lunes, 13 de enero de 2014

Autodefensas condicionan diálogo a la detención de templarios


En Nueva Italia, un grupo de autodefensa se enfrentan a presuntos integrantes de los Caballeros templarios, para expulsarlos del municipio, el 12 de enero. Foto Ap/ Eduardo Verdugo

México, DF. El vocero de la policía comunitaria en Michoacán, Estanislao Beltrán, señaló que aunque los grupos de autodefensa están dispuestos a dialogar con el gobierno federal, eso será posible cuando se dé la detención de los líderes de los Caballeros Templarios.

"Nuestro objetivo es limpiar de los Caballeros Templarios hoy. Si el gobierno federal acciona y nos entrega a los todos los máximos líderes de los Caballeros Templarios, como el Chayo, la Tuta, el Quique, que son los que ocasionan los levantones, los secuestros, cuando haya hecho el gobierno federal alguna detención, entonces veremos qué vamos a hacer", señaló.

En entrevista radiofónica, Beltrán deslindó a los autodefensas de las quemas de vehículos y negocios.

Señaló que la finalidad de estas organizaciones es defender los 113 municipios del territorio michoacano, y aseguró que los michoacanos no se explican por qué aún no se ha aprehendido a algún líder de los Caballeros Templarios.

En cuando a la quema de negocios y autobuses, Beltrán aseguró que son realizadas por los Caballeros Templarios. "Nosotros, como autodefensas, jamás vamos a destruir algo que nos sirve", sostuvo.

Sobre la reunión que celebrará en Michoacán el gabinete de seguridad del presidente Enrique Peña Nieto, el vocero pidió poner atención a la situación que se vive en la entidad, y solicitó ayuda para "limpiar del crimen organizado, de asesinos, nuestro estado".

Y una vez que Michoacán esté limpio del crimen organizado, dijo, los integrantes de los grupos de autodefensa "nos dedicamos a lo que sabemos hacer. Nosotros somos gente de trabajo, gente productiva, somos ejidatarios, producimos limón mexicano, toronja y otros productos".

“Nosotros no queremos ser policías, no queremos ser comandantes. Nuestro interés no es agarrar un puesto. Nuestro interés es tener a nuestras familias protegidas".

“La negociación sería cuando ya hayan detenido a los líderes de Los Caballeros Templarios. No es posible negociar (antes) si no hemos arreglado nada”, insistió.