jueves, 28 de noviembre de 2013

Pide Raúl Vera a Aguirre gestionar el desafuero del alcalde de Iguala


Denuncia el obispo de Saltillo que la casa del testigo del crimen fue allanada el martes pasado

Hace responsable al gobernador de la vida del sobreviviente del levantón a los dirigentes de UP

REDACCIÓN ( )

El obispo de Saltillo, Raúl Vera López, envió una carta al gobernador Ángel Aguirre Rivero para demandarle que gestione de manera inmediata el desafuero del alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez; garantice la protección al sobreviviente Nicolás Mendoza Villa y su familia, atienda la recomendación de Human Rights Watch y cese la criminalización de la labor de activistas sociales y defensores de derechos humanos.

Vera López escribió en su carácter de presidente de la Red Solidaria Década contra la Impunidad AC, y le pide también el cese del hostigamiento y amenazas a los integrantes de la Unidad Popular, así como seguridad física y sicológica para la familia de Arturo Hernández Cardona.

“Es responsabilidad del gobierno de Guerrero frenar, investigar y sancionar los allanamientos a los domicilios de las familias de las víctimas, específicamente nos referimos al allanamiento realizado el día martes 26 de noviembre del año en curso al domicilio del activista sobreviviente de este caso, Nicolás Mendoza Villa”, se lee en la carta del prelado.

“Lo responsabilizamos –indica la carta– de la vida del sobreviviente Nicolás Mendoza Villa y su familia”.

También lo responsabilizaron por “la vida y seguridad de las y los defensores de derechos humanos que integramos la Red Solidaria Década Contra la Impunidad AC”.

Además de Vera López, el documento está firmado por Ma. Magdalena López Paulino, secretaria ejecutiva de la Red.