martes, 19 de noviembre de 2013

PUEBLA: Maestros marcharán mañana para manifestar su rechazo a las reformas estructurales


Elizabeth Rodríguez Lezama

Tehuacán. Con el fin de conmemorar el aniversario por el inicio de la Revolución Mexicana, los maestros del Consejo Democrático Magisterial Poblano (CDMP) lanzaron la convocatoria para que los docentes, campesinos, obreros, padres de familia y estudiantes participen en una marcha que se efectuará mañana en esta ciudad.

Mientras participaban en la movilización realizada este lunes en la capital poblana anunciaron que se unirán a las acciones nacionales que se realizan por parte de los maestros en resistencia.

El vocero del CDMP, Ramiro Arciga, indicó que la lucha que inició contra la reforma educativa es ahora popular–nacional en contra de las reformas estructurales, porque poco a poco el pueblo se va dando cuenta de que los cambios propuestos por Enrique Peña Nieto a las leyes van a ser lesivos para los mexicanos.

Indicó que el gobierno ha creado una serie de problemas para la nación, y es por ello que los profesores decidieron movilizarse para exigir respeto a los derechos del pueblo y evitar que se privatice la educación y el petróleo.

La lucha será permanente hasta que se derogue la reforma educativa, indicó el vocero del CDMP, quien llamó a sus compañeros de la región de Tehuacán a unirse a las manifestaciones de protesta.

Indicó que en los estados los maestros están participando en diversas acciones, tal como se acordó en el plan de movilizaciones que se planeó a nivel nacional con el fin de demostrar que cada vez son más los que se oponen a las reformas estructurales del país.

Para Ramiro Arciga, en este momento se vive ya una situación laboral muy difícil, apenas similar a la que se sufría en los tiempos de Porfirio Díaz, por lo que los trabajadores ya no pueden soportar más cargas económicas y encima el desempleo al que miles de ellos han sido lanzados por la quiebra de empresas.

Encima de ello, señaló, los gobiernos federal y estatales están contribuyendo con sus reformas al despojo de los derechos laborales, porque hacen leyes a favor de la parte patronal y dejan en el desamparo a la clase trabajadora.

Arciga resaltó que no es aceptable permitir que se aniquilen los derechos, porque para ganarlos muchos mexicanos ofrendaron su propia vida y es deber del pueblo luchar por su defensa.