martes, 7 de enero de 2014

Agricultores reciben en Sinaloa a la tripulación del barco de Greenpeace Rainbow Warrior


Por Angélica Enciso


México, DF. En el arribo del barco Rainbow Warrior de Greenpeace en Mazatlán, agricultores plantearon que si se introduce maíz transgénico en México se corre el riesgo de perder la biodiversidad de semillas nativas que permiten disponer de alimento variado, sano y suficiente, y de preservar la riqueza culinaria y cultural.

El navío fue recibido por agricultores de Sinaloa que entregaron a la tripulación canastas con maíces originarios, ya que esta entidad es una de las más amenazadas por la posible autorización de siembras de maíz transgénico a escala comercial.

Sinaloa es el principal estado productor de maíz de México y entre 2012 y 2013 empresas como Dow Agrosciences, PHI México y Monsanto, solicitaron permisos para introducir la siembra comercial de maíz transgénico en la totalidad de la superficie cultivable del estado, explicó Greenpeace en un comunicado.