martes, 19 de noviembre de 2013

Pemex busca alianza con Slim, revela ABC; la paraestatal lo niega


ALEJANDRO GUTIÉRREZ

MADRID (apro).- La guerra de filtraciones y desmentidos en torno del conflicto de Pemex con Repsol, de la que la paraestatal es accionista, va cuesta arriba conforme se acerca la sesión extraordinaria del Consejo de Administración de la petrolera española, en diciembre próximo.

El diario ABC adelantó en su edición de este martes que Pemex estaría en busca de un pacto con el magnate Carlos Slim para dar un paso al frente en el núcleo accionarial de la española Repsol, con el fin de lograr mayor control.

La estrategia consiste en que Slim, como un inversor “afín” a Pemex, adquiera un 10% del capital de la petrolera, que se sumaría al 9,3% que posee la paraestatal.

La paraestatal que dirige Emilio Lozoya presentaría en una próxima sesión del consejo de administración, un acuerdo con “un importante multimillonario internacional con interés en el mercado energético”, dice la publicación, cuyas fuentes consultadas pero no identificadas, apuntan a Carlos Slim, quien ha diversificado sus negocios al sector.

Esta estrategia apuntaría a que el dueño de América Móvil compraría en el mercado acciones de Repsol, que tiene aún un “free float” de algo más del 60% de su capital. Los precios en el mercado de dicha operación, en base al precio de la acción al cierre del mercado el día de ayer (18,66 euros), oscilará en unos 2 mil 400 millones de euros.

La filtración al ABC tuvo una réplica inmediata de la Dirección de Comunicación Social de Pemex, que negó el acuerdo con Slim, según difundieron la agencia Notimex y el sitio web del diario Reforma.

Según dichas publicaciones, Pemex no está interesada en un negocio similar, ya que el valor de las acciones de Repsol ha caído en el mercado.

Además, la paraestatal aseguró que enviarán una carta aclaratoria al diario ABC, medio que difundió la noticia originalmente.

En agosto de 2011, cuando Pemex incrementó de 4,5 a 9,8% su participación en Repsol estaban en 27,40 dólares la unidad, y hoy están a 25,036, no obstante llegaron a caer hasta 13,21 dólares.

En el conflicto abierto que mantienen Repsol, YPF y Pemex, el choque entre la dirección de Pemex de Emilio Lozoya y la de Antonio Brufau al frente de la petrolera hispana, toma nuevos cauces en estos días.

En este sentido se entienden las declaraciones que Lozoya emitió en días pasados, cuando señaló: “Estoy muy decepcionado con la evolución de Repsol durante la gestión de Brufau. Queremos mejores resultados para nuestra participación en la compañía”.

Proceso adelantó en su edición 1930 (27 de octubre) sobre el choque entre estos protagonistas y como el caso había escalado a diferencias entre los propios gobiernos de España, Argentina y México por el caso Repsol.

El semanario se refiere, asimismo, que Slim no es un actor ajeno a este caso, debido a que obtuvo el 8,4% de YPF, tras la expropiación por parte del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, por el incumplimiento en el pago de una deuda que la familia Ezkenasi tenía con el mexicano. La familia argentina era poseedora de ese porcentaje de YPF.

En esa información del semanario se adelantó la amenaza de Lozoya de abandonar el capital de Repsol después de permanecer desde la creación de dicha empresa. En buena medida, la advertencia deriva de la inconformidad por la gestión que el presidente de Repsol ha tenido en el manejo de la crisis por la expropiación de YPF, por parte del gobierno argentino.

En este sentido y en coincidencia con ABC, el diario digital El Confidencial adelantó que Pemex planea maniobrar para lograr el cese de Brufau de su cargo en una junta extraordinaria de Repsol.

Según esta información, Pemex prepara con un equipo de abogados, el banco francés Crédit Agricole y con una firma de captación de inversionistas la convocatoria de la petrolera cuyo único punto del día será el relevo de Brufau.

Señala que la operación se urdió hace dos semanas en Houston, donde Pemex organizó una reunión en la que además de Lozoya estuvieron José Manuel Carrera Panizzo, director general de PMI Internacional y consejero delegado del grupo en España, y Arturo Henríquez, director general de Adquisiciones de Pemex y consejero de la paraestatal en Repsol.

También fueron convocados Javier Villasante, responsable del área internacional de Cuatrecasas el bufete español que lleva los asuntos legales de Pemex, un directivo de Crédit Agricole, con una empresa especializada en aglutinar votos de inversores, y asesores de comunicación internacional de Pemex, Brunswick Group.

El encuentro tuvo como propósito la preparación de una solicitud de junta general extraordinaria en Repsol para antes de final del año, con el fin de plantear la sustitución de Brufau.

De esta operación tendría conocimiento el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, quien habría sido informado por el presidente Enrique Peña Nieto, durante su encuentro en Panamá, en el marco de la Cumbre Iberoamericana.

Dice, asimismo, que en esta operación juega también un papel fundamental La Caixabank, el accionista del núcleo duro de Repsol, que mantiene alianzas estratégicas con Slim tanto en el banco, como en Caixabank y en el Grupo Inbursa.

Coincidentemente, Caixabank anunció hace dos semanas la colocación acelerada de bonos convertibles por acciones de Repsol. Hasta hoy, Caixabank mantiene un 12% de Repsol que reduciría a 9,52%.