viernes, 31 de enero de 2014

Maestros de la CNTE regresan al Zócalo del DF para protestar contra reformas


Por Laura Poy

CNTE en el Zócalo capitalino. Foto Carlos Ramos Mamahua

México, DF. A poco más de cuatro meses de ser desalojados del Zócalo capitalino, maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la a Educación regresaron a la Plaza de la Constitución para manifestar su rechazo a las reformas estructurales y a la aplicación de las leyes secundarias en materia educativa.

Ahí, dirigentes de la Coordinadora llamaron a la unidad de todos los contingentes del país y anunciaron que en mayo próximo regresarán a la capital del país para una nueva jornada de lucha.

En el primer mitin realizado en el Zócalo capitalino, luego de su desalojo por elementos de la policía federal el pasado 13 de septiembre, señalaron que mantienen su rechazo a la reforma educativa y a la aplicación de sus leyes secundarias.

Rubén Núñez Ginés, secretario general de la sección 22 de Oaxaca, aseguró que no se dejarán de convocar actos de protesta en las principales ciudades del país ni de realizar campañas de brigadeo en todos los estados. "Seguimos en pie de lucha y más firmes que nunca", aseguró, tras insistir en que el magisterio disidente se encuentra en una etapa de reorganización.

"Una vez más después del desalojo del pasado 13 de septiembre, regresamos para decirles que acá estamos, no nos hemos ido ni vamos a dar marcha atrás. Nos nos van a exterminar", afirmaron integrantes de la CNTE.

El contingente, encabezado por maestros de Oaxaca, Michoacán, Valle de México, Campeche, Guerrero, Durango, entre otros, partió desde el Monumento a la Revolución para desembocar finalmente en el Zócalo.

De acuerdo con cifras de la policía capitalina, poco más de 500 docentes integraron la protesta, en la que se anunció la participación de integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas.

El dirigente sindical informó que en los estados donde hay presencia mayoritaria de la CNTE también realizarán actos de protesta como mítines y marchas para exigir la abrogación de la reforma educativa, pero también contra la aplicación de las reformas estructurales.

Núñez Ginez aseguró que no existe ninguna negociación con el gobierno del Distrito Federal para levantar el campamento que mantienen en la Plaza de la República.