saber si se construirían muros de contención, pues de ser así el agua no podría llegar a las huertas.

El residente explicó que se dará el cauce que tenía el río, de aproximadamente 15 metros, y que con el material que ya se ha desazolvado se pretende rellenar el terreno para llegar al nivel que estaba antes; posteriormente se hará la reconstrucción de los pozos ranney de la Capama que fueron arrasados por el caudal.

Suástegui Muñoz reprochó por qué a dos meses no se ha atendido a los poblados y se trabaja solamente en el río.

“Por qué tiran el dinero a la basura y a las comunidades las tiene olvidadas. Que el gobierno federal empiece a cumplir con las viviendas caídas, aquí vienen todos los afectados de las viviendas, no es posible que ustedes estén más preocupados por el pinche río que por dónde vive y duerme la gente, no es posible”, aseveró.

Los comuneros pidieron a ambos trabajadores que reconocieran que no se les amenazó de muerte, ni se les retuvo o secuestró, para que quedara evidencia y luego no los acusaran. También les pidieron ser mensajeros para que se invite a la Conagua el domingo a las 12 en Aguacaliente, en donde se hará la asamblea.

Los comuneros elaboraron otro oficio para invitar al alcalde Luis Walton Aburto a la asamblea del domingo y advirtieron que hasta que no sean escuchados no permitirán el desarrollo de las obras.