miércoles, 6 de noviembre de 2013

Salen 5 mil maestros de Chiapas para reforzar plantón en el DF


Elio Henríquez, corresponsal

San Cristóbal de Las Casas, Chis. El secretario general suplente de la Sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Manuel de Jesús Mendoza Vázquez, afirmó que a pesar de que ayer se reanudaron los contactos con el gobierno federal, “la ruta política de la lucha en contra de la reforma educativa sigue adelante hasta lograr su abrogación”.

En entrevista, dijo que como parte de las movilizaciones, anoche partió de Tuxtla Gutiérrez hacia la ciudad de México una caravana motorizada con alrededor de cien vehículos, en la que van mil maestros, y otros cuatro mil viajaron en transporte público y vehículos privados para “reforzar” el plantón que tiene en ese lugar la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Precisó que el contingente se encontrará en el camino con los profesores de Oaxaca, Campeche y Veracruz que también se dirigen a la capital del país, a donde pretenden arribar el jueves 7 de noviembre, luego de hacer escala en Puebla. “Después de 71 días de paro de labores en Chiapas seguimos firmes y no descasaremos ni daremos marcha atrás hasta que la mal llamada reforma educativa sea abrogada y se respeten los derechos y conquistas de los trabajadores, así como el derecho del pueblo a una educación pública, laica y gratuita”, agregó.

Mendoza Vázquez exigió al gobierno federal que “actúe de manera responsable y escuche la demanda de los trabajadores de la educación porque hasta ahora lo que ha hecho es jugar con la mesa de negociaciones y faltarle el resto a los maestros, ya que hay una mesa con un diálogo de sordos en la que el gobierno se mantiene cerrado, no escucha, no mira ni dice nada más que imponer la reforma que pretende imponer a sangre y fuego”.

Sostuvo que el movimiento magisterial “va en busca de una mesa seria, responsable y resolutiva”, por lo que se fortalecerá el plantón instalado en la ciudad de México”.

Reiteró que “el movimiento magisterial está más fuerte que nunca, no hay indicios de cansancio, desesperación o de regresar a las escuelas mientras no se resuelva la demanda central por la que salimos a luchar”, al tiempo de asegurar que “el paro de labores es responsabilidad exclusiva del Estado mexicano por no preocuparse por darle una salida rápida a la demanda de una mesa resolutiva para abrogar la reforma educativa”.

El dirigente magisterial manifestó que la asamblea estatal permanente del magisterio trazará las acciones y movilizaciones para los próximos días en esta entidad, a pesar de la presencia de un número no precisado de policías federales.

“Seguirán acciones y aunque leemos que la presencia de la Policía Federal es un mensaje de provocación del gobierno federal le decimos que no nos espanta y que si quiere una salida política civilizada al conflicto lo primero que tiene que hacer es retirar sus fuerzas policiacas porque de todos modos daremos la pelea para exigir respuesta a nuestras justas demandas”, señaló.

Mendoza Vázquez aseguró que el 98 por ciento de los 52 mil maestros federalizados están en paro de labores y en plantón en Tuxtla Gutiérrez desde el 28 de agosto pasado, acciones a las que una semana después se sumaron alrededor de 17 mil integrantes de la estatal Sección 40, aunque la Secretaría de Educación ha manifestado que en la suspensión de labores participan únicamente entre tres mil y cuatro mil trabajadores.

Sostuvo que la suspensión de clases afecta a casi la totalidad del millón 300 mil estudiantes de preescolar, primaria y secundaria, de las más de 17 mil escuelas que hay en la entidad, además de un número no precisado de planteles de bachillerato.