martes, 15 de octubre de 2013

Escuelas de Córdoba se mantienen en paro; ignoran amenazas de SEV


CELIA DÍAZ GARCÍA

Córdoba, Ver.- A pesar de la instrucción de la Secretaría de Educación de Veracruz, algunos planteles en Córdoba la retaron y no regresaron a sus espacios laborales, pues escuelas de todos los niveles se mantienen en paro.

En la escuela primaria Antonio Quintana, por ejemplo, los niños llegaron a clases pese a que la directora, Rosario Álvarez Vargas, advirtió que mantendrán su protesta en brazos caídos.

Cabe recordar que en plantones anteriores realizados por padres de familia de esta escuela exigían a los maestros volver a las aulas o devolverles su dinero de inscripción, a lo que la directora siempre se negó. Ante este conflicto, la delegada de la SEV, Socorro Altamirano, así como el jefe de sector, Luis Velazquez Vergel y supervisor de zona se reunieron para entablar diálogo con los directivos a fin de que se restablezcan las clases.

En el caso de la ESBAO padres de familia se vieron en la necesidad de recuperar el plantel de docentes paristas, y los alumnos en un inexplicable acto salieron a marchar bajo el argumento de apoyar la defensa de los derechos del magisterio veracruzano.

No así, el sistema secundaria como bachillerato sí tuvieron clases de forma normal, respetando la instrucción de que los maestros repondrán clases incluso los fines de semana por los más de 35 días que se mantuvieron en paro.

Cabe señalar que los alumnos de dicho plantel se mostraron agresivos contra los medios de comunicación sin que se conociera el motivo de su molestia.

Mientas que padres de familia demandan que no haya represalias en contra de los niños como lo advirtió la directora al asegurarles que cuenta con videos para proceder con aquellos infantes cuyos papás los obligaron a retornar a clases.

La madre de familia Greta Morales dijo que les condicionaron la enseñanza de los infantes, debido a que los maestros les señalaron que deberán acudir los padres de familia a apoyarlos a las manifestaciones y hacer guardia al campamento magisterial.

En el jardín de niños Anton S. Makarenco, las educadoras les informaron a los padres de familia que al retornar hasta el día de mañana a clases, con la reforma educativa, los tutores se harán cargo del mantenimiento de la escuela, asimismo, se suprimirá el servicio de una persona que se hacía cargo de la vigilancia del ingreso de los niños y en caso de quererlo deberán aportar para su salario.

En tanto, el plantón magisterial se mantiene en la explanada del parque 21 de Mayo, aunque durante los últimos días ha perdido fuerza.