martes, 28 de enero de 2014

En Guerrero, autodefensas se dirigen hacia Chilpancingo


EZEQUIEL FLORES CONTRERAS

Militares vigilan la marcha de la UPOEG.
Foto: Ezequiel Flores

CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- Habitantes de El Ocotito marcharon sobre la carretera federal México-Acapulco para exigir el restablecimiento de la seguridad en su municipio.

Los manifestantes respaldaron al grupo de autodefensa de la Unión de Pueblos y Organizaciones del estado de Guerrero (UPOEG), y exigieron el retiro de tropas militares que desde ayer sitiaron El Ocotito luego de que los ciudadanos decidieron enfrentar directamente a los grupos del crimen organizado.

De manera paralela, guardias comunitarios de la UPOEG ingresaron a tres poblados más de Chilpancingo y convocaron a los habitantes a sumarse al movimiento por la seguridad que impulsa este grupo de autodefensa avalado y subsidiado por el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero.

Los pueblos donde irrumpieron los comunitarios son: Acahuizotla, Palo Blanco y Mazatlán, este último ubicado a 10 minutos de la capital guerrerense sobre la carretera federal México-Acapulco.