viernes, 11 de octubre de 2013

VERACRUZ: Provoca caos el bloqueo carretero en la región centro


FERNANDO INÉS CARMONA

Orizaba, Ver.- Entrar o salir del centro del estado este jueves fue casi imposible. El bloqueo que mantiene el Movimiento Magisterial Veracruzano en la autopista México-Veracruz, prácticamente aisló a esta región del resto de la República; la protesta responde a la advertencia de Adolfo Mota Hernández de sancionar a incluso despedir a todo aquel trabajador de la educación que no regrese a trabajar en menos de 72 horas; el bloqueo al ayuntamiento de esta ciudad, fue otra medida.

Cerca de 500 maestros primero bloquearon la autopista en el kilómetro 263 de la citada vía de comunicación, ahí detuvieron el tránsito vehicular para cruzar automóviles y con ello cerrar la vía de comunicación en ambos carriles.

Para la madrugada de este jueves, el bloqueo vehicular ya alcanzaba ocho kilómetros hacia Puebla y hasta 10 hacia Veracruz; no obstante, antes del amanecer, los docentes decidieron abrir la carretera federal a Córdoba, pero la medida fue insuficiente por la cantidad de vehículos que fueron detenidos.

El amanecer en este jueves fue diferente a lo habitual. Las personas que viven en Nogales, Ciudad Mendoza, Acultzingo, Maltrata y Huiloapan, pero que trabajan en Orizaba, Ixtaczoquitlán o Córdoba, tuvieron que caminar hasta tres kilómetros para poder trasbordar y llegar a sus destinos, ya sea labores o escolares.

De hecho algunos de ellos revelaron que el viaje que a diario realizan desde su casa al centro de trabajo y que en días normales lo hacen en menos de una hora, en este jueves lo hicieron hasta en tres horas, otros de plano ya no llegaron a sus sitios de trabajo.

Los trabajos en las escuelas, públicas y privadas especialmente de nivel superior se redujeron hasta 60 por ciento, debido a que la mayoría de ellas están dispersas entre Orizaba y Ciudad Mendoza, pero con el bloqueo “algunos estudiantes y maestros no llegaron de plano a sus clases”, dijo uno de los directivos del Instituto Tecnológico de Orizaba.

Sin embargo cerca de las 10 de la mañana, los docentes y por espacio de 15 minutos, permitieron el paso de vehículos tanto en la autopista como en la carretera federal, pero debido a la cantidad de autos el desfogue sirvió de muy poco e incluso alrededor del mediodía, la fila de autos llegó hasta los límites con el estado de Puebla, poco más de 20 kilómetros y hasta la caseta 045 de Fortín, casi 15 kilómetros.

El bloqueo además provocó que las líneas de autobuses foráneos de pasajeros suspendieran sus corridas al centro del país, con ello, un número indeterminado de pasajeros no pudieron viajar a Puebla o la Ciudad de México.

Los maestros no cedieron en la obstrucción carretera. Se rolaron en turnos de ocho horas para mantener cerrada la circulación y con ello presionar al gobierno del estado a que cese “la represión contra el movimiento magisterial”.