sábado, 16 de noviembre de 2013

Peña beneficiará al grupo Salinas con el proyecto Nuevo Guerrero, acusa el MC


Cita el dirigente Adrián Wences a ICA, Ideal y La Peninsular, como empresas beneficiarias

CITLAL GILES SÁNCHEZ ( )

Chilpancingo, 15 de noviembre. El dirigente estatal de Movimiento Ciudadano (MC), Adrián Wences Carrasco, denunció que con el proyecto Nuevo Guerrero, el presidente Enrique Peña Nieto pretende beneficiar a empresarios ligados al ex presidente Carlos Salinas, tal es el caso de la nueva autopista México-Acapulco.

Wences Carrasco manifestó que Peña Nieto pretende privatizar la nueva autopista México-Acapulco, la cual es manejada por Caminos y Puentes Federales, pero ahora, alertó, la pretende dar a empresas ligadas con Salinas.

“Ahora Peña Nieto quiere aprovechar el desastre ocasionado por la tormenta Manuel para beneficiar a los grandes inversionistas cercanos al salinismo entregándoles la autopista del Sol”, denunció.

Añadió que durante el sexenio de Carlos Salinas se concesionaron 52 autopistas, pero durante el gobierno de Ernesto Zedillo se tuvo que rescatar a 23, entre ellas la del Sol.

Wences Carrasco dijo que en medios nacionales ya se maneja una información que a la par de ejecutar el Plan Nuevo Guerrero, la SCT trabaja en un paquete de carreteras que se pretenden privatizar, entre ellas, dijo, la México- Acapulco.

“Lo que llama la atención es que entre los nombres de las compañías interesadas se encuentran ICA, una empresa que fue beneficiada por (Carlos) Salinas y que luego con el rescate carretero se les quitó la operación, pero que además participó en la construcción de la autopista del Sol donde los deslaves y reparaciones están a la orden del día”, alertó.

Ideal es otra de las compañías a las que se le pretende dar la concesión de la autopista del Sol, empresa del magnate Carlos Slim, quien forma parte del Comité para la Reconstrucción de Guerrero; “sería inmoral que se le asignara algún beneficio porque no puede ser juez y parte”, reforzó.

Wences Carrasco dijo que otra empresa que se maneja es La Peninsular, de Carlos Hank Rhon, hijo de uno de los fundadores del grupo político al que pertenece Peña Nieto, el Atlacomulco.

“Lo que vemos es que el Plan Nuevo Guerrero es en realidad una estrategia para repartir el pastel a la oligarquía cómplice del régimen priísta, entonces deben formarse comisiones especiales en el Congreso de la Unión y el Congreso del estado para vigilar que no se estén dando ese tipo de proyectos personales y se lucre con la reconstrucción”, manifestó.