lunes, 19 de octubre de 2009

Señales obscenas




Astillero
Señales obscenas
PRI destapado
Dedo Fucks
Trío Calavera
Julio Hernández López

Foto

PARA DESINFLAR EL PRESUPUESTO DE LOS PARTIDOS. Integrantes de diversas organizaciones, académicos y ciudadanos independientes, durante el lanzamiento de la campaña ciudadana Menos dinero a partidos: ya bájenle, ayer en el Monumento a la IndependenciaFoto Cristina Rodríguez
T
abasco y Coahuila son la confirmación de que las elecciones, en los tiempos del PRI reconstituido, han pasado a ser un trabajo gubernamental de gabinete cuyos resultados predeterminados deben alcanzar formalidad, por mero protocolo, al cierre de urnas. El químico Granier gasta las despensas del erario en la guerra contra el PRD, que en la traducción mediática nacional significa una nueva derrota para el villano designado, Andrés Manuel López Obrador. La familia Moreira, en el estado norteño, desplaza y destroza al panismo calderonista que soñó con hacerse del poder estatal, y abre el camino a las tentaciones de la sucesión fraterna: hermano Humberto gobernador podría dejar la gubernatura a hermano Rubén diputado federal y dirigente estatal tricolor, pues lo que cuenta en la nueva política sin prejuicios consanguíneos son los resultados y no las actas de nacimiento ni las arcas compartidas.

El PRI marca líneas y determina el futuro. No sólo en lo electoral, sino en lo presupuestal. Por ello se pasma el proceso legislativo a la espera de que los poderosos gobernadores priístas ordenen a sus bancadas lo que deben hacer (se suspenden, en tanto los tres colores se ponen de acuerdo, dos sesiones, la plenaria de los legisladores priístas de San Lázaro y la de la Comisión de Hacienda). El PAN y el calderonismo buscan alternativas tramposas al 2 por ciento impositivo que según eso sería para luchar contra la pobreza y, a cambio, gestionan un IVA de 16 por ciento, bajo la tesis de ciencia económica profunda que se pregunta qué tanto es tantito. Pero los priístas se revuelven internamente porque los gobernadores quieren recursos a como dé lugar, pero al mismo tiempo se resisten ciertos diputados (de rebeldía manejable mediante ciertas concesiones básicas) a aprobar ese uno por ciento de incremento por las consecuencias electorales que podría representarles rumbo a 2012.

Aún no aparece la Roqueseñal (aquella que con explícito sentido de arrejuntamiento carnal hizo el entonces notable diputado federal priísta Humberto Roque Villanueva al ser aprobada otra fornicación fiscal), pero en San Cristobal Ranch la representación escultórica de la mano de Chente Fucks haciendo la presunta V de la victoria fue convertida por politólogo vandalismo en la típica señal introductoria del dedo medio erecto al que acompañan, adjuntos, sus compañeros prudentemente retraídos (en el caso, los artistas de la destrucción le tumbaron el índice a la mano del futuro premio Nobel de la Paz por Oaxaca). Chente, desde Viena, ya le había mandado un día antes atentos saludos a su criatura electoral, el gerente de recursos humanos apellidado Cal de Ron, al considerar que la estrategia militar contra el narco había multiplicado los problemas en lugar de solucionarlos y que ya son tres años, creo que es indispensable venir con nuevas ideas y nuevas estrategias. Oh: duro golpe (uno más) de Chente Recién Exonerado contra el michoacano en traje de faena en talla mayor.

Pero nada mella el alegre ánimo combatiente del lic. Felipe. Él sigue echándole la culpa al SME hasta del asesinato de Colosio y sus operadores cavernícolas mantienen el fuego: el secretario GoMón coordina las suertes de engaño que oficialmente han sido llamadas Mesa de Diálogo, concebidas por el pinolerismo como forma de ganar tiempo y tratar de que se seque la pólvora eléctrica, y el trágico pianista de la guillotina laboral, Javierdugo Lozano, juega amargamente con ofrecimientos de franquicias y otras fantasías de cotorreo proletario: por ejemplo, capacitación en inglés, cómputo y variedades eléctricas a los despedidos para que puedan presentarse con mayor decoro a la feria del desempleo que diariamente se pone a un costado de la Catedral Metropolitana. El Trío Calavera juega a la provocación, como si su estrategia fuera obligar al SME y a la izquierda social que le acompaña a entrar a una fase de confrontación que no sólo sirva de distractor ante los problemas económicos que se viven y se agudizarían inflacionariamente con los nuevos esquemas fiscales, sino incluso de culpar a este gremio y al movimiento social de resistencia, en general, de las culpas pasadas –acusaciones que ya practica con entusiasmo el antedicho gerente de la República–, sino de las crisis que estuvieren por venir.

En ese negro panorama, los héroes de la Independencia fueron tocados ayer por el mismo color mediante una manta colocada por Greenpeace en el Ángel para denunciar el nuevo golpe del calderonismo contra la ecología y la soberanía nacionales, al autorizar la siembra experimental de maíz transgénico. Una teatralización oportuna hizo a las estatuas de los próceres lanzar a los mexicanos las siguientes frases: Vicente Guerrero: Nuestro maíz es primero. ¡Traidores!; Miguel Hidalgo: Muera el mal gobierno que autoriza transgénicos; y José María Morelos: La soberanía dimana de nuestro maíz criollo. Greenpeace, pero no sólo esa organización, exige que se revoque la autorización de las siembras, el establecimiento de una moratoria definitiva e inmediata al maíz transgénico y la aplicación de medidas estrictas para proteger las variedades nativas y determinar el grado de contaminación transgénica de los cultivos de maíz en México. La manta, negra, decía: Maíz transgénico, fin de la Independencia.

Y, mientras la cúpula de la Iglesia católica aprovecha el desbarajuste nacional para meterse abiertamente en política y trata de condicionar la decisión de los poderes laicos y presuntamente soberanos de este presunto país, al descalificar abiertamente a Emilio Álvarez Icaza para que presida la CNDH porque, según el inquisidor Hugo Valdemar, ha sido el más connotado proabortista del Distrito Federal, ¡hasta mañana, en esta columna que confiesa estar absolutamente en favor de la liquidación de LyFC, es decir, de la liquidación laboral y política de Lozano y Felipe Calderón!

Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx