jueves, 28 de noviembre de 2013

Busca Federación minar lucha social con criminalización de las protestas


FERNANDO INÉS CARMONA

Orizaba, Ver.- El gobierno federal le apuesta a la criminalización de los movimientos social para debilitar la lucha magisterial. La Procuraduría General de la República (PGR) ha recurrido a denunciar por la vía penal a quienes encabezaron movilizaciones y liberación de casetas de peaje, sin embargo, no hay señalamientos directos y sólo presunciones, refirió el profesor retirado Jorge Cruz Ibáñez, vocero de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en la zona centro del estado.

El entrevistado reveló que este miércoles fue citado a declarar en el Juzgado de Distrito con sede en la ciudad de Córdoba. En su comparecencia fue notificado de que la Federación lo presume responsable de la liberación de la caseta de peaje, sin embargo no hay sustentos legales. “El gobierno tiene miedo porque nuestro movimiento sigue creciendo. Cada vez hay más maestros y padres de familia que se suman a la causa contra la reforma educativa y ese es el principal temor que tiene, a que se le salga de las manos en control de la sociedad, por eso buscan criminalizar e inculpar a los que estamos inmersos en la misma lucha social y en este caso contra la reforma educativa”, aseguró.

Las denuncias penales en contra de maestros “es una manera de intentar debilitar el movimiento. Demuestra su temor ante el embate del magisterio no sólo en el estado sino en todo el país. Quieren ocultar su debilidad y presionan a los maestros para reprimirnos y que le bajemos de intensidad a nuestras movilizaciones. No lo van a lograr. Hoy es lamentable que la lucha social esté criminalizada, es cada vez más recurrente este tipo de situaciones porque el gobierno no tiene la capacidad de negociar temas como el de la reforma educativa”, afirmó.

Hace un par de días, a través de su cuenta de Facebook, Cruz Ibáñez mostró el citatorio que la PGR le envió para que compareciera, pero el documento no informa acerca de las acusaciones que se le hacían. “Hasta que comparecí fue cuando me enteré de las acusaciones, pero no tenemos miedo, sabemos que estamos en la lucha social y vamos a responder por la vía legal a las acusaciones que se nos hacen de manera injustificada. Las veces que se liberaron las casetas participamos más de 300 compañeros”.

El profesor se apegó el artículo 20 de la Constitución de la República y se reservó el derecho a declarar y lo hará hasta mañana por la vía escrita con la asesoría legal de abogados que conocen el caso. Se conoció que la PGR podría citar a otros profesores más que participaron en las movilizaciones magisteriales así como en la toma de las casetas de peaje, sin embargo se desconoce a quién o quiénes.