miércoles, 22 de enero de 2014

Comunicado de Las Abejas de Acteal


Organización de la Sociedad Civil Las Abejas
Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal

Acteal, Ch'enalvo', Chiapas, México.

22 de enero de 2014

A las Organizaciones Sociales y Políticas
A las y los Defensores de los Derechos Humanos
A los Medios de Comunicación Alternativos
A la Prensa Nacional e Internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional
A las y los Adherentes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

Hermanos y hermanas

En esta Tierra Sagrada les damos la bienvenida y desearles un feliz año nuevo, a pesar del infierno que reina en nuestro sufrido y sangrado México.

Nuestro corazón está muy triste e indignado por la guerra que se vive en el estado de Michoacán y no nos extraña que el gobierno no actúa para detener la violencia, sino, al contrario muchas de las autoridades civiles y militares están coludidos con la delincuencia organizada, como lo han denunciado habitantes de Apatzingán, Michoacán. Este hecho es una vergüenza para México.

Sabemos que las armas no traen vida, sino, las quita, pero, los habitantes del estado en mención, han optado en crear autodefensas, porque esa es la opción que propicia el mal gobierno y su ejército al no aplicar la justicia y proteger a la ciudadanía de las garras de los delincuentes narcotraficantes. Por ejemplo leímos en varios diarios del país, que los militares en lugar de capturar a los carteles del grupo criminal “Caballeros Templarios”, matan a 4 civiles entre ellos una niña en Apatzingán, Michoacán.

En el gobierno de Felipe Calderón dejó más de 60 mil muertos, sin contar los desaparecidos y desaparecidas por su guerra contra el narco. Y ahora Enríque Peña Nieto está muy claro que quiere seguir esa política de guerra que creó Calderón, no le importa la vida de los inocentes. ¿Qué clase de seres humanos son estos dizque gobiernos, que no les duele la vida humana? Pero como estos “gobernantes” son empleados de los países neoliberales, es entonces que no tienen alma y conciencia.

Está muy claro que el neoliberalismo se alimenta de: discursos demagógicos, proyectos asistencialistas, despojo de tierras, violencia, drogas, feminicidio, discriminación, represión, cárcel, masacres, impunidad, etc. Y para imperar este modo de vida, según el neoliberalismo tiene que haber un Zedillo, un Calderón, un Peña Nieto o sea los funcionarios y políticos tienen que ser corruptos y mafiosos.

Es que estos gobiernos del mal o sea neoliberales son tan cínicos e hipócritas; según el gobierno de Estados Unidos quiere ayudar por la situación en Michoacán, cuando en realidad su país es el principal consumidor de las drogas y el vendedor de armas para las guerras que asesinan pueblos y países inocentes. Lo que dicen y hacen los gobiernos neoliberales, dan asco.

Hermanos y hermanas, nuestro México, nuestro mundo está en crisis total por culpa de unos pocos ambiciosos del dinero y del poder que quieren obtener y controlar todo a costa del trabajo de los pobres y de sangre inocente.

Nosotros y nosotras de Las Abejas de Acteal, volvemos a ratificar y sostener nuestra palabra que nada esperamos de los malos gobiernos, nada de los partidos políticos. Nosotros los pueblos somos los que tenemos que decidir cómo tenemos que gobernar y vivir en armonía entre los seres humanos.

En estos días los hermanos y hermanas desplazados del ejido Puebla, están en su comunidad cosechando su café por 10 días. A pesar de que el gobierno municipal, estatal y federal “garantizó” tranquilidad en estos días de estancia, los hermanos y hermanas nos han reportado incidentes como:

insultos verbales de jóvenes del grupo agresor hacia los desplazados cuando caminan en las calles.
Probables disparos de armas de fuego cerca de un río de dicho ejido.
El día domingo 19 de enero del presente, el síndico del municipio oficial de Chenalhó, ofreció 600 pesos al representante de los y las desplazadas para que “todos tomaran café”. Obviamente el compañero no aceptó ese dinero, le dijo al síndico en tono de respeto, “discúlpame pero no lo voy a aceptar, no venimos aquí a pedir dinero, lo que queremos es justicia”.

Que triste e indignante que las autoridades oficiales del mal gobierno su uso y costumbre que en vez de aplicar la justicia, ofrece regalitos, migajas con el objetivo de dejar en impunidad desde un delito sencillo hasta un crimen de lesa humanidad como la masacre de Acteal.

Está muy claro que el mal gobierno en sus tres niveles, su corazón y su cabeza no quieren que haya paz con justicia y dignidad en el ejido Puebla. Es que el mal gobierno en vez de resolver el conflicto del predio católico en dicho ejido, sólo quiere que se olvide las agresiones a nuestros hermanos y hermanas y pide que haya “borrón y cuenta nueva”, o sea abonar la impunidad, como ya es costumbre del mal gobierno.

Ante todo lo anterior, los desplazados y desplazadas piden a los solidarios que exijan al gobierno a que cumpla con estas principales demandas:

Justicia para los agresores y condición de seguridad para el retorno definitivo
Reconocimiento del terreno a los católicos
Reparación de daño de la iglesia destruida y de las pertenencias robadas

Esperamos que los hermanos y hermanas desplazados puedan permanecer los 10 días, aunque como ya se mencionó no existe una buena condición de permanecer en Puebla, porque ven que no son respetados por el grupo agresor.

Son tantas cosas que empiezan en este año 2014, pero, lo triste es que empieza con más sangre y una gran impunidad de lo peor.

A pesar de todo, tenemos que reforzar nuestra lucha. Levantar la voz para que se calme la guerra en Michoacán. La violencia en dicho estado, es el reflejo de cómo México está sumergido en el infierno.

Pedimos respetuosamente a todos los hombres y mujeres de buen corazón ante esta realidad que se vive en México; a unirnos y hacer protestas, manifestaciones, denuncias públicas desde nuestros rincones porque urge detener esta pesadilla.

Antes de terminar, queremos decir que este 24 de enero cumplen 3 años que Jtotik Samuel ya no está físicamente, pero, su presencia espiritual y enseñanzas que nos compartió, aquí han quedado para siempre con nosotros y nosotras. Su memoria vivirá siempre en nuestro corazón. Nunca olvidaremos su lucha por la paz con justicia y dignidad para nuestros pueblos.

Hermanos y hermanas reciban muchas fuerzas en sus corazones, no se desanimen, sigan firmes en sus luchas, porque apenas comienza el año.

ATENTAMENTE
La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas

Por la Mesa Directiva:

Antonio Gutiérrez Pérez
Martín Pérez Pérez

Nicolás Arias Cruz
Simón Pedro Pérez López