lunes, 11 de noviembre de 2013

GUERRERO: Es una campaña de limpieza: Redgroac


CITLAL GILES SÁNCHEZ ( )

Chilpancingo, 10 de noviembre. En Guerrero hay una campaña de limpieza de luchadores sociales orquestada desde el gobierno del estado, alertó el representante de la Red Guerrerense de Organismos Civiles de Derechos Humanos (Redgroac), Manuel Olivares Hernández.

Consultado sobre el asesinato del dirigente de la Organización Popular de Productores de la Costa Grande, Luis Olivares Enríquez, y de su pareja, Ana Lilia Gatica, Olivares Hernández dijo que “nos estamos enfrentando a toda una campaña de limpieza de luchadores sociales”, y recordó que este año han sido asesinados Arturo Hernández Cardona, Raymundo Velázquez Flores, Rocío Mesino Mesino y Luis Olivares Enríquez.

“Vemos que prácticamente el gobierno de Ángel Aguirre Rivero está en esa actitud de hacer esa limpieza de luchadores sociales (…); no hay otra forma de entenderlo, ya que todos ellos, como gente luchadora, han tenido problemas con el gobierno por la exigencia y la firmeza con la que han estado demandando solución a las necesidades de la gente”, dijo.

Luis Olivares y varios miembros de la organización habían acudido a la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos en Guerrero (Coddehum) para solicitar medidas cautelares luego de la detención de cinco jóvenes afiliados, acusados de asesinar al dirigente de la Larsez, Raymundo Velázquez Flores, y que luego fueron torturados para inculparse, según denunció.

También fue asesinado otro integrante de la OPPCC y primo de la ex esposa de Luis Olivares, David Romero Téllez, junto al que fue dejado una amenaza de muerte escrita contra Luis Olivares.

Sin embargo, las medidas cautelares nunca fueron activadas, lamentó el dirigente de la Redgroac: “desgraciadamente, los tiempos le ganaron; entendemos que tal vez la Coddehum no comprendió hasta dónde era urgente otorgar esas medidas de protección para él; tal vez eso fue lo que pasó, porque hay situaciones de emergencia que deben entenderse e interpretarse para evitar cosas como las que sucedieron”.

Manuel Olivares no descartó que haya más asesinatos de luchadores sociales.