jueves, 28 de noviembre de 2013

Incursionan grupos de autodefensa en 4 comunidades de Apatzingán y Tancítaro


Por De la redacción Grupos de autodefensa incursionaron en el municipio de Apatzingán, Michoacán –identificado como reducto de la organización criminal Los caballeros templarios–, por la comunidad de Santiago Acahuato, donde los pobladores tomaron las armas y levantaron barricadas a manera de filtros de seguridad.

También tomaron el control de tres poblados más de Tancítaro (El Zapote, El Corrijo y Rancho Grande) y advirtieron que continuarán su expansión hacia Los Reyes, San Juan Nuevo, Uruapan, Arteaga y Tumbiscatío.

Con estas nuevas incursiones, las autodefensas tienen presencia en gran parte del territorio de la Tierra Caliente michoacana: Tepalcatepec, Buenavista Tomatlán, Coalcomán, Apatzingán (parcialmente), Chinicuila, Tancitaro y Aguililla.

La entrada a Apatzingán se concretó entre la tarde y la noche del martes, cuando los guardias llegaron en varias camionetas.

Llegó la ayuda que pedían de las autodefensas; es hora de formar su policía comunitaria, hermanos. Si no podemos entrar a salvar Apatzingán lo vamos a rodear, escribieron los grupos en Facebook.

A pesar de que en redes sociales y diversos medios la versión se propagó, el gobierno de Michoacán, que encabeza el priísta Fausto Vallejo Figueroa, no emitió ninguna postura oficial.

Sólo el secretario de Seguridad Pública, Alberto Reyes Vaca, aseguró que las guardias civiles no se han expandido a Santiago Acahuato (de unos 900 habitantes) u otras rancherías de Tancítaro, toda vez que la zona está bajo control de militares y policías federales.

El 21 de noviembre, Vallejo Figueroa advirtió que no se permitiría la expansión de las autodefensas en la entidad, por lo que Reyes Vaca puntualizó ayer que hay puntos de bloqueo para evitar que los guardias civiles se sigan moviendo.

Subrayó que, en términos militares, el concepto de los grupos de autodefensa no existe, por lo que es gente armada que para nosotros son delincuentes; no hay otro término.

Después de formar grupos de guardias civiles en los poblados de El Zapote, El Corrijo y Rancho Grande, la autodefensa de Tepalcatepec afirmó que 90 por ciento de las comunidades en Tancítaro ya se encuentran levantadas en armas.

El responsable del grupo de avanzada de los guardias comunitarios, Francisco Rangel, afirmó que no se detendrán hasta tomar todos los municipios de la Tierra Caliente y Sierra Costa.

“Vamos por El Bebé, La Tuta y El Chayo. Nuestra función es liberar a los pueblos del sometimiento de Los caballeros templarios”, apuntó.

(Con información de Daniela Osorio / La Jornada Michoacán y la Agencia Esquema)