martes, 12 de noviembre de 2013

Cárdenas califica de ‘‘ilegítima’’ la iniciativa energética de Peña


Víctor Ballinas

Intervención del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas durante la clausura del Debate Público de la Reforma Energética, en la casona de Xicoténcatl. Lo acompañan Dolores Padierna, Manuel Camacho, Miguel Barbosa, Jesús Zambrano, Marcelo Ebrard y Porfirio Muñoz Ledo, entre otrosFoto Jesús Villaseca

Al participar en la clausura de los foros en materia energética, organizados por el PRD en el Senado, el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas aseguró que la reforma del Ejecutivo Federal es una iniciativa ‘‘ilegítima’’ desde el punto de vista político, porque en la campaña presidencial de 2012 ningún candidato planteó cambios a la Constitución ‘‘para abrir la puerta al retorno de las compañías petroleras al manejo de los recursos de México’’.

En la antigua sede senatorial de Xicoténcatl, donde se realizó el foro de análisis, el ex candidato presidencial convocó a los senadores perredistas a ‘‘convencer a los legisladores de otros partidos de votar en contra de la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto, para que no queden marcados de por vida por ese voto de la ignominia’’.

Sería muy grave, insistió Cárdenas, ‘‘que los legisladores queden marcados por este voto contrario a la lucha emancipadora del pueblo de México’’. En caso de que se apruebe esa reforma, aseveró Cárdenas Solórzano, ‘‘recurriremos a la Constitución para pedir que se convoque a una consulta popular y echemos abajo’’ esas modificaciones a la Carta Magna.

A su vez, Marcelo Ebrard Casaubon, ex jefe de Gobierno del Distrito Federal, ante el presidente nacional perredista, Jesús Zambrano, y el coordinador de los senadores del sol azteca, Miguel Barbosa, llamó a que sea ‘‘el PRD el que encabece sin titubeo alguno la oposición eficaz y contundente a esa iniciativa de contrarreforma constitucional que compromete gravemente el futuro de los mexicanos’’.

Ebrard llamó a los legisladores de su partido a que ‘‘no tengamos las ambigüedades de la reforma hacendaria vergonzosa. Actuemos con resolución. En esta hora de México, demostremos por qué la izquierda no sólo tiene el derecho y la razón para gobernar, sino también tiene las agallas y la integridad para hacerlo’’.

Porfirio Muñoz Ledo, en su turno, subrayó que la iniciativa de Peña es un retroceso histórico y condena al país a ser un proveedor permanente de crudo. Precisó enseguida: ‘‘Las reformas constitucionales son válidas cuando se garantizan la identidad y continuidad de la Constitución, considerada como un todo, lo que implica el reconocimiento de la irreformabilidad de las decisiones políticas’’.

A su vez, el sacerdote dominico Miguel Concha Malo manifestó que la reforma del presidente Peña Nieto ‘‘nos pone en manos de quienes no tienen interés en beneficiar o proteger la economía del país, y constituye, en el mejor de los casos, una ingenuidad, una inexperiencia mayúscula, una ignorancia supina, una pérdida del sentido nacional más elemental’’.

Sin embargo, sostuvo que ‘‘en el peor de los escenarios, se trata de una verdadera traición que antepone intereses particulares o singulares al interés común y, por tanto, debiera ser sancionada’’.

Zambrano, en su oportunidad, aseveró: ‘‘Quiero dejar muy claro que en este tema en el PRD no tenemos absolutamente ninguna diferencia, estamos en favor de una reforma energética integral; lo hemos resumido en una frase: reformar sin privatizar’’.

Por su parte, el coordinador de los senadores del sol azteca, Miguel Barbosa, convocó a las fuerzas progresistas del país a formar un frente único para la defensa del petróleo y llamó a la movilización social para impedir la privatización de Pemex. ‘‘Esa batalla yo estoy cierto que la vamos a ganar, pero la vamos a ganar mejor si estamos unidos’’.

Luego, en entrevista, dijo: ‘‘Tenemos acercamiento con 16 senadores del PAN, que hacen el número mágico: 16 votos panistas, 22 del PRD, cinco del PT, más la senadora Layda Sansores hacen un total de 44. Número mágico para parar cualquier reforma’’.