martes, 7 de enero de 2014

Revertirá Morena privatizaciones de los últimos 30 años: AMLO


ROSALÍA VERGARA

MÉXICO, D.F. (apro).- En el arranque de una nueva gira nacional, Andrés Manuel López Obrador instó a sus simpatizantes a no perder la fe ni caer en el desánimo en la lucha por derrocar al “PRIAN” del gobierno, como se hizo con Porfirio Díaz, “pero de manera pacífica y sin violencia”.

Entrevistado en Bahía de Banderas, Nayarit, el excandidato presidencial consideró que mientras predomine el régimen de corrupción en el gobierno en turno, así como los privilegios para unos cuantos e injusticia para miles de mexicanos, el pueblo no tendrá opciones para salir adelante.

El tabasqueño sostuvo que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) derrotará la alianza de los partidos Revolucionario Institucional y Acción Nacional.

Esto se logrará, dijo, con el despertar a los ciudadanos, con la conciencia en la gente y organizando al pueblo.

“Hay que tener fe de que el pueblo va a terminar por despertar”, comentó al llevar a cabo una reunión regional con promotores de Morena en Bahía de Banderas.

López Obrador explicó que el movimiento se está enfrentando a un grupo muy poderoso de intereses creados, el cual pretende gobernar administrando la ignorancia nacional, usando a los medios de comunicación, en especial la televisión.

Ejemplo de ello, acusó, es que hay gente pobre que aprueba al gobierno de Enrique Peña Nieto “aunque les vaya mal” a nivel personal.

Por eso, el gobierno peñista utilizó el aparato del poder y a los medios para aprobar las reformas a los artículos 27 y 28 de la Constitución, cambios que permiten repartir las ganancias petroleras con corporaciones extranjeras y deja con menos ingresos a la hacienda pública.

“Todavía está la campaña mentirosa de que no se va a privatizar el petróleo, que va a seguir siendo de los mexicanos y, hasta como burla, dicen ‘entérate’, y todavía se sigue diciendo de que nos va a ir bien con las reformas”, criticó.

“La mafia del poder –insistió– quiere tener a todos apergollados, que ya no haya oposición, que a todos se someta, y por eso hace falta algo nuevo, un instrumento de lucha al servicio de la sociedad, al servicio del pueblo, que eso es Morena”, consideró.

“La reforma energética significa un saqueo, un robo, habrá menos presupuesto, el gobierno peñista querrá aumentar los impuestos y endeudar más al país para tapar el hueco, el hoyo que dejen en las finanzas públicas, y eso es el problema, esa es la tragedia”, alertó.

El presidente del Consejo Nacional de Morena consideró necesario que se consulte al pueblo de México sobre la entrega del petróleo a manos de extranjeros, “porque la aprobación a la reforma a los artículos 27 y 28 de la Constitución fue una barbaridad, una imposición”, indicó.

López Obrador expresó que Morena revertirá todas las privatizaciones que los gobiernos neoliberales han llevado a cabo desde hace 30 años a la fecha, y que se han dedicado a arrebatarle a México sus bienes, quitándole las riquezas que pertenecen a los mexicanos.

El Movimiento Regeneración Nacional será un partido de izquierda real, añadió, porque es la única esperanza para millones de mexicanos.

En otro asunto, López Obrador se refirió a su estado de salud después del infarto al miocardio que sufrió el pasado 3 de diciembre.

El político tabasqueño señaló que proseguirá con su recuperación en los próximos seis meses, pero los médicos le permitieron salir de gira, aunque no puede jugar beisbol, su deporte favorito.

López Obrador expuso que Morena está preparando el “relevo generacional”, y por ello el año pasado participaron 600 jóvenes en un curso de formación “para que se haga a un lado al político corrupto, prepotente, fantoche y ladrón”.

En las próximas semanas visitará municipios de los estados de Nayarit, Sonora, Coahuila, Nuevo León, Baja California Sur, Colima y Aguascalientes.

Este miércoles 8 López Obrador estará en los municipios nayaritas de San Blas, Santiago Ixcuintla, así como Tecuala.