viernes, 11 de octubre de 2013

Activistas impiden paso de camiones con personas para ser deportadas, en Arizona


México, DF. Doce activistas se encadenaron hoy a las llantas de dos camiones en los cuales transportan a personas para ser deportadas, en Tucson, Arizona.

Los autobuses llevaban a los detenidos a una corte federal, donde se realiza el llamado Operation Streamline, una especie de proceso fast-track para llevar a cabo deportaciones.

Más activistas protestaron afuera de la corte federal: decenas bloquearon las entradas para impedir el ingreso de los camiones.

Los manifestantes denunciaron que los procesados son presentados ante el juez en grilletes y son sentenciados en grupo.

Finalmente, la policía uso serruchos para quitar las cadenas con las cuales los manifestantes se ataron a los vehículos.

Pero los activistas lograron su objetivo: frenar las actividades de Operation Streamline por un día.

Esta protesta forma parte de la campaña Ni una deportación más.

En estos días se han llevado a cabo numerosas acciones por los derechos de los migrantes. El pasado fin de semana se realizaron marchas en decenas de ciudades en Estados Unidos, y este martes se realizó un mitin y un concierto con Los Tigres del Norte y Lila Downs en Washington, en el marco del cual 200 personas fueron detenidas, entre ellas ocho congresistas federales, por bloquear una calle frente al Capitolio.

También el martes pasado, cerca de 100 activistas intentaron impedir que agentes de la Patrulla Fronteriza se llevaran a dos hombres que habían detenido por una infracción de tráfico en Tucson.