martes, 14 de enero de 2014

La Sedena sólo reconoce dos muertes en desarme de grupos de autodefensa


Autodefensa mantiene control en Nueva Italia, Michoacán.Foto: Miguel Dimayuga

MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que dos personas murieron durante el desarme de grupos de autodefensa ocurrido en la región de Tierra Caliente.

En un comunicado, la dependencia refirió que estas muertes ocurrieron debido a que los grupos de autodefensa se negaron a entregar las armas al Ejército.

Los grupos de autodefensa pretendían tomar el control de Apatzingán; sin embargo, fueron detenidos por elementos del Ejército, que exigieron su inmediato desarme. Los grupos armados desobedecieron la exigencia de los militares, lo que desató un tiroteo que, de acuerdo con su versión, habría dejado entre siete y doce personas muertas.

Antes, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, pidió a los grupos de autodefensa abandonar las armas y regresar a sus actividades cotidianas. En tanto, José Manuel Mireles, líder de estos grupos, pidió a sus compañeros hacer caso a la petición de la administración federal.

“Aceptamos regresar a nuestras comunidades de origen e incorporarnos a nuestras actividades cotidianas”, pronunció ayer Mireles en un video presentado en el noticiero conducido por Joaquín López Dóriga en Televisa.