martes, 19 de noviembre de 2013

Fuerzas federales sitian poblado guerrerense tras balaceras


EZEQUIEL FLORES CONTRERAS

CHICHIHUALCO, Gro. (proceso.com.mx).- Un enfrentamiento armado entre grupos delincuenciales provocó pánico y terror entre los pobladores, así como la suspensión de clases y labores en esta pintoresca comunidad ubicada en la zona serrana de la entidad.

Desde las 8:30 horas, los habitantes alertaron a través de redes sociales sobre balaceras en distintos puntos del poblado, incluso señalaron que civiles armados advirtieron a los ciudadanos que no salieran a las calles porque estaban “limpiando la plaza”.

Hasta las 15:30 horas no se tenía un reporte oficial sobre este nuevo hecho de violencia que ocurre a dos días de que en el mismo lugar se registró otro enfrentamiento que dejó un saldo de un pistolero muerto y otro herido.

En un recorrido que realizó este medio, se pudo constatar que la imagen de Chichihualco es la de un pueblo fantasma.

Los establecimientos comerciales, planteles escolares y edificios públicos permanecen cerrados.

En las calles decenas de policías federales y militares realizan recorridos a bordo de unidades artilladas y por aire dos helicópteros tipo Black Hawk sobrevuelan la zona conocida como El Llano.

La mayoría de los habitantes permanecen encerrados en sus hogares, como se los ordenaron los pistoleros.

Algunos más se encuentran en la plaza central con rostro que refleja incertidumbre y desconcierto.

Pobladores entrevistados indican que desde anoche arribó un grupo de al menos 70 hombres armados que permanecieron apostados en el corral de toros y por la mañana de este martes se desató el enfrentamiento que desató la psicosis entre la población.

La comunidad se mantiene sitiada por agentes federales y soldados que han desplazado a las autoridades municipales, encabezadas por el alcalde perredista Leopoldo Cabrera Chavez, quien simplemente permanece escondido.