miércoles, 8 de enero de 2014

Denuncian penalmente a policía que mató a un puma


La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) presentó una denuncia penal ante el Ministerio Público Federal, en contra del policía municipal de Peñón Blanco, Durango, Gilberto Ochoa, quien en diciembre de 2013 mató a un puma, especie catalogada en peligro de extinción.

El 19 de diciembre, el elemento policiaco publicó en su cuenta de Facebook una fotografía en la que posa con el felino, al que asegura que cazó con su arma, aunque no aclara si el animal representaba un peligro para alguna persona.

En un comunicado, la Profepa explicó que el artículo 420, Fracción V del Código Penal Federal, establece que dañar algún ejemplar de especie de fauna o flora considerada en riesgo o peligro de extinción, es un delito que se castiga hasta con 9 años de cárcel.

Del mismo modo, la dependencia recomendó a los ciudadanos que habiten cerca de áreas silvestres aplicar una serie de medidas para evitar que animales como pumas, jaguares y osos merodeen sus propiedades.

Entre estas recomendaciones se encuentran: descubrir y retirar lo que atrae al animal silvestre a la propiedad; evitar fotografiar y alimentar a los animales silvestres, ya que volverán por más alimento; mantener una distancia segura entre la persona y cualquier animal silvestre, y no acercarse, ni obstruir las rutas de escape.